Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Yoga facial ¿Sirve para minimizar los signos de la edad?

La técnica de yoga facial existe, y te contamos todo sobre ella.
IMAXTREE.COM

Invertir en productos de cuidado de la piel y tener una rutina súper rigurosa de belleza es muy importante y, seguramente al igual que nosotros, lo tienes más que claro.

Sin embargo, no podemos negar que si pudiéramos agregar algunos pasos que reinventen nuestros pasos de belleza, y de manera gratuita ¿Por qué no hacerlo?

Publicidad

Pues parece que el yoga facial, cumple con todas nuestras expectativas, ya que se siente bien, realmente cambia el rostro y como ya, no es necesario invertir en ningún tipo de producto . La tendencia se viralizó en el 2018, cuando un grupo de mujeres con un rango de edad de cuarenta a sesenta y cinco años, participó en un estudio por ocho semanas para practicar esta nueva técnica.

¿Los resultados? Un panel de expertos dermatólogos afirmó que estas mujeres se veían aproximadamente tres años más jóvenes sólo después de este corto estudio. Aunque nos sorprendió conocer estos datos, al pensar que tenemos cuarenta y tres músculos en la zona de la cara, nos hizo un poco más de sentido.

Publicidad

Comprometerse a hacerlo todos los días es parte importante, pues los resultados se maximizan con el tiempo. Algunos aspectos clave son concentrarte en tu respiración y relajar lo más posible el cuello, los hombros y por supuesto el rostro. Otro tema importante es tener la piel sumamente hidratada.

En México, Gym Facial nos ofrece más información sobre esta manera de ejercitar los músculos de la cara . Alejandra Yasky desarrolló este tipo de ejercicios, un método no invasivo, natural, en el que invitan a hombres y mujeres a participar para olvidarse por completo del botox y lograr una piel joven por más tiempo.

Publicidad

Si quieres empezar a darte una idea de cómo funciona esta técnica toma nota.

Arrugas expresivas en la frente.
Para quitar la tensión de esta, hacer un puño con ambas manos y colocarlos en el centro de la frente. Aplica presión firmemente y desliza hacia los lados. (Repite 4 veces)

Esas molestas patas de gallo.
Coloca el dedo índice y el de en medio justo arriba de las sienes, cierra hacia el nacimiento de pelo y empuja hacia arriba. Sentirás como se estira, sin mover la frente, cierra los ojos por 5 segundos y relájate. No olvides respirar tres veces para lograr un estado zen.

Publicidad