Charlie Cordero le ha dado `vida´ a México

Hace 10 años fundó la organización México Vivo tras ser diagnosticado VIH positivo. Platicó en exclusiva con nosotros sobre los retos y logros que ha enfrentado durante todo este tiempo.
Hace 10 años fundó la organización México Vivo tras ser diagnosticado VIH positivo. Platicó en exclusiva con nosotros sobre los retos y logros que ha enfrentado durante todo este tiempo.
 Hace 10 años fundó la organización México Vivo tras ser diagnosticado VIH positivo. Platicó en exclusiva con nosotros sobre los retos y logros que ha enfrentado durante todo este tiempo.  (Foto: Chris Luna)
A través de una enfermedad le dio sentido a su vida.
 A través de una enfermedad le dio sentido a su vida.  (Foto: Chris Luna)

Charlie Cordero es un memorable personaje del llamado jet set mexicano, engalanó muchos eventos organizados por el rubro social, político y farandulero del país, aunque también celebridades internacionales vivieron la fiesta a su lado; por ejemplo, Madonna, quien le regaló un anillo, el cual llevaba puesto cuando nos recibió en su casa para platicar en exclusiva.

La primera impresión que nos deja es que esas dos líneas en forma de paréntesis que enmarcan sus labios no indican su edad, sino lo feliz que ha sido durante la vida. Aunque también pasó por momentos difíciles cuando los médicos le informaron que sus días estaban contados.

Durante los años 80 y 90, Charlie se dedicaba a las relaciones públicas y la fiesta, entre sus amigos era conocido como "El rey de la noche"... "Hice de la fiesta una profesión", asegura. En pocas palabras, tuvo una vida llena de excesos.

Pero su sonrisa se apagó en el momento que los médicos le informaron, en el año 2000, que tenía seis meses de vida, pues era cero positivo. Confiesa que durante una época le echó la culpa a sus padres por la falta de información, debido a que los seres humanos solemos no asumir las responsabilidades.

Charlie se refugió en el alcohol y las drogas, estaba pasando el momento más doloroso de su vida, pero también estaba por "renacer"...

¿Cuál ha sido la mayor recompensa que has tenido al frente de la fundación?

"Me dieron seis meses de vida en el año 2000 y sigo vivo, tengo 13 años extras. Una de las mayores enseñanzas y agradecimientos que tengo es que asumí quién era yo, la responsabilidad que tengo con un segundo chance que a muchos amigos no se les dio y que todos los seres humanos tenemos una responsabilidad social sin importar la complexión, la educación, la cartera o las enfermedades.

"Curiosamente a través de una enfermedad le encontré sentido a la vida", recalcó Cordero.

Fue entonces que comenzaron los trabajos de la Fundación México Vivo, que se constituyó hace una década ante la ONU para apoyar al Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas (Cieni) del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias. Sin duda, este momento fue un parteaguas en la vida de Charlie y en la vida de México.

"No me arrepiento de nada, pero me pude haber brincado ciertas cositas... Sigo siendo tremendo, pero de otra manera, he ajustado hilos, cortado otros. Reconozco lo que soy y lo que tengo, lo que me gusta y lo que no para formar parte de la sociedad activa y tener un entorno mejor; tampoco me creo la madre Teresa de Calcuta ni pretendo ser eso, no quiero ningún pedestal, lo hago simplemente en retribución y agradecimiento a la vida, por lo que me ha dado", comentó.

¿Y cuál ha sido el peor bache que te ha tocado pasar?

"Las decepciones del ser humano. Conozco a mucha gente por las relaciones públicas de todos los sectores que configuran la sociedad: político, empresarial, moda, farándula, etcétera. Cuando abrí mi tema a la luz pública a esta revista (Quién) en el 2004, fue en una entrevista fuerte porque acostumbro a hablar con la verdad, no tengo manera de ocultar nada, sobre todo con esta segunda oportunidad de vida que Dios me dio.

"No sabes lo fuerte que fue el morbo de la gente, me llamaba la editora para preguntarme qué onda porque en León (soy originario de allá) pedían cajas y cajas de revistas. A través de esa entrevista me quito el habla el 80% de la gente que conocía, se me bajó el trabajo un 85% porque cómo la gente iba a contratar a un sidoso, así lo decían.

"Me enfrenté al estigma, la discriminación y la miseria humana a través del egoísmo tan profundo que mucha gente tiene y que la hace muy infeliz. Esos son los peores virus sociales más que el VIH", recuerdó Cordero.

Charlie ahora puede contarlo fácilmente, pero en su momento la pasó muy mal y tristemente reconoce que actualmente su fundación siga teniendo que luchar por la discriminación, el estigma y la culpabilidad del propio enfermo.

"Uno de los grandes problemas de esta enfermedad es que la gente se rechaza, no se apega al tratamiento. Ha sido todo un aprendizaje luchar contra todo esto y sobre todo en un país como este con ese sincretismo con la iglesia católica y el machismo, que son dos factores muy importantes para que este tema no se aborde con la información precisa e indicada, como debe de ser, a nivel científico sin moralismos absurdos", enfatizó, dejando claro que no se calla nada.

¿Cuáles han sido, son y serán los retos de a Fundación México Vivo durante estos 10 años?

"Hemos tenido grandes logros, pero las necesidades los opacan porque son muchas. Tenemos que irnos a todos los Estados, todas las ciudades, a los de mayor migración. Yo me he tenido que salir en las escuelas de un foro porque no me permiten hablar del uso del condón.

"Ante todas estas realidades a México Vivo le ha tocado `bailar con la más fea´ porque otras causas son más sencillas de sobrellevar (todas son muy loables, aclaro), pero como ésta es tema de sexualidad es te lo mereces por promiscuo, por homosexual o por lo que sea. En nuestra sociedad sigue siendo algo sucio, innombrable y es curioso porque todos venimos de una relación sexual", comentó.

Las barreras y las tareas para Charlie y su organización aún son numerosas, pero saben que teniendo esas ganas de "contagiar" a los demás es posible. Es posible que México Vivo siga anteponiendo la información científica ante temas tabú.

Es verdad que al revelar su enfermedad, a Cordero le dieron la espalda muchos conocidos, pero afortunadamente ha tenido grandes aliados en esta lucha por aminorar el impacto del VIH, como Miguel Ortiz Monasterio (el presidente de la fundación), a quién hace 10 años le pidió quedarse a la cabeza por temor a no saber cuántos años iba a vivir.

Además de Rodrigo Moheno, Guadalupe Artigas, Lulú Creel, Sasha Sokol, Rebecca de Alba, Eugenio López Alonso, Silvia Pinal, Pepillo Origel, Carlos Salomón Cámara, Rafael Heredia, Mónica Señoret y Lucía García Noriega, aunque el fundador de México Vivo asegura que la lista de nombres es aún más larga. Y claro, no olvida recordar a los artistas que han donado su obra para ser subastada en la tradicional y esperada subasta Arte Vivo.

"Son gente que ha creído -y es subrayado porque México es un país en el que la credibilidad cada vez se pierde más- en mí y en la fundación y para nosotros es muy importante porque nos han fortalecido", dijo.

¿Cuáles son los próximos retos como fundación?

"Nos buscó la Fundación Aid for Aids (opera el programa de redistribución de medicamentos para el VIH más grande del mundo) para hacer una alianza con México e irnos por Latinoamérica, así que me entrego a mi nueva pareja. También estamos impulsando un programa llamado "Generación Viva" hecho por infectólogos, sexólogos y pedagogos para poder llegar a la raíz del problema en la población desde los 13 años, y no sólo en el tema de VIH, también abarcar todas las enfermedades de transmisión sexual y ojalá pegue un poquito en los embarazos no deseados y en la planificación familiar.

"Para que las nuevas generaciones sean más libres, queremos el rescate del ser humano con la conciencia y salud sexual", agregó.

Además Charlie nos dio la primicia de una campaña que están "cocinando" con Santiago Pando en la que pondrán en la mesa el tema del amor. "Todo esto de la enfermedad del VIH claro que tiene que ver con una práctica de riesgo sexual, con una falta de información, pero también con una cuestión llamada amor hacia uno mismo. Porque se ha perdido este amor propio estamos en conflicto los seres humanos, hay que rescatarlo", finalizó.

Con sus ganas de vivir, Charlie Cordero le ha dado más fuerza a México Vivo cuyo corazón palpita más fuerte que nunca.

Fundación México Vivo

http://mexicovivo.org/

5615.7383

Montes de Oca 52A, Col. Condesa. Cuauhtémoc, México, D.F.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Captan a Leonardo DiCaprio con una de sus exnovias
No te pierdas
×