Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El cumpleaños de cuento de Amaïa, la hija de Bárbara Coppel y Alejandro Amaya

La primogénita de los socialités celebró sus primeros tres años de vida en una fiesta organizada en su casa de San Diego, en California
martes 06 agosto 2019
amaia-coppel.jpg
Amaïa Hank Coppel cumplió tres años.

Bárbara Coppel y Alejandro Amaya acaban de vivir un momento muy especial: la fiesta por el cumpleaños número tres de su primogénita , Amaïa. El evento se realizó en San Diego, California, donde la familia reside gran parte del año y se trató de una celebración mágica para la niña, pues sus invitadas de honor fueron las princesas de Disney.

Antes de que empezara la fiesta, Amaïa dio un recorrido por el jardín en compañía de su mamá, para ver cómo era la decoración y para descubrir que había un rack con disfraces de personajes como Blancanieves, la Sirenita o Elsa (estos dos últimos elegidos por la cumpleañera), hasta de Olaf de Frozen, además de zapatillas para completar el look.

Publicidad

Además, junto había un tocador con espejo en el que se podían tomar, coronas de princesa, además de la trenza de Rapunzel para aquella niña que quisiera. Finalmente Amaïa eligió en un primer momento vestirse como Elsa, la princesa de Frozen, y en esas andaba cuando llamaron a la puerta de su casa. Cuál no sería su sorpresa al abrir, pues Amaïa se encontró cara a cara con la Sirenita y Bella.

La primogénita de Bárbara Coppel y Alejandro Amaya no sabía si acercarse y saludarlas, como le pedía su mamá que hiciera, o simplemente contemplarlas de lejos. Al no decidirse, mejor las dejó pasar y así empezó la fiesta.

Se notó que Bárbara estuvo al pendiente de todos los detalles, pues para disfrutar del pastel hubo una mesa “para la hora del té”, decorada con lindos platos con estampados de flores; además, en había adornos florales montados en carrozas, como la de la Cenicienta, que a su vez tenían adorno con las siluetas de las princesas más famosas de Disney.

Publicidad

También hubo una sesión de maquillaje corporal, que le encantó a Amaïa, así como una piñata de castillo en colores rosa y verde, que los invitados disfrutaron al romper. Lo que quizá llamó la atención en la fiesta de la niña fue Bella, quien además del clásico “Happy Birthday”, también se sabía la letra de “Las mañanitas” que le cantó junto con los demás invitados.

Amaïa la pasó genial, pues luego pudo disfrazarse también de La Sirenita. De hecho, con ese disfraz fue como apagó la vela de su pastel, que por cierto también disfrutaron sus hermanos menores, Bastien y Kilian.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad