Kate Middleton reusa botas que llevaban más de 10 años en su clóset

La duquesa de Cambridge lució en su reciente gira unas botas de piel que conserva desde que estudiaba en la universidad con el príncipe William.
La duquesa de Cambridge lució en su reciente gira unas botas de piel que conserva desde que estudiaba en la universidad con el príncipe William.
 La duquesa de Cambridge lució en su reciente gira unas botas de piel que conserva desde que estudiaba en la universidad con el príncipe William.  (Foto: Getty Images)

Además de ser la reina del low cost, Kate Middleton se lleva la corona cuando de triunfar con prendas reutilizadas se trata. Ya la hemos visto reciclar vestidos, abrigos, accesorios, blazers... Sin embargo, esta vez nos dejó boquiabiertos al ponerse, durante su gira por Asia, unas botas que tienen más de 10 años en su clóset.

La esposa del príncipe William encantó en su reciente visita al monasterio Taktshang, en Bután, con un safari look que la hizo ver femenina y perfecta para un recorrido todoterreno. Sin embargo, fueron las mencionadas botas las que se robaron la atención, pues son las mismas que lucía con frecuencia en su época universitaria, según podemos comprobar en fotografías de antaño.


En la imagen de la izquierda vemos a Kate luciendo las botas en el año 2005. La foto de la derecha fue tomada la semana pasada en Bután.
 En la imagen de la izquierda vemos a Kate luciendo las botas en el año 2005. La foto de la derecha fue tomada la semana pasada en Bután.  (Foto: Getty Images)

Los zapatos que, al parecer, sacan de apuros a la duquesa, son de la marca Penelope Chilvers y cuestan 675 dólares.

Esas mismas botas de piel con flecos las lució en 2004 y en 2005, en su época de noviazgo con William, cuando ambos estudiaban en St. Andrews University.


Así lucía Kate las botas en 2005, cuando era conocida sólo como la novia del príncipe William.
 Así lucía Kate las botas en 2005, cuando era conocida sólo como la novia del príncipe William.  (Foto: Getty Images)

Después de ver esto, no nos queda duda de la sencillez de Kate y de su gran habiliadd de verse siempre perfecta sin gastar mucho.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas