Montiel y Maude Versini,
su fallida historia amorosa
Redacción Quién.com con información de Alberto Tavira @Quien
Martes 17 de enero de 2012 a las 15:00
El ex Gobernador del Estado de México y su ex esposa francesa están en una disputa por la custodia de sus tres hijos, sin embargo, alguna vez hubo amor.

 

Montiel
Arturo Montiel y Maude Versini se veían plenamente felices durante su matrimonio, sin embargo, se dice que ella extrañaba mucho Francia. (Foto: Archivo revista Quién)

El político mexicano ahora tiene la custodia de los tres hijos que procreó con Maude Versini: Alexi y los mellizos Sofía y Adrián, y argumentó en una carta dirigida a Reporte Índigo que están con él porque así lo decidió un juzgado de Metepec ya que Montiel denunció a su ex por maltratar físicamente a los pequeños.

 

Ella está dispuesta a recuperar a sus hijos y pidió al gobierno francés intervenir, también, se dijo en algunos medios, que Versini amenazó con revelar datos de corrupción durante su gobierno. 

 

En 2007, cuando se rumoró sobre un posible divorcio de la pareja, fue la propia Maude quien dijo vía telefónica a la revista Quién: "Arturo y yo estamos de acuerdo en que no queremos que nadie se meta en nuestra vida privada y ni él ni yo vamos a hacer ningún tipo de declaración (...) Si tuviéramos que divorciarnos algún día, nunca me pelearía con él por una cuestión de dinero". Sin embargo, esta vez se trata de lo más preciado para ambos.: sus hijos.

 

Aquí te contamos la historia de esta polémica pareja.

 

Maude
Maude Versini fue una de las `Mejor Vestidas´ de la revista Quién en 2003. (Foto: Archivo revista Quién)

Ni con flores, ni chocolates se conquista

 

La mayoría de los hombres conquistan mandando flores. Arturo le envió una caja de tunas a Maude para llamar su atención. Se conocieron en el 2000. Él acababa de cumplir su primer año de gobierno; ella había venido a México como corresponsal de la revista Paris Match para realizar un reportaje de enfoque turístico llamado "México de los mil rostros". Él se encontraba en la última etapa de su matrimonio de alrededor de tres décadas con Paula Yáñez Villegas, con quien tuvo dos hijos, Arturo y Juan Pablo; Maude estaba soltera. Montiel gozaba de su mejor momento político y la periodista le solicitó una entrevista para su artículo. Durante el encuentro, ella quedó fascinada de él.

 

Dos años después, en enero de 2002, Arturo le pidió matrimonio en una romántica escena: en París, debajo del Arco del Triunfo. Maude era más joven que los hijos de él, acababa de cumplir 29 años.

 

Montiel aún estaba casado, pero Versini nos dijo en marzo de 2004 que "Arturo llevaba siete años separado de su esposa, aunque seguían viviendo en la misma casa. Él siempre fue claro conmigo, y al pedir mi mano ya había comenzado los trámites de su divorcio".

 

 

Maude
Montiel y Maude se lucían en los eventos sociales. (Foto: Archivo revista Quién)

Por fin, el 19 de junio de 2002, el político del partido tricolor anunció su divorcio de Paula y ese mismo año, el 23 de junio, Maude se convirtió en la nueva señora de Montiel y más tarde, en la presidenta del DIF del Estado de México.

 

La pareja se casó por el civil, bajo el régimen de separación de bienes. La boda fue el evento político-social más importante de aquel 2002. Se celebró en la casa de Valle de Bravo del Gobernador. Ella vestía un hermoso halter blanco. Los fuegos artificiales y los flamencos corriendo por el jardín fueron algunos de los detalles que hicieron de aquél un enlace inolvidable. 

 

Sin embargo, no faltó una parte de la sociedad mexiquense que se escandalizó por la unión de la francesa con el servidor público. "A la gente le costó trabajo asimilar, y más de un día para otro, que una mujer joven, extranjera y preparada se casara con un mexicano 30 años mayor que ella, recién divorciado y gobernador de su estado", confesó Maude a Quién en julio de 2005.  

 

En julio de 2003 Maude le dio la buena noticia a su esposo de que se convertirían en padres (ella por primera vez y él por tercera ocasión). En marzo de 2004 la pareja le dio la bienvenida a sus mellizos que bautizaron con el nombre de Sofía y Adrián. Poco más de un año después, el 21 de julio de 2005 llegó su tercer hijo: Alexi.

 

Eran tiempos felices. No había evento donde los Montiel no aparecieran sonrientes, abrazados o tomados de la mano. Era tanto el amor de Arturo por Maude, que incluso le puso el nombre de su mujer a varias obras públicas, por lo cual fue muy criticado. Con el tiempo, esas construcciones fueron rebautizadas.

 

 

Maude
La pareja se separó en 2007. (Foto: Archivo revista Quién)

Se murió el amor

 

La bella boda en Avándaro en junio de 2002 tampoco fue suficiente para mantener a la pareja junta y lo que sonó a rumor se concretó en 2007 cuando Maude inició los tramites de divorcio en Francia.

 

Versini se quedó a vivir en la nación gala y el político regresó a México, se convino que los niños se quedaría con ella, y así fue.

 

Con el tiempo ambos rehicieron sus vidas y ella, a sus 34, se casó en el 28 de junio de 2008 con Philippe Lancry y tuvieron una hija antes de la boda; mientras que Montiel se unió en matrimonio, a la edad de 64 años, con Norma Meraz -ex directora de Radio y TV mexiquense-.           

 

 

Maude
Maude posó para la revista Quién junto con los mellizos Sofía y Adrián. (Foto: Archivo revista Quién)

Disputa por los niños

 

Sofía y Adrián, de siete años, y Alexi, de 6, están desde el 17 de diciembre con su padre, Arturo Montiel, y tendrían que haber regresado a la casa materna, pero esto no sucedió. El rumor de que él se negó a devolver a los niños surgió de inmediato y algunos medios nacionales aseguraron que Maude lo amenazó con revelar datos de corrupción durante el periodo de gobierno del político.

 

Sin embargo, Montiel dirigió una carta a Reporte Índigo en la que afirma que "A mediados del mes pasado (diciembre), a la llegada de mis hijos a México, fui enterado de circunstancias que pueden ser constitutivas del maltrato físico y que ha dejado, según expertos, huella física y psicológica"

 

Las autoridades judiciales le concedieron la guarda y custodia provisional desde el 20 de diciembre pasado, motivo por el cual el ex gobernador se negó a devolverle los pequeños a su madre, quienes debían regresar a Francia el 2 de enero.

 

"Ante esos hechos, en ejercicio de la patria potestad ejercí diversas acciones legales para proteger su integridad y derechos. En consecuencia, siguiendo los procedimientos de Ley, se me ha conferido por autoridad competente su guarda y custodia provisional", aseguró el ex Gobernador.