Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La razón por la que Diego Santoy, el 'Asesino de Cumbres', podría quedar libre

La columnista Saskia Niño de Rivera, quien tuvo una entrevista a distancia con Diego Santoy Riveroll, asegura que el llamado 'asesino de Cumbres' podría quedar libre por fallas en su proceso
jueves 22 octubre 2020
Diego y Erika eran novios, sin embargo, días después de que ella terminara con él, él mató a sus dos hermanitos.
Diego y Erika eran novios, sin embargo, días después de que ella terminara con él, él mató a sus dos hermanitos.

Diego Santoy Riveroll, quien en 2006 asesinó a los hermanos de su novia, Érika Peña Coss, ante la negativa de ésta de retomar su relación, podría quedar libre.

Así lo afirma Saskia Niño de Rivera, presidenta y cofundadora de Reinserta A.C., en su columna del periódico El Universal.

Publicidad

Originalmente, luego de su proceso por los delitos de asesinato, homicidio en grado de tentativa, secuestro y robo de vehículo, Diego Santoy Riverol, mejor conocido como "el Asesino de Cumbres", fue condenado a 138 años de prisión. Casi 14 años después, gracias a un amparo, se anuló esa condena este año y logró además que se reabriera el proceso para que se le dicte una nueva sentencia.

Ahora, sus abogados buscan que sólo sean 40 años, la pena máxima en el estado de Nuevo León, donde se encuentra encarcelado.

Tere Coss con sus hijos Erik y María Fernanda.
Tere Coss con sus hijos Erik y María Fernanda, asesinados por Diego Santoy.

Sin embargo, el caso podría dar un giro de 180 grados, pues Diego podría quedar libre, y no precisamente por su inocencia, sino debido a las fallas que hubo en su proceso.

“Tiene grandes posibilidades de salir libre, ya que su caso fue reabierto este año… más de una década después, Santoy podría aproximarse a la libertad por el cúmulo de errores, no necesariamente por su inocencia”, asegura Saskia Niño de Rivera en su columna de El Universal .

Al reabrirse las investigaciones, se tuvieron que volver a hacer careos con el inculpado, pero sin la presencia de los testigos.

Diego y Erika se enfrentaron cara a cara durante el caso.
Diego y Erika se enfrentaron cara a cara durante el caso.

Los errores

1) Aunque se buscó por seis meses a la ex novia de Diego, Erika Peña Coss, a la mamá de ésta y de los niños asesinados, Teresa Coss, a la hermana de Erika, Azura, y a la empleada doméstica, Catalina Bautista, nunca aparecieron, según publica la revista Proceso .

Los únicos presentes durante los nuevos careos, de acuerdo con Proceso, fueron dos de sus abogados defensores, el Ministerio Público y personal del juzgado. Y sin testigos, ¿quién podría acusar ahora a Diego Santoy Riveroll?

Publicidad

2) Estos careos se repitieron porque en 2007 Diego tuvo encuentros cara a cara con los integrantes de la familia Coss que fueron televisados, pero durante ellos el acusado no tuvo representación legal, pues su abogada en ese momento, la ahora fallecida Raquenel Villanueva, no estuvo presente.

“La razón por la que mi expediente se está volviendo a abrir es porque mi declaración ante el Ministerio Público se consiguió de manera ilegal. Se llevó a cabo de forma ilícita y por ende la anularon.

“… Yo sé que cometí un delito y sé que a consecuencia de ese delito debe haber un castigo. Lo único que estoy pidiendo es que se respeten mis derechos y que se lleve a cabo un proceso donde predomine la justicia y esté en la cárcel quien tenga que estar”, dijo Diego Santoy a Saskia Niño de Rivera.

El caso del “Asesino de Cumbres”

En 2006 Diego Santoy Riveroll asesinó a dos menores de edad, hermanos de Erika Peña Coss, su entonces novia. Supuestamente, Diego también la agredió lastimándole la garganta con una navaja y golpeándole la cabeza con un martillo; una de las más grandes dudas en el caso era si ella había tenido algo que ver con el asesinato de sus hermanos.

Luego de los ataques, Diego secuestró a la empleada doméstica de los Coss, encerrándola en la cajuela del automóvil en el que huyó.

Cuatro días después, Diego y su hermano fueron aprehendidos en Oaxaca mientras viajaban en autobús por carretera rumbo a Guatemala.

En 2010, Diego Santoy Riveroll recibió una condena de 138 años de prisión por los delitos de homicidio de cada niño, así como homicidio en grado de tentativa, secuestro y robo de vehículo; sin embargo, el código penal de Nuevo León indica que sólo podrá pasar 40 años en prisión, que es la pena máxima en la entidad.

A la fecha, Diego se encuentra en el penal de Cadereyta, Nuevo León, y a sus 34 años estudia y trabaja; incluso, tiene una relación sentimental con una mujer con la que ya procreó un hijo.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de octubre (da click en la imagen)

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad