Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Conoces la diferencia entre el agua micelar y agua termal?

Si tu respuesta fue negativa no te preocupes. Aquí te decimos todo.
martes 08 enero 2019

Si algo tenemos claro es que muchos de los productos de belleza, además de ayudarnos a vernos mejor, también nos facilitan la vida y definitivamente, para eso son el agua micelar y el agua termal. Sí todavía no sabes cuál es la diferencia tranquila, pues aquí queremos decirte para qué y cómo utilizar cada una para que las incluyas en tu kit de belleza de una vez por todas.

1. Agua Micelar
Llegas a tu casa después de un día súper complicado y la verdad es que lo último que quieres hacer es desmaquillarte, lavarte la cara y hacer todo el ritual, ¿cierto? Pues bueno, por eso vas a amar este producto. Además de eliminar el maquillaje de la cara, te ayuda a limpiar, quitar impurezas y hasta hidratar. Lo único que tienes que hacer es poner un poco en un pad de algodón, frotarlo por toda la cara ¡y listo! Adiós makeup. Hola piel limpia y perfecta.

Publicidad

2. Agua termal
Este tipo de agua es aquella que queda en el subsuelo después de una lluvia y a través de los años se va enriqueciendo con minerales. Después de extraerla se somete a un proceso de embotellamiento para que pueda seguir manteniendo sus propiedades. Así que además de hidratar, también es perfecta para calmar, (sobre todo si tienes piel sensible), cicatrizar y hasta prevenir el envejecimiento prematuro. ¿Nuestra parte favorita? Es un must a la hora de maquillarte, pues puedes hacer que los pigmentos se vean más. Por ejemplo, tomas una sombra de ojos con una brocha y luego pones un poco de agua termal, a la hora de aplicar en el párpado se verá súper intenso. Otro beneficio es que sella el maquillaje, así que cuando hayas aplicado el último paso, rocía esta agua y asegúrate de que tu makeup dure intacto por horas ¡mientras le das un shot de hidratación a la piel!

Publicidad
Publicidad