Moisés Saba Masri
y su lado más humano
Alejandra Morón
Martes 12 de enero de 2010 a las 07:00
La comunidad judía lo recuerda como un hombre inteligente, sagaz, audaz, pero sobre todo, como un ser que amaba a México y al prójimo.

moises
Al empresario le gustaba contribuir, por lo que involucraba lo más que podía con labores comunitarias. (Foto: Megaphoto)

A Moisés Saba Masri casi todo el mundo lo conoció por ser un empresario brillante, por ser uno de los mexicanos más prósperos y acaudalados del país, pero muy pocos conocían su faceta como padre, como hijo, como vecino, como humano.

Tras la tragedia que envolvió a la familia Saba la noche del domingo, donde lamentablemente fallecieron Moisés Saba Masri, Alberto Saba Tuachi, Adela Tuachi de Saba y Judith Cattan de Saba, Quién.com se dio a la tarea de preguntar a gente de la comunidad judía -que prefiere no dar su nombre- cómo recuerdan al empresario.

Todos coinciden en que amaba a su país y que siempre ayudaba en lo que podía.

"Era una persona que se involucraba mucho con las labores comunitarias", externó una mujer que convivió con él dentro de su religión.

"Como persona fue muy sencillo, a pesar de ser millonario, era una persona sencilla que siempre tenía los pies bien plantados en la tierra", narró una persona allegada al fallecido empresario.

Y no sólo eso, sino que además muchos lo recuerdan como "un súper amigo y un gran compañero que siempre se preocupaba por los demás".

Moisés Saba Masri también es recordado como un buen padre.

"Siempre estaba con sus hijos, casi todos los fines de semana se la pasaba en Cuernavaca al lado de su familia, también será recordado como un excelente hijo", aseguró una persona allegada a Saba.

moi
Como empresario, siempre tenía buen olfato para los negocios. (Foto: AP)

El empresario

Desde el punto de vista del analista Carlos Mota, Moisés Saba era una persona "que más amor a México le tenía; en lo empresarial era muy sagaz, muy audaz, que todo el tiempo estaba olfateando negocios y oportunidades. Siempre estaba atento a las oportunidades tecnológicas", expresó a Milenio Televisión la noche del domingo.

Y ciertamente así lo recuerda la comunidad judía en México, quienes concuerdan que Saba Masri "era muy derecho, era perfeccionista y tenía mucha iniciativa", características que lo llevaron a ser uno de los hombres más poderosos del país.

"Era visionario en los negocios y era una persona muy inteligente", recuerda una fuente cercana a Moisés.

Su pasión

Además de ser un excelente empresario, Saba Masri combinó su fascinación por el futbol y los negocios. En 1995, el equipo de futbol soccer de "Los Tiburones" del Veracruz fue vendido por el gobierno del Estado a Televisión Azteca, apareciendo Moisés como el dueño.

Un año más tarde, en 1996, Saba Masri fue participe de la compra de otro equipo de futbol: el Morelia, en donde también ejerció como propietario, combinando así su pasión por este deporte y los negocios.

La despedida

Ayer por la tarde fueron enterrados Moisés Saba Masri, Alberto Saba Tuachi, Adela Tuachi de Saba y Judith Cattan de Saba en el Panteón Jardín de acuerdo con la tradición judía.

Familiares y amigos se reunirán con los deudos durante siete días para acompañarlos en su dolor.