Kate Middleton y sus (inquietantes) momentos “Marilyn Monroe”

Tarde o temprano la Duquesa de Cambridge enseñaría de más, como lo muestra la reciente imagen publicada por Bunte, y es que en varias ocasiones el viento le ha causado problemas.
Tarde o temprano la Duquesa de Cambridge enseñaría de más, como lo muestra la reciente imagen publicada por Bunte, y es que en varias ocasiones el viento le ha causado problemas.
 Tarde o temprano la Duquesa de Cambridge enseñaría de más, como lo muestra la reciente imagen publicada por Bunte, y es que en varias ocasiones el viento le ha causado problemas.  (Foto: Getty Images)

Desde hace unas semanas se supo que existía una foto de Kate Middleton en la que el viento dejaba su trasero al descubierto. Se dice que la dueña de la imagen quería venderla al mejor postor y fue la revista alemana Bunte quien finalmente compró esta reveladora fotografía que, a pocas horas de su publicación, causó revuelo en la red esta semana.

Aunque la imagen dio la vuelta al mundo, la prensa británica decidió no hacer uso de la imagen por respeto, los únicos dos medio que lo hicieron fue “Daily Mail”, aunque bajo censura, y “The Sun”, quienes a su modo también la censuraron poniéndole una pequeña coronita al trasero de la duquesa.


La fotografía fue captada por Diane Morel, una fotógrafa amateur, el 17 de abril, mientras los Duques de Cambridge bajaban de un helicóptero a las Montañas Azules entre fuertes rachas de viento. Ese día, la Duquesa portaba uno de los vestidos más famosos de su gira, un modelo drapeado de Diane von Fustenberg.
 La fotografía fue captada por Diane Morel, una fotógrafa amateur, el 17 de abril, mientras los Duques de Cambridge bajaban de un helicóptero a las Montañas Azules entre fuertes rachas de viento. Ese día, la Duquesa portaba uno de los vestidos más famosos de su gira, un modelo drapeado de Diane von Fustenberg.  (Foto: Tomada de Bunte.de)

Notas relacionadas:

Lo cierto es que a lo largo de sus compromisos oficiales desde que se conviertiera en Duquesa, Kate ha sido traicionada por el viento en varias ocasiones. No olvidemos que a su llegada al aeropuerto de Wellington, al inicio de su gira por Australia en abril, tuvo que "luchar" contra las ráfagas de viento para no mostrar de más, en esa ocasión portaba un abrigo rojo de Catherine Walker y un sombrero a juego de Gina Foster, acompañado de un broche de plata de diamantes que le presto la Reina.


Los Duques de Cambrdige llegando a Wellington. El abrigo de Kate fue víctima del aire.
 Los Duques de Cambrdige llegando a Wellington. El abrigo de Kate fue víctima del aire.  (Foto: AFP Images)

El mal tiempo en Wellington seguramente fue la razón por la que la Kate Middleton y su estilista, Amanda Cocine Tucker, decidieran optar por un peinado medio recogido, pero esto no fue suficiente para el aire que había cuando se abrió la puerta del avión del la Fuerza Real Aérea de Nueva Zelanda. De hecho, con tan sólo dar unos pasos afuera de la aeronave junto a su esposo y cargando a su bebé, Kate tuvo que estar arreglándose el pelo que le volaba y su vestido que empezaba a moverse con el aire.

A todo esto Kate no hizo más que actuar como toda una princesa, a pesar de tener una mano ocupada porque cargaba a George, hacía lo posible para que su pelo no se fuera hacia su cara, que su vestido y abrigo no se levantaran y se agarraba del barandal para no caerse, además de que asó lo dicta el protocolo. Eso sí, siempre con la vista al frente y una sonrisa en la cara.

Para esta primer ocasión el primogénito de los Duques usó un suéter crema con una camisa de cuello blanco, pantalones cortos a juego y zapatos de piel con calcetines. Mientras tanto, el príncipe Guillermo desembarcó del avión mirando despreocupado y pulcro en un traje azul marino.


Kate ha sido víctima del efecto Marilyn Monroe en varias ocasiones. Aquí algunas de ellas.
 Kate ha sido víctima del efecto Marilyn Monroe en varias ocasiones. Aquí algunas de ellas.  (Foto: Getty Images/AFP Images)

En noviembre de 2013, en un evento de caridad, su vestido azul marino fue levantado a causa del fuerte aire. También en 2012 el aire no estuvo a favor de Kate cuando en su llegada al aeropuerto de Brisbane en 2012, su vestido floreado se levantó un poco.

También mientras estaba embarazada, alrededor de 7 meses, Kate acudió a una boda en un vestido de polka dots de Topshop y el aire volvió a soplar bastante fuerte en contra de su vestido. Uno de los más conocido fue cuando en 2011 en su tour por Canadá y Estados Unidos. En esta ocasión Kate portaba un vestido amarillo de Jenny Packham, bastante ligero por el clima, y dejo ver un poco más de lo que estamos acostumbrados en un royal.

Por todo esto se ha sugerido en el pasado que Kate, o más bien sus diseñadores, deberían tomar en cuenta el peso de los vestidos para evitar que esto vuelva a suceder. Un buen ejemplo es la Reina, que en sus más de 60 años en el trono, no ha tenido algunas circunstancias como estas ya que en el dobladillo de cada vestido que utiliza tiene unas pequeñas piezas de plomo que hacen que sus vestidos no vuelen con el aire.

Nota relacionada:

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué fue lo más desafiante para 'El Fantasma en el Espejo'?
No te pierdas
×