Vanessa Hudgens está bajo investigación por daño a reserva natural

La actriz y su novio Austin están siendo investigados por grabar sus nombres en una roca del Parque Nacional de Coconino, zona protegida de Arizona.
La actriz y su novio Austin están siendo investigados por grabar sus nombres en una roca del Parque Nacional de Coconino, zona protegida de Arizona.
 La actriz y su novio Austin están siendo investigados por grabar sus nombres en una roca del Parque Nacional de Coconino, zona protegida de Arizona.

La actriz Vanessa Hudgens y su novio Austin están bajo investigación por el supuesto daño a una roca del Parque Nacional de Coconino, reserva natural de Arizona, según reporta TMZ.

De acuerdo con el medio, la investigación inició luego de que la actriz publicara en su cuenta de Instagram una fotografia en la que se ven sus nombres dentro de un corazón, mismos que grabaron en una piedra. Esta acción representa un delito, pues la ley federal prohíbe realizar daños a superficies naturales propiedad de los Estados Unidos.


Esta imagen, que ya fue borrada de sus redes sociales, revela el daño hecho por la cantante y su novio.
 Esta imagen, que ya fue borrada de sus redes sociales, revela el daño hecho por la cantante y su novio.  (Foto: Instagram)

La pareja, que inició su noviazgo en 2011, pasó el fin de semana de San Valentín en Sedona, lugar conocido por sus formaciones rocosas, desde donde compartió algunas selfies.


La actriz compartió en Instagram varias fotos de su viaje a Arizona, el pasado fin de semana.
 La actriz compartió en Instagram varias fotos de su viaje a Arizona, el pasado fin de semana.  (Foto: Instagram)

Las autoridades ya buscan la piedra dañada, delito por el que la actriz y su novio podría pagar una multa de 5 mil dólares y/o seis meses de prisión, según indica el medio.

"El hecho de que la gente talle sus nombres en las rocas del parque y las áreas circundantes es un reto que enfrentamos cada día y sobre el que intentamos concienciar continuamente", declaró un encargado de asuntos forestales a Page Six. "Nos hemos dado cuenta de que cuando una persona escribe algo en las piedras, alienta a otras personas a hacer lo mismo. Cualquier tipo de ralladura o daño, por mínimo que sea, afecta a la flora, la fauna y la belleza natural del área y es algo que está totalmente prohibido", añadió.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas