Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sarah Brightman cautiva al Palacio de los Deportes

La soprano británica se presentó la noche de ayer ante más de 10 mil personas.
La soprano británica se presentó la noche de ayer ante más de 10 mil personas.
Sarah Brightman La soprano británica se presentó la noche de ayer ante más de 10 mil personas. (Foto: AP)

Con un espectáculo de primer nivel , lleno de efectos visuales, que llevaron al público por un sin fin de atmósferas, la soprano británica dejó claro que no sólo es dueña de una portentosa voz, sino que se preocupa por desbordar el escenario de carisma, sensualidad y mucho talento. Pasaban apenas de las 20:00 horas cuando la penumbra se apoderó del Palacio de los Deportes y el griterío de la gente anunció la presencia de la diva, quien envuelta en una manta negra salió al escenario para ir develando una a una las múltiples sorpresas con las que obsequió a sus seguidores. Atrás dejó la oscuridad para dar paso al brillo que la acompañó durante toda la noche. Un sensual vestido rojo alborotó al respetable que con las primeras notas de "Fleurs du mal" comenzó el embeleso. Luego, tal como lo hiciera ya en Guadalajara, agradeció al público su asistencia y aunque no todo el mensaje fue en español, prometió una noche especial, una gran celebración que inició con su música y siguió con su avasalladora presencia. "Let it rain" convirtió el escenario en un gran cubo de agua, sobre el cual bailarinas e intérprete hicieron su labor, gracias a la magia de las imágenes proyectadas sobre tres pantallas móviles, sobre las cuales desfilaron uno a uno los efectos visuales que enriquecieron el espectáculo. Tocó el turno a "Symphony" , tema que da nombre al disco de esta gira que ha traido a Brightman a México, para refrendar el éxito que tuvo hace unos años, cuando presentó aquí la ilusión de su "Harem". En medio de una parafernalia exquisita, que lo mismo permitió apreciar mariposas que estrellas, flores que ruinas, la ex protagonista de los más famosos musicales de Broadway aparecía y desaparecía del escenario para hacer cerca de 10 cambios de ropa a lo largo de la noche.

Del rojo pasó al atuendo blanco, de la pasión a la sutileza de "What a Wonderful World" , mientras a su espalda un mundo entero florecía bajo la cadencia de sus brazos. Enseguida, el júbilo del público se desbordó cuando un guitarrista comenzó a tocar las notas de "Dust in the Wind" y la Brightman hizo una vez más gala de su espléndida voz.

"Canto Della Terra" , que originalmente hizo a dueto con Andrea Boccelli, sorprendió a propios y extraños cuando trajo al escenario al tenor italiano Alessandro Safina, quien apareció en medio de ese imaginario infinito que lo mismo proyecto un firmamento estrellado que una luna llena.

"Hijo de la luna" dejó claro que la soprano también gusta del español, como del italiano con el que cantó con sentimiento "Storia d` amore".

Pero Brightman no podía dejar de hacer alguna de las acrobacias que acostumbra, así que subió a un columpio para ser izada a poco más de un metro de suelo, y desde ahí interpretar otro de sus temas, en medio de una simulada lluvia de papeles rojos.

Publicidad

Uno de los momentos más catárticos de la noche llegó cuando la escenografía volvió a cambiar para recordar el teatro de la ópera Garnier y envuelta en una capucha roja recordó a "Cristine" , la protagonista de "The Phantom of the Opera" , al lado del no menos talentoso Safina, en un duelo de voces impresionante.

Un largo aplauso impuso una pausa para luego regresar al centro e interpretar "Sarai qui" , otro dueto con Safina, quien se conoce en México por el tema de "Luna" , que hizo famosa una telenovela.

Luego recreó en el escenario la fantasía de "Alicia en el País de las Maravillas" , con todo y conejo, para beneplácito del público que también fue obsequiado con una Navidad adelantada, en medio de animaciones que por un momento se confundieron con la realidad.

Así, en medio de un gran pino navideño, Sarah cantó "I Believe In Father Christmas" y "Wish It Could Be Christmas Every Day" , dos temas de su material "A Winter Symphony".

Y para quienes creían que no podía haber más sorpresas, también llegó al escenario el contratenor argentino Fernando Lima, con quien Sarah grabó recientemente el tema de "Pasión", y pasión fue lo que ambos entregaron en un singular y bello acoplamiento de talentos.

Publicidad

"It`s Time to Say Goodbye" anunciaba el fin de la velada, pero como era de esperarse el público protestó y tras ocultarse por unos momentos, mientras su staff agradecía el aplauso, la británica volvió para obsequiar al público con tres temas más, que desbordaron el aplauso de quienes agradecieron el derroche de talento ofrecido por todo el equipo.

se presentará de nuevo este domingo en el Palacio de los Deportes, de esta ciudad, como parte de su gira Symphony, the world tour, que ya tocó escenarios de Guadalajara y Monterrey.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad