Gillian Flynn, reina del thriller, nos habla sobre su novela `Perdida´

El tercer título de la escritora estadounidense se convirtió rápidamente en un best seller, por lo que será llevada al cine protagonizada por Reese Witherspoon.
El tercer título de la escritora estadounidense se convirtió rápidamente en un best seller, por lo que será llevada al cine protagonizada por Reese Witherspoon.
 El tercer título de la escritora estadounidense se convirtió rápidamente en un best seller, por lo que será llevada al cine protagonizada por Reese Witherspoon.  (Foto: Getty Images)
La famosa autora estadounidense escribe sus novelas de suspenso en una guarida, construida debajo del sótano de su casa, a la que llama `el pozo del infierno´.
 La famosa autora estadounidense escribe sus novelas de suspenso en una guarida, construida debajo del sótano de su casa, a la que llama `el pozo del infierno´.  (Foto: Getty Images y Cortesía de Random House)

Edgar Wallace es a quien se le considera el padre del género de suspenso por su novela "Los cuatro hombres justos", publicada en 1905. Luego de crearlo surgieron varios autores cuyos textos trascendían a la pantalla grande, debido a su éxito. Gillian Flynn es una de las escritoras más leídas en la actualidad y una de las más influyentes de dicho género en Estados Unidos.

Hace un par de meses presentó su tercera novela llamada "Perdida" (Gone Girl), editada por Random House Mondadori, la cual inmediatamente se colocó entre las favoritas de los lectores y que hasta el momento tiene registrados más de dos millones de ejemplares vendidos. Los derechos del thriller psicológico, cuya trama se caracteriza por ser apasionada y dar giros inesperados para atrapar aún más al lector, fueron adquiridos por 20th Century Fox para llevar la historia al cine con Reese Witherspoon como protagonista.

El libro comienza en un caluroso día de verano, cuando la pareja conformada por Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas a orillas del río Mississippi. Como cada año, Amy ha escondido sus regalos y colocado la primera pista en el dormitorio; Nick reservó un restaurante romántico y, como cada año también, esperó hasta el último minuto para comprarle un presente a su esposa; aunque no hará falta porque Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro.

"La gente a menudo me pregunta si tengo una rutina para escribir. La respuesta es: algo así. Déjenme comenzar con esta advertencia: no soy la escritora más rápida del mundo. Cuando comencé `Perdida´ no estaba embarazada. Luego lo estuve. Luego tuve un hijo. Luego el hijo se convirtió en un bebé mayor. Parece que los niños de 16 meses no entienden una frase tan sencilla como: `No interrumpir a mamá durante su proceso creativo", compartió Flynn.

Así que a la par que concebía su tercer hijo literario, estaba también dando vida a su primogénito, como ella lo ve, "el esfuerzo valió la pena, fueron gemelos". Pero, su novela apenas comenzaba la intriga, Nick se convertía en el principal sospechoso de la desaparición de su mujer por mostrarse sereno en público como si no le importara lo que ocurrió. La prensa sensacionalista, la policía y los propios vecinos comienzan a seguir la historia que les parece bastante interesante.

Era el momento en que Gillian debía dar el siguiente giro a la historia para que el lector se uniera a la búsqueda de Amy, pero el llanto de su hijo de carne y hueso hacían que los espacios de su casa le fueran insuficientes para la inspiración.

"Ya no podía escribir en ningún rincón de la casa, necesitaba una guarida. Así que mi esposo construyó una pequeña y acogedora oficina en la planta baja de nuestra vieja casa victoriana. Uno llega hasta mi oficina luego de cruzar un sótano a medio terminar sacado de "El silencio de los inocentes". Verdaderamente se trata de los seis metros cuadrados más aterradores que hayas visto en tu vida: el piso de cemento cuarteado, paredes de piedra con manchas inexplicables, goteras, herramientas viejas e inservibles por todas partes. Mi esposo y yo nos referimos a ella como `el pozo del infierno´", describió la escritora.

Pues este "pozo del infierno" vaya que es su mejor inspiración para que su historia comience a hacer reflexionar a los vecinos de Amy y Nick y a los propios lectores sobre si realmente conocen a su pareja, si saben con quién están durmiendo. Y claro, pone los focos rojos de suspenso en la caja plateada escondida en la parte de atrás del armario de la habitación de los protagonistas, ¿acaso será la clave de la desaparición?

Para este punto de la trama, Gillian Flynn aprovecha para beber su café y mirar fijamente la pantalla de la computadora o escuchar un poco de música, todo lo que sea necesario para despertar. "Suelo obsesionarme con una canción. Mientras escribía `Perdida´ entré en una etapa de pánico donde bailaba `Lose Yourself´ de Eminem cada mañana, tan patético como suena, pero además tenía un recién nacido, una fecha de entrega inminente y un ritmo de escritura muy lento", recordó.

Las historias de la famosa escritora realmente han erizado la piel del público, pero ¿a ella le han provocado miedo mientras las escribe?... "La respuesta es sí, y tú te asustarías también si trabajaras junto a un pozo del infierno", aseguró.

Al menos puede dosificar ese miedo, pues acostumbra a sentarse a escribir durante mucho tiempo y luego decide detenerse. "Las mejores revelaciones me han llegado cuando estoy haciendo cosas que nada tienen que ver con la escritura. Así que puedo ponerme a jugar Pac-Man o Galaga, soy buenísima en ambos", dijo Flynn.

Además de encontrar un poco de descanso e inspiración en los videojuegos, invierte tiempo en hacer su lista de películas en Netflix, admite que gasta el mismo tiempo en realizarla que en el cuidado de su hijo. El cine siempre ha sido muy importante en su vida, pues su padre era un gran profesor de dicha disciplina.

Luego del juego, las películas y checar que esté todo bien con su hijo, debe volver a bajar al "pozo del infierno" para ponerle punto final a "Perdida", el cual tiene como objetivo impactar al público... Espérenlo. "Escribo más. Pienso en cosas oscuras: asesinatos, traiciones, matrimonios tóxicos y lo diabólico, así que procuro sacudirme la maldad antes de regresar al `mundo de arriba´", aclaró.

Pero aunque Gillian regrese a casa con su esposo, su hijo y enorme gato negro, juegue el rol de ama de casa y ría un poco con la escena de Moses Supposes en "Cantando bajo la lluvia", eventualmente sentirá la necesidad de bajar a su "pozo del infierno" a comenzar su cuarto bestseller, el tema puede ser tan intrigante como su estilo literario, pero lo que sí es seguro es que tanto a ella como a los lectores les pondrá los pelos de punta.

Mientras eso ocurre, Flynn está dirigiendo en el rodaje de la cinta, quiere que esté bien cuidada y que la historia se respete. No es la primera vez que está involucrada con las cámaras, pues fue crítica en "Entertainment Weekly Channel".

Sus novelas anteriores: "Sharp Objects" fue finalista del premio Edgar de novela negra y galardonada con el Fleming Steel Dagger en 2007 al mejor thriller; y "Dark Places" fue elegida como el mejor libro de 2009, según el Publisher Weekly y mejor novela, según el Chicago Tribune. Sus novelas han sido publicadas en 28 países.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Las manos que levantan a México
No te pierdas
×