Serena Williams da su merecido a hombre que intentó robarle su celular

¿SuperRena?, de manera cómica y como todo una superheroína, la tennista logró recuperar su teléfono antes de que un ladrón se lo robara.
¿SuperRena?, de manera cómica y como todo una superheroína, la tennista logró recuperar su teléfono antes de que un ladrón se lo robara.
 ¿SuperRena?, de manera cómica y como todo una superheroína, la tennista logró recuperar su teléfono antes de que un ladrón se lo robara.  (Foto: Intagram)

Un sexto sentido advertía a Serena Williams que pusiera atención en un chico que rondaba su mesa en el restaurante de comida china en el que pasaba un rato agradable con su hermana, Venus Williams y la tennista Caroline Wozniacki.

"Ayer durante una deliciosa cena me pasó la cosa más loca... Mi teléfono estaba en la silla y no me dio buena espina, el hombre duró mucho tiempo ahí parado. ¿Será un cliente?, pensé. ¿Está esperando para entrar al baño? Sin embargo, traté de negarme con extraña sensación. Lo vi de reojo y cuando menos pensé el ladronzuelo tomó mi teléfono y se fue", publicaba la tennista en sus redes sociales para contar la historia que la ha convertido en su propia heroína y que acompaña con una divertida imagen de ella disfrazada de superwoman.

Sin pensarlo mucho, la campeona mundial de tennis comenta en su publicación que brincó un par de sillas para perseguir al ladrón, quien no contaba con su rapidez. "¡Lo alcancé en un flash! y le pregunté si 'accidentalmente' había tomado mi teléfono".

Notas relacionadas:

El hombre seguramente no esperaba esta reacción de la deportista y al ser cuestionado por ella titubeaba por saber qué decir, respondiendo: "¡Dios, ya sabes lo que hice! Fue tan confuso. Debí haber agarrado el teléfono equivocado", pero la tennista en lugar de acusarlo, le dio las gracias y se fue.

"¿Superhéroe? Puede ser. Tengo la velocidad, logro los saltos, el poder, el cuerpo, la seducción, el sex appeal, la fuerza, el liderazgo y sin embargo mantengo la calma. Siempre hay que escuchar tu voz interior. El hecho de ser mujer no te da derecho a tener miedo o a intensificar cualquier reto y no ser una víctima sino un héroe".

Al regresar al restaurante, la tennista recibió una ovación de pie, sintiéndose orgullosa de que también las mujeres pueden intimidar a los hombres. ¡Fue una victoria para las damas!, concluyó.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas