Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Revelan cómo fue la primera cita de Meghan y Harry, ¿se vio desesperada?

Meghan Markle estaba preocupada por parecer demasiado "desesperada".
The Duke and Duchess Of Sussex Visit Sussex
BRIGHTON, ENGLAND - OCTOBER 03: Prince Harry, Duke of Sussex and Meghan, Duchess of Sussex attend an engagement at the charity, 'Survivors' Network' during an official visit to Sussex on October 3, 2018 in Brighton, United Kingdom. The Duke and Duchess married on May 19th 2018 in Windsor and were conferred The Duke & Duchess of Sussex by The Queen. (Photo by WPA Pool/Getty Images)

Antes de la asombrosa boda en el Castillo de Windsor, Meghan Markle p asó como toda chica, por la primera cita, solo que con un príncipe. Esto sucedió el 1 de julio de 2016 cuando Markle estaba promocionando en Londres la más reciente temporada de la serie Suits, gracias a un amigo en común que les arregló una date. A pesar de que la ahora duquesa de Sussex estaba nerviosa preguntándole a sus amigos si Harry era "bueno y amable", reveló Andrew Morton en el libro Meghan: A Hollywood Princess. Todo resultó excelente esa noche que se conocieron, la cual describió como "embriagante" porque Meghan y el príncipe se llevaron demasiado bien.

Posteriormente Markle temía parecer demasiado "desesperada", pues aceptó a Harry una segunda cita justo al día siguiente. "Mientras ella revivía ese primer encuentro en su mente, se preguntaba si había parecido muy ansiosa por acceder a la invitación", asegura Morton. En aquella ocasión Meghan estuvo en Londres solo por cuatro días, pero tuvieron citas consecutivas durante toda su estancia.

Claramente el príncipe Harry no vio las citas consecutivas como un acto desesperado, pues él estaba muy interesado en ella. "Estaban asombrados uno por el otro. Harry quedó cautivado por su belleza, sofisticación y perceptibilidad", comentó el experto en realeza. Luego de estos encuentros, el duque de Sussex regresó a su residencia en Nottingham Cottage de Kensington Palace, mientras Meghan viajó a Toronto para seguir filmando Suits.

Desde entonces la relación fue haciéndose más fuerte y se veían cada 14 días para vencer la distancia entre Londres y Toronto. Uno de los viajes que fue crucial para formalizar, fueron sus vacaciones en Botswana, así como la visita a Jamaica para la boda de uno de los mejores amigos de Harry.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad