Caso Andrea Legarreta puede ser una violación a la ley: Experto

El académico y analista de medios de comunicación Gabriel Sosa Plata publica en su columna de opinión que este caso revela una "delicada" situación que podría representar un delito.
El académico y analista de medios de comunicación Gabriel Sosa Plata publica en su columna de opinión que este caso revela una "delicada" situación que podría representar un delito.
 El académico y analista de medios de comunicación Gabriel Sosa Plata publica en su columna de opinión que este caso revela una "delicada" situación que podría representar un delito.
La conductora dejó en claro que ella no escribe las menciones y secciones del programa.
 La conductora dejó en claro que ella no escribe las menciones y secciones del programa.  (Foto: Getty Images)

Andrea Legarreta fue criticada en redes sociales por emitir en el programa "Hoy" un comentario sobre la economía mexicana, el cual, explicó, no fue una opinión personal sino una mención. "Son escritos por los anunciantes y nosotros sólo somos el medio para hacerle llegar al público lo que esos anunciantes quieren compartir. Eso no significa que sea nuestra opinión o punto de vista", expresó en un primer momento, sin embargo, tiempo después desapareció la publicación de sus redes sociales. Ante esto, el académico y analista de medios de comunicación, Gabriel Sosa Plata, publica en su columna de opinión en Sinembargo.mx, que este caso revela una "delicada" situación que podría representar una violación a la ley. "Quizás el asunto más delicado es el pago que se habría hecho para la mención, porque se trata de una violación a nuestra Constitución. La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones incorporó en el artículo sexto un límite a la libertad de expresión: 'Se prohíbe la transmisión de publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa', afirma. "La pregunta obligada es: quién habría pagado por esa información y a qué costo", reflexiona el experto sobre el caso, que soprepasa la figura de Legarreta y deja la responsabilidad a la producción del programa y a la televisora.

"Al amparo de la libertad de expresión y de la necesidad de obtener ingresos para mantener los proyectos periodísticos, hay medios que abusan de dicha práctica, sin alertar a sus audiencias que se trata de notas, entrevistas, reportajes o 'comentarios a la noticia' que no nacieron de un interés periodístico, sino de un pago o de un acuerdo con el medio o el periodista para mejorar la imagen de un funcionario, de un empresario o de un gobierno o bien para atacar a un adversario o enemigo político", añade. Sobre el hecho de que Andrea aclarara en Quién® el tema de la supuesta "venta" de esta mención asegurando que "ese comunicado lo retiré porque muchos oportunistas lo modificaron, queriendo hacerle entender a la gente que yo decía que era una mención o alguien había pagado por eso y no. No es una venta", Gabriel Sosa añade "[Los] conductores no son, pues, el problema, sino la existencia de un modelo periodístico y de comunicación que quizás ha sido funcional y rentable para diversos medios de comunicación y para un sector de la clase política, pero que es contrario a la Constitución y a los derechos fundamentales de expresión e información de la sociedad".

Finlamente, el académico cuestiona hasta qué grado Legarreta "puede poner en entredicho su prestigio, honestidad, reconocimiento público y credibilidad o renunciar a los principios éticos al aceptar todas y cada una de las imposiciones editoriales del medio o los anunciantes y expresarlas como si fueran suyas".

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas