Paulette Gebara Farah
murió de manera accidental
Notimex
Viernes 21 de mayo de 2010 a las 15:10
Alberto Bazbaz hizo pública la conclusión –basada en análisis, dictámenes, pruebas periciales y forenses– de la investigación en torno a la muerte de la niña. No habrá acción penal en contra de nadie.

paulette
Paulette desapareció de su propio hogar en marzo pasado. (Foto: Notimex)

El procurador general de Justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz, anunció oficialmente que la muerte de Paulette Gebara Farah se debió a un accidente, pues así lo indicaron los análisis, dictámenes y pruebas periciales y forenses.

En conferencia de prensa, el procurador señaló que concluye la investigación de manera absoluta, sin ejercer acción penal en contra de ninguna persona, en virtud de que se debió a un accidente.

paulette
No habrá culpables en caso Paulette. (Foto: Especial)

Luego del anuncio oficial, Alberto Bazbaz Sacal reconoció abiertamente que el procedimiento inicial realizado por la institución a su cargo tuvo deficiencias al no haber revisado pericialmente en forma plena la cama y la habitación de la menor desde un inicio.

En conferencia de prensa, en la que no se permitió sesión de preguntas y respuestas, el procurador general de Justicia del Estado de México reconoció que la comunicación sobre el caso, "producto de la exigencia ciudadana de esclarecerlo lo antes posible", se dio de manera apresurada lo que contribuyó “al clima de especulaciones y desinformación” que, según el funcionario, "suelen surgir, en todo el mundo, en torno a este tipo de casos".

El fiscal mexiquense afirmó que asume plenamente la responsabilidad institucional y personal que le corresponde como cabeza de este ministerio público por las citadas deficiencias, pero "las mismas no afectan en nada el resultado último de esta investigación", apuntó. Bazbaz Sacal explicó que con base en declaraciones, dictámenes institucionales, externos, informes, inspecciones, reconstrucciones de hechos y dictámenes periciales, se llegó a las siguientes conclusiones:

1.- Que la posición en que fue encontrada la menor corresponde a la misma en la que falleció.

2.- Que el cuerpo de la menor no fue manipulado después de su muerte, es decir, que la menor permaneció en el lugar donde fue encontrada desde que murió.

3.- Que el tiempo preciso de la muerte fue 9 días previos a la fecha y hora de la necropsia, lo que demuestra que la menor murió la noche en que llegó de Valle de Bravo o a más tardar en las primeras horas de la madrugada del 22 de marzo.

4.- Que no existen lesiones u otros indicios relacionados con la muerte, ni que indiquen maniobras defensa o resistencia previos al fallecimiento, ni indicios que señalen que la oclusión de orificios nasales fuera producida por otra persona, pues no hay estigmas ungueales (rasguños), excoriaciones perinasales o peribucales (raspones alrededor de nariz o boca).

5.- Igualmente descarta que algún factor externo facilitara la asfixia; ya que no existe fármaco o sustancia que hubiera alterado el estado de alerta o conciencia de la menor.

6.- Determina que una de las sábanas tenía rastros de orina que corresponden al lugar donde se encontraba la pelvis de la menor, lo que implica que estuvo con vida en la posición en donde fue encontrada, y que falleció en esa misma posición, pues la orina es producto de la relajación de esfínteres posteriores a la muerte.

El procurador general de Justicia del Estado de México aseveró que la determinación de este Ministerio Público respecto del caso está plenamente sustentada y es producto de la colaboración entre distintas instituciones.

Historia de la desaparición de Paulette.

Entrevista con Lisette Gebara Farah.