Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Testigos narran su experiencia

Desde diferente ubicación vivieron de cerca la tragedia.

Testigo: José Casanova Se encontraba: trabajando en el Canal Fox, piso 15 de la Torre Esmeralda Ubicación: calle Ferrocarril de Cuernavaca y Periférico, Lomas de Chapultepec

"Me encontraba en mi oficina, que está muy cerca de donde cayó el jett, cuando de pronto se escuchó un sonido muy fuerte. Me asomé a las ventanas y me di cuenta que algo había pasado por el humo que llegó hasta las ventanas del quinceavo piso donde yo estaba. Luego empezaron a salir unas bolas de fuego gigantes. Me bajé con mis compañeros y en la calle ya había policías y militares que estaban evacuando el área. Acordonaron las calles y no había paso hacia Reforma. Sólo nos podíamos ir hacia el otro lado. Empezaron a sobrevolar muchos helicópteros y ambulancia. La gente se movía veloz huyendo de la explosión". Testigo: Ana Teresa Cervantes Se encontraba: en el salón de belleza Orange Beaute Ubicación: calle de Pedregal, Lomas de Chapultepec "Yo estaba en el salón de belleza pintándome el pelo y de la nada hubo una explosión muy fuerte. Las ventanas vibraron y el edificio tronó. Inmediatamente se fue la luz y empezó a salir mucho humo por todos lados. Los que estábamos ahí nos salimos muy asustados y en la calle decían que se había estrellado un helicóptero. A los cinco minutos ya se oían los bomberos y las ambulancias. Claro que nos asustamos porque no sabíamos lo que estaba pasando. Sin luz caminamos por la calle alumbrados por las llamas del incendio. En cuanto me subí al coche me fui hacia Virreyes porque estaba cerrado Reforma. El tráfico se puso espantoso. Fue por el radio que me enteré que lo que se había estrellado era un jett y que abordo iba el secretario de gobernación". Testigo: Jorge Estrada Félix Se encontraba: manejando sobre Prado Sur, Lomas de Chapultepec "Iba en el coche y estaba parado en el tráfico. De repente se escuchó un tronido súper fuerte y todo mundo empezó a voltear para todos lados. Se fue la luz y la gente comenzó a correr en el sentido contrario de mi coche. Detrás de ellos salía una enorme bola de fuego. Las llamas llegaban arriba de los edificios. La gente corría y gritaba que no había paso, que nos diéramos vuelta porque se había estrellado una avioneta. Inmediatamente, como pudimos, logramos dar vuelta a los coches para huir de la zona".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad