Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inaudito, rey Alberto de Bélgica acepta someterse a prueba de paternidad

El abogado del exgobernante de los belgas aceptó que el royal tomó la decisión de aclarar su supuesta paternidad para respetar el sistema legal del país
Alberto II de Bélgica
El exrey de los belgas abdicó al trono en 2013 en favor de su hijo Philippe, antes duque de Brabante.

En un hecho inaudito el exmonarca de los belgas, Alberto II, decidió someterse a la prueba de ADN para esclarecer el caso de la supuesta paternidad de Delphine Boël, quien ha luchado durante años para ser reconocida. El abogado del rey, citado por Royal Central, aseguró que la decisión del anterior soberano se dio en un afán de respetar “el sistema legal” del país.

Hace unos días el Tribunal de Apelación le puso un ultimátum a Alberto, de que tendría que pagar cinco mil euros diarios hasta que accediera a entregar la prueba a un laboratorio; sin embargo, el resultado permanecerá en secreto hasta que la Corte de Casación dé un veredicto respecto a la apelación que interpuso el rey.

Publicidad
La historia

Delphine nació en 1968, es hija de la baronesa Sybille de Selys Longchamps y fue oficialmente reconocida por el esposo de su mamá, Jonkheer Jacques Boël. En su momento, el rey hizo una referencia a una crisis “hace 30 años”, en la Navidad de 1999, pero fue lo único que dijo antes de permanecer en total silencio con respecto a la mujer.

De acuerdo con Boël su reclamo no tiene nada que ver con una herencia, ya que su padre es mucho más rico que el rey. En 2013 Delphie llevó a la corte a Alberto II y a dos de sus hijos, el entonces duque de Brabante, ahora el rey Philippe, y la princesa Astrid de Bélgica, archiduquesa de Austria-Este, para obtener la prueba de ADN.

Delphine Boël
Delphine Boël asegura que no quiere el reconocimeinto por un asunto de herencia, ya que su papá es más rico que Albert II.

En aquel entonces el rey gozaba de inmunidad, pero con su abdicación en julio de 2013 se abrió la posibilidad de realizar el proceso. Durante la niñez de Delphine, el anterior soberano de los belgas estuvo muy relacionado con ella, pero no han tenido nada que ver desde los últimos 20 años y, hasta hoy se había negado a aparecer en la corte.

Publicidad
Publicidad