Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Enrique Rubio Su nueva vida

El hermano de Paulina nos recibió en su departamento de la Condesa para contarnos por qué terminó con Zélika García, su ex socia en MACO.
El hermano de Paulina nos recibió en su departamento de la Condesa para contarnos por qué terminó con Zélika García, su ex socia en MACO.
Enrique Rubio El hermano de Paulina nos recibió en su departamento de la Condesa para contarnos por qué terminó con Zélika García, su ex socia en MACO. (Foto: Jaime Martín)

En octubre de 2007, Enrique salió del departamento que había compartido con Zélika García durante cinco años. Estuvo nueve meses de un lado a otro: vivió en el Condesadf, en el W y en casa de su mamá, Susana Dosamantes. Ese tiempo fue difícil para él ya que aparte de la separación, su excompañera disolvió MACO, la feria de arte contemporáneo de la cual eran socios.

EL DÍA QUE INICIÓ EL ROMANCE Se conocieron cuando Zélika fue a su oficina a pedir que la revista Spot entrara a un intercambio con MUESTRA, la feria que ella fundó en 2002. “Vi a una mujer muy guapa en mi oficina, era Zélika”, recuerda el abogado. Ahí comenzó el romance. Más tarde conoció a Karim, el hijo de la regiomontana. Enrique estaba muy enamorado, tanto que a los cinco meses fue a Monterrey para hablar con los papás de Zélika y decirles que quería vivir con su hija y su nieto. Al poco tiempo ya estaban viviendo en Polanco. El dueño de la revista Spot asumió el papel de papá. “Descubrí mi parte de niño, volví a jugar, nos caíamos muy bien”, dice Enrique.

UN NEGOCIO AMOROSO “Yo quería que Zélika estuviera entretenida y feliz de vivir aquí, porque una mujer inteligente es difícil de entretener”, comenta Enrique. Así que ambos llegaron a un acuerdo y se asociaron. MUESTRA desapareció y fundaron MACO. En ese momento él pensó que ella debería de tener un porcentaje más alto para que se sintiera segura, y así lo hizo. Empezaron desde cero, ella tenía la idea y él el capital. La pareja concentró todas sus energías en el nuevo proyecto. El dueño de Spot nos dijo que ella estaba muy comprometida con el proyecto ya que es una mujer trabajadora y dedicada.

DEL GOZO AL POZO Al pasar el tiempo, como muchas relaciones, ésta también se empezó a desgastar. El hermano de Paulina Rubio nos dijo que se sentía bajo presión: “Yo no quería seguir discutiendo, si me arrinconan no soy una persona fácil, tengo carácter, es de familia”. Y se separaron. Aun así, la pareja hizo la quinta edición de MACO en abril de 2008, “Hicimos la feria con cordialidad, sonreíamos para las cámaras”, dijo el empresario. Cuando terminó, Zélika no le volvió a contestar las llamadas. El error, dice Enrique, estuvo en que había mucha competencia por ver quién era el adecuado para llevar la feria.

Publicidad
Zélika y Enrique participaron en nuestro top de las 10 parejas más atractivas de México en el 2004, cuando llevaban dos años de relación.
Zélika y Enrique participaron en nuestro top de las 10 parejas más atractivas de México en el 2004, cuando llevaban dos años de relación.


Publicidad

CADA QUIÉN A SU ASUNTO El tiempo pasó y ella seguía sin contestarle las llamadas. El 4 de julio de 2008, Zélika convocó a una Asamblea General de Accionistas cuando Enrique se encontraba en Europa. Más tarde, ella disolvió la empresa MACO Feria de Arte Contemporáneo, S. de R.L. de C.V., sin avisarle a su socio; se había cedido los activos y los contratos de esta. Todo ello se hizo fuera de los estatutos establecidos por la empresa ya que tenían que pasar quince días para que se hiciera una convocatoria y se realizara la asamblea para tomar una decisión. Zélika creó una nueva empresa con el nombre de Cultura y Arte Contemporáneo Zeta S.A. de C.V. “Estaba enojada conmigo, yo no quería volver con ella y decidió sacarme del negocio, el problema es que lo hizo a escondidas”, dice Enrique. Ella le comunicó a la gente que era lo mismo pero con otros socios.

AL TORO POR LOS CUERNOS Enrique no lo podía creer. “Me sentí defraudado, enojado. Nunca lo hubiera imaginado de la persona que quise tanto y que creí conocer”, agrega. Fue entonces que decidió hablar con sus abogados y estos le dijeron que lo que ella había hecho era ilegal. Tomó cartas en el asunto y levantó una demanda ya que pensó que no era justo: él había invertido y dedicado mucho tiempo a la feria. El 12 de septiembre levantó una demanda: “Impugné la asamblea y ella ya está notificada. No pretendo quedarme con la feria, sólo llegar a un acuerdo que beneficie a los dos”, asegura Enrique.

CRUZÓ LA FRONTERA En octubre pasado el periódico estadounidense The Art News Paper publicó una nota en la que citan a Zélika García: “Cuando me separé de él le pedí que me regresara su parte para que yo continuara; él me la quería vender pero a él no le costó nada y yo no se la iba a comprar; entonces cerré la empresa y empecé otra. Él ya tenía su revista y su trabajo. No se por qué quiere meterse en mi camino”. Enrique nos dijo que el hecho de que tuviera otros ingresos no justifica lo que ella hizo. También nos comentó que siempre ha considerado a Zélika como una dama y una mujer inteligente, pero que está mal asesorada. AÑO NUEVO, VIDA NUEVA

“Es triste que un asunto de alcoba haya llegado tan lejos”, comenta Enrique. Aun así, está en la mejor disposición para llegar a un acuerdo amistoso. Por lo pronto él sigue creyendo en las relaciones aunque le quedó muy claro que no hay que hacer negocios con la pareja.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad