Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alfonso Cuarón dejó cine para cuidar a hijo

El realizador se alejó de los sets cinematográficos durante casi un año porque en este tiempo estuvo al lado de su pequeño de cuatro años, a quien se le diagnosticó autismo.
El realizador se alejó de los sets cinematográficos durante casi un año porque en este tiempo estuvo al lado de su pequeño de cuatro años, a quien se le diagnosticó autismo.
Alfonso Cuarón El realizador se alejó de los sets cinematográficos durante casi un año porque en este tiempo estuvo al lado de su pequeño de cuatro años, a quien se le diagnosticó autismo. (Foto: Clasos)

El realizador Alfonso Cuarón reveló que su ausencia de los sets cinematográficos durante casi un año se debió a que en este tiempo estuvo al lado de su hijo de cuatro años, a quien se le diagnosticó autismo.

El cineasta, quien asistió ayer junto con su hermano Carlos, y la actriz Claudia Ramírez, al relanzamiento del DVD de "Sólo con tu pareja" hizo público su secreto familiar, sin actitudes protagonistas, sino como un ser humano que enfrenta situaciones como todos en esta vida.

Asimismo, comentó que forma parte de un grupo de personas que apoyan una fundación que ayuda a niños que padecen autismo, tarea que lleva a cabo como cualquier otra, pero con mayor entusiasmo.

"Doy mi apoyo a la Fundación Autism Speaks, que es la única organización que trata seriamente el problema del autismo, creo que es una epidemia global, los niveles son realmente preocupantes", dijo.

Publicidad

Para Cuarón, la enfermedad es ya una epidemia que ha ido avanzando, porque se habla de que uno de cada 150 niños padece el autismo, ya que la enfermedad no respeta clases sociales ni religiones.

"Hay muy poca conciencia acerca del autismo y Autism Speaks logró que el 2 de abril fuera considerado el Día Internacional del Autismo, porque la ONU (Organización de las Naciones Unidas) entiende la seriedad del problema porque sólo se ha dado el caso de que dos enfermedades con como el Sida y la diabetes, fueran consideradas".

"México es un país en el que miles de niños padecen esta condición y no tienen sistemas de apoyo ni la confianza de los padres", sentenció el cineasta.

"Yo tengo un niño con esa condición y puedo decir queafortunadamente tengo los medios económicos y el acceso aespecialistas y por lo mismo he dejado de trabajar, suspendí todosmis proyectos para dedicarme a mi hijo", subrayó.

Añadió que su pequeño está saliendo de su condición, motivo suficiente que lo alienta a regresar al cine pero más adelante.

Publicidad

"En nuestro país casi nadie le presta atención al problema ypara colmo, muchos niños son de bajos recursos y los que tienen van aEstados Unidos a tratarlos, por eso yo invito a que la gente se informe al respecto", apuntó.

Dijo estar muy involucrado con organizaciones, ya que viviendoen Londres puede estar más en contacto con instituciones, peroinclusive en ese país se observa cómo es "prehistórico" la forma enque asumen su responsabilidad ante el problema.

"Hay países como Estados Unidos que ha hecho un trabajorealmente innovador, eso es realmente lo que se debe de hacer entodos lados, en México, principalmente".

Subrayó que debido a que en naciones como Estados Unidos, Japóny los países escandinavos la detección de problema se realiza a una temprana edad, es por eso que su hijo se encuentra mucho mejor.

"Le detectamos su condición poco después de los dos años y medio. Los médicos oficiales nos decían que si no hablaba a los cinco años viéramos qué pasaba, pero a esa edad ya no podíamos atenderlo como es debido, así que es muy importante que se eduque a los padres para que echen ojo a ciertos síntomas, si los identifican hay una gran probabilidad de rehabilitar a sus niños".

Publicidad

Cuarón dice estar satisfecho de que afortunadamente a su hijo se le atendió en el momento indicado, y que gracias a ello, lo pudieron someter a las terapias correctas.

"Su caso era muy superficial, los síntomas que manifestaba era que cuando tomaba un carrito, no jugaba con él, sino que lo volteaba hacia arriba y giraba las ruedas, además, hacía unos berrinches constantes".

Según lo explicó el cineasta, a veces los padres creen que el niño es berrinchudo, y eso de no hacer contacto visual y que haya tardanza en hablar, les parece normal.

"Hay muchos niños autistas que hablan, pero que son monotemáticos, que no te hablan de otra cosa más que lo que conocen. Son síntomas identificables, así que hay que estar listos", explicó.

Finalmente, comentó que se seguirá esforzando por colaborar con esas organizaciones que se dedican a brindar ayuda a quienes padecen autismo, sobre todo, ahora que radica en Londres, donde es posible encontrar mejor atención médica para su hijo.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad