EXCLUSIVA: Todos los detalles de la boda civil de Bárbara y Alejandro

Después de siete meses de relación, la pareja se dio el "Sí" en Los Cabos, acompañados de sus familiares y amigos. ¡Aquí la historia de una de las bodas más esperadas del año!
Después de siete meses de relación, la pareja se dio el "Sí" en Los Cabos, acompañados de sus familiares y amigos. ¡Aquí la historia de una de las bodas más esperadas del año!
 Después de siete meses de relación, la pareja se dio el "Sí" en Los Cabos, acompañados de sus familiares y amigos. ¡Aquí la historia de una de las bodas más esperadas del año!

No cabe duda: Bárbara Coppel y Alejandro Hank son una de las parejas favoritas de la sociedad mexicana. Su relación ha estado rodeada de momentos inesperados e inolvidables, y su boda civil no se podía quedar atrás. La pareja decidió casarse en Casa Mestre, propiedad de su hermana Letty Coppel, en Los Cabos, y que se encuentra dentro del hotel Pueblo Bonito.

La cita era a las 2:30 de la tarde y la mayoría de los invitados llegaron muy puntuales para presenciar el enlace de los ahora esposos. El clima era ideal: el sol brillaba mientras que en el mar se podían ver a varias ballenas saltar, haciendo de la ocasión algo aún más inolvidable.


La invitación de la boda de Bárbara y Alejandro
 La invitación de la boda de Bárbara y Alejandro  (Foto: Especial)

A las 2:45 llegaron Alejandro y Bárbara acompañados de Letty Coppel, mamá de la novia, en un Bentley Flying Spur. Él portó un traje negro con camisa y corbata del mismo tono, mientras que ella dejó con la boca abierta a todos los invitados con su clásico e impecable look: un vestido Vintage Valentino, zapatos Alaïa y joyas de la India fueron los aliados de estilo de la novia en su día. Los halagos no se hicieron esperar: "Barbie, ¡te ves guapísima!", dijo Letty, hermana de Bárbara. "¡Estás hermosa!", aseguró Nuria Carte, amiga de la novia. El ramo estaba compuesto por rosas y orquídeas blancas, mismas que se podían ver en su tocado.

Antes de empezar con la ceremonia, los novios saludaron a sus invitados para después pasar al balcón de la casa. La vista era verdaderamente increíble. La familia Coppel, la familia Hank y el resto de los testigos rodeaban a la pareja.


Emocionados, los ahora esposas firmaron las actas de matrimonio.
 Emocionados, los ahora esposas firmaron las actas de matrimonio.  (Foto: Marco Vallejo)

"Recuerden que la fe puede vencer todos los obstáculos, el cimiento de un matrimonio es el amor mutuo... No serían las palabras lo que los unirán, sino el sentimiento interior", decía la jueza antes de llamar a los presentes a firmar el acta de matrimonio. Después de darse el "Sí", la jueza les pidió a los esposos pasar al frente a firmar el acta mientras una versión acústica de "A Thousand Years" de Christina Perri se escuchaba de fondo. El primero fue Alejandro, seguido de Bárbara. Después de poner sus huellas en el acta, Bárbara, con el sentido del humor que la caracteriza, exclamó entre risas: "Ya voté", mientras enseñaba su pulgar manchado por la tinta.

Lo curioso del enlace fue que la jueza se retiró, pues tenía que llegar a otra ceremonia, haciendo que Alejandro tomara el micrófono y siguiera llamando a los testigos que faltaban. Después, Ana Guadalupe Hank, hermana del novio, lo relevó para seguir llamando a las personas que faltaban por firmar el libro. Entre los testigos estuvieron Carlos Felipe, Sonia Flacone, Nuria Carte, las hermanas de Bárbara y los hermanos de Alejandro, entre otros invitados.

Después de firmar, Sonia Falcone dio unas palabras: "Quiero felicitar a la familia Coppel y quiero decirles que yo soy testigo de un verdadero amor, pero más que todo, de un verdadero milagro... Estuve ahí con Bárbara y rezábamos todos los días para que encontrara a un hombre que la amara como lo hace Alejandro. Es hermoso ver a dos personas enamoradas y no puedo esperar a conocer a esa princesa (refiriéndose a la bebé que espera Bárbara Coppel), ¡Va a estar hermosa!".

Terminando el discurso de Sonia, Bárbara le agradeció asegurando que es su hada madrina. "We're married!" gritó feliz. Los aplausos y gritos no se hicieron esperar. "Casé a mi tercera hija, ¡la casé!", exclamaba emocionada la mamá de Bárbara mientras que Letty le decía a las hermanas de Alejandro: "Ahora sí, concuñas oficialmente". Todos los invitados brindaron con champagne.


La novia acompañada por sus hermanas, Hayley y Letty.
 La novia acompañada por sus hermanas, Hayley y Letty.  (Foto: Ricardo Bernal)

Terminando la ceremonia, los invitados bajaron al jardín para disfrutar del coctel. Además de los drinks, degustaron sushi, sashimi de atún y Cabrilla -pescado que sólo se da en Baja California-, y dos tipos de ceviche: Mazatlán y estilo carreta. Se podía escuchar a los invitados hablar en varios idiomas, entre ellos destacaban inglés, español y francés. Todos elogiaban la boda, la vista y, sobre todo, la historia de amor de los novios.

El menú de la comida estuvo compuesto por ensalada de fresa y uvas, puré de papa, brusquetas, spaghetti con trufa, miñonetas de pollo en salsa de chalota, Marlín (traído de Mazatlán) y puntas Stroganoff. Toda la comida fue cocinada por el equipo del hotel Pueblo Bonito.

Y claro que la música a cargo del DJ Ángel Serrano no se hizo esperar, haciendo que no hubiera una persona que se resistiera a la pista. La mamá de Bárbara invitaba a todos a bailar mientras se adueñaba del dancefloor con sus pasos de baile. Alejandro y su esposa también se divertían y brindaban con todos sus invitados.

Pero todavía faltaba una sorpresa que Letty les tenía preparada a los novios: ¡un pastel de tres leches que tenía dos anillos con los nombres de los esposos! Y de hecho, éste terminó en medio de la pista con los novios, quienes tomaron un cuchillo y lo cortaron. "Está buenísimo", "¿Es de tres leches? ¡Qué rico!", "¡Me encantó el diseño!", "¡Está divino!", decían todos los invitados.

Notas relacionadas:

Después de esto, el DJ favorito de Los Cabos siguió poniendo música para que los invitados no dejaran de disfrutar la fiesta. Las risas, los brindis, las selfies y los buenos deseos no brillaron por su ausencia. ¡Y tampoco los chilaquiles! Verdes y rojos acompañados de frijoles negros.

Bárbara y Alejandro no cabían de la emoción, no sólo por unir sus vidas sino también por la compañía de todos los asistentes, entre ellos Óscar Madrazo y Manolo Caro. Ahora, sólo falta esperar la boda religiosa el sábado por la tarde, que se llevará a cabo en la casa de los papás de ella.


Todos los invitados compartieron fotos en Instagram, entre ellos Manolo Caro y Óscar Madrazo.
 Todos los invitados compartieron fotos en Instagram, entre ellos Manolo Caro y Óscar Madrazo.  (Foto: Ricardo Bernal)

¡No te pierdas la cobertura en vivo con las mejores fotos en nuestras redes sociales! Estamos seguros que será uno de los mejores eventos. Por el momento, felicitamos a los esposos y les deseamos lo mejor en este nuevo capítulo de su vida. ¡Que vivan los novios!


Mr and Mrs Hank.
 Mr and Mrs Hank.  (Foto: Instagram)
Newsletter
Ahora ve
No te pierdas