Jacky Bracamontes nos cuenta su divertida experiencia en la Fórmula 1

La guapa conductora y actriz vivió de lleno la aventura automovilística de este fin de semana en la Ciudad de México y nos relató en exclusiva cómo la disfrutó.
La guapa conductora y actriz vivió de lleno la aventura automovilística de este fin de semana en la Ciudad de México y nos relató en exclusiva cómo la disfrutó.
 La guapa conductora y actriz vivió de lleno la aventura automovilística de este fin de semana en la Ciudad de México y nos relató en exclusiva cómo la disfrutó.

¿Cómo viviste los días previos al evento? Desde el principio estaba muy feliz y muy ilusionada, porque tuve una semana de mucho trabajo, me mudé de casa, mis compromisos laborales y luego la Fórmula 1... una semana de locura, pero a pesar de tener mi casa llena de cajas dije 'yo no me la pierdo'. "Somos muy amigos de Pastor Maldonado y de Gaby (Tarkanyi), su esposa, ellos llegaron aquí desde el lunes, porque fuimos con ellos a Austin y luego nos regresamos a México y estuvimos toda la semana compartiendo. Los llevamos a comer rico, a que conocieran México, a la Villa de Guadalupe, fue una semana completita de F1, pero encantados de la vida".


Pastor Maldonado en una comida a la mexicana con Jacky, Martín y amigos.
 Pastor Maldonado en una comida a la mexicana con Jacky, Martín y amigos.  (Foto: Instagram)

¿Cómo se vivía el ambiente en F1? Era un ambiente impresionante desde la calificación, la verdad es que la gente - ya estuviera en las gradas, en los palcos o en donde sea - se emocionaba mucho cuando empezaba la música mexicana y los autos empezaban a rodar por primera vez, a mí se me puso la piel chinita y se me salió la lagrimita de la emoción y el orgullo de saber ahora sí estaba de regreso la F1 en México después de hace 23 años.

"El domingo, a la hora del arranque, fue otro gran momento con el Himno Nacional, y todos empezamos a gritar 'Checo, Checo', y yo pensaba 'pobre Checo (Pérez), cuánta responsabilidad, se me hace que va a correr nervioso', pero lo hizo muy bien".

¿A quiénes tenías ganas de ver y con quienes te encontraste? Ya he tenido oportunidad de asistir a otras carreras y una vez en Barcelona me tomé una foto con Schumacher, esa foto para mí vale oro, con Fernando Alonso, a Pastor ya tampoco lo cuento, porque son familia. Esta semana tuve un evento con Ferrari y Hublot y me tocó conocer a Sebastian Vettel, al que hasta me tocó entrevistar y me di cuenta que es un gran ser humano, como cualquier otro, hasta me albureó y yo me moría de la risa.

"En el Gran Prix vimos a todas las personalidades de México, que era de esperarse. Me tocó saludar a Alejandro Fernández, Ximena Navarrete, Mijares, Emmanuel, Dulce María... no crean que me la pasé sentada viendo la Fórmula 1, yo iba de un lado a otro, fui la más feliz. Fue un gran evento deportivo sumado por un evento social".


Jacky Bracamontes se encontró con Ximena Navarrete.
 Jacky Bracamontes se encontró con Ximena Navarrete.  (Foto: Instagram)

Tu esposo Martín Fuentes seguro estuvo el doble de emocionado... ¡Sí, no lo vi todo el fin de semana! Llegábamos juntos y de repente se me escapaba, a él le encantaba estar allá dentro en el box, como a todo corredor le gusta el olor a llanta quemada y estar ahí en los pits, donde sucede toda la magia. Me abandonaba y yo de repente le llamaba para preguntarle dónde estaba, porque ya quería verlo, pero definitivamente fue el más feliz de todos.

¿Cómo calificarías este evento? Me ha tocado ir al gran premio en lugares como Mónaco o Austin, pero como el de México no hay dos, lo digo como mexicana... la pista estaba impresionante, el ambiente, la gente,la música, el mariachi y a parte conviviendo con tantos amigos, una combinación perfecta. Fue un evento muy importante para todos los mexicanos, fue un éxito y que bueno que, por lo menos cinco años, de manera segura la vamos a tener aquí. Yo les aseguro que después del éxito van a ser muchos años más.


Y la ganadora de Fórmula 1 es... Jacky.
 Y la ganadora de Fórmula 1 es... Jacky.  (Foto: Instagram)

Las hijas de Jacky y Martín se quedaron en casa, pero su guapa mamá cree que no tardarán en acompañarlas: En esta ocasión no me las llevé, todavía están muy chiquitas, nada más decían '¿por qué mis papás me abandonan?' Yo creo que no han de entender dónde estábamos, pero el año que entra que Jacky esté más grandecita, seguro hasta ella nos va a pedir que la llevemos.

Para finalizar, Jacky Bracamontes les manda un mensaje a aquellos que este año no pudieron darse cita a Fórmula 1: El año que entra tienen que tratar estar ahí, porque es un evento inigualable, inolvidable y espectacular.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas