Alberto de Mónaco revela detalles de su vida como papá

El príncipe lamenta no poder pasar más tiempo con sus gemelos Jacques y Gabriella, pero aprovecha cualquier ocasión para jugar con ellos o cambiarles los pañales.
El príncipe lamenta no poder pasar más tiempo con sus gemelos Jacques y Gabriella, pero aprovecha cualquier ocasión para jugar con ellos o cambiarles los pañales.
 El príncipe lamenta no poder pasar más tiempo con sus gemelos Jacques y Gabriella, pero aprovecha cualquier ocasión para jugar con ellos o cambiarles los pañales.  (Foto: www.palais.mc/)

Siete meses después del nacimiento de sus gemelos Jacques y Gabriella, el príncipe Alberto de Mónaco ha querido revelar algunos detalles sobre cómo ha cambiado la rutina diaria en el Palacio Grimaldi desde la llegada de los pequeños, con quienes tiene planeado pasar más tiempo ahora que ha comenzado el verano.

"Desgraciadamente no puedo pasar con ellos todo el tiempo que me gustaría durante el día. Les veo sobre todo por la tarde o muy temprano por las mañanas, algo que no resulta demasiado fácil. Trato de pasar un rato con ellos cuando se despiertan para compartir sus pequeños juegos. Cuando tengo la suerte de estar presente en el momento oportuno, les doy el biberón o los cambio. Espero poder organizarme durante el verano para pasar más tiempo con ellos", revela el orgulloso padre en una entrevista al periódico Monaco Matin.

Alberto II también ha ofrecido algunos detalles sobre el carácter de los gemelos, que ya comienzan a dar señales de poseer dos personalidades radicalmente distintas.


Charlene y Alberto de Mónaco.
 Charlene y Alberto de Mónaco.  (Foto: www.palais.mc/)

"Los gemelos se portan muy bien, son maravillosos. Siguen siendo muy buenos salvo cuando tienen hambre, como todos los niños. Ahora comienzan a moverse mucho, están a punto de comenzar a gatear. Son muy despiertos y curiosos, sonríen todo el tiempo. Gabriella parece más tranquila, Jacques es el más revoltoso", añadió.

Alberto II también ha aclarado las especulaciones en torno a su problemático matrimonio con la princesa Charlene, quien según varios medios franceses residiría en una lujosa mansión del sur de Francia con sus gemelos y no en palacio junto a su marido, asegurando que su relación marcha "maravillosamente".

"Toda va maravillosamente entre Charlene y yo. Lo han podido ver recientemente: he estado en Córcega con ella esta misma semana, y no creo que hayamos dado la imagen de una pareja que está desmoronándose".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas