Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Le mariage, le mariage!

El compromiso entre Nicolás y Carla tiene vueltos locos no sólo a los parisinos sino también a medio mundo.
martes 22 enero 2008

A Nicolás Sarkozy no le importa divorciarse de los franceses con tal de casarse con la franco-italiana que, como a muchos, le ha robado el corazón. Y es que mientras en París ya se preguntan qué vestido utilizará la ex modelo y cantante Carla Bruni en su inminente boda, el presidente galo no parece preocupado por la caída en sus niveles de popularidad. En los pasillos del Elíseo se habla más de los románticos viajes a Eurodisney, Egipto y Jordania que de las reformas de gobierno. La prensa francesa no deja de hurgar en el baúl de recuerdos de la ex novia de Donald Trump, Mick Jagger, Kevin Costner y Eric Clapton. Y en las sobremesas de los brasseries parisinos la conversación favorita es acerca del anillo de diamante rosa en forma de corazón, de la casa Dior, que Nicolás le entregó a Carla para demostrarle la seriedad de su compromiso. La novia agradecida le correspondió con un detallito: un reloj Patek Philippe.

Publicidad