Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“Soy Nirvana y soy alcohólica”, hija de Hank Rhon revela dura enfermedad

La amazona confesó los duros momentos que vivió hace dos años
viernes 01 julio 2022
Nirvana-Hank (1).jpg
Nirvana junto a su padre, Jorge Hank Rhon

A su corta edad, Nirvana Hank, hija del político y empresario Jorge Hank Rhon, ha pasado por duros momentos que han marcado su vida. Hoy en día, señala, se encuentra mucho mejor.

La joven de 22 años, quien ha ganado concursos de equitación nacionales, compartió un video en su cuenta de Instagram en el que reveló que lleva 2 años y 1 mes en sobriedad luego de “tocar fondo”.

“Yo soy Nirvana Hank y hoy les vengo con un mensaje súper importante para mí. Hoy es martes 28 de junio del 2022 y justo hoy cumplo 2 años y 1 mes viviendo en sobriedad”, comenzó su mensaje la heredera de Grupo Caliente.

Publicidad

“Hace un año yo juraba y perjuraba que nadie se iba a enterar, no quería que ni mis hermanos ni mi familia supieran porque era una vergüenza enorme para mí mi enfermedad, pero gracias a Dios, a través del tiempo y la terapia, y gracias a mi madrina, a mi grupo, a mis compañeros y demás, pude ir creciendo y aceptando cada vez más mi enfermedad y hoy en vez de avergonzarme siento un cierto orgullo”, siguió Nirvana.

“Porque no es fácil, la verdad, no lo es, pero, para mí, haber cumplido ya dos años y un mes viviendo en sobriedad es el logro más grande que he tenido en toda mi vida”, continuó.

La amazona señaló que no había compartido su enfermedad en redes sociales por el temor a ser juzgada y, aunque quería compartirlo con sus seguidores, aún no se siente lista para revelar su historia y dar detalles.

(Required)
La joven de 22 años se sinceró sobre su alcoholismo

“Pude tocar fondo hace dos años y un mes a tal nivel que le pude pedir ayuda a mi papá y agradezco a Dios que pude recibir esa ayuda, que pude estar en una clínica, que después pude vivir en un grupo con una casa de medio camino y después pude seguir a vivir mi vida aquí en el grupo de afuera”.

 

En 2019 Nirvana confesó que en el pasado tuvo problemas de depresión y ansiedad. En ese momento, compartió una fotografía en la que muestra varias cicatrices en sus piernas y reveló que a los 12 años comenzó a autolesionarse.

Nirvana-Hank (2).jpg
Nirvana ha pasado por momentos difíciles en más de una ocasión

“Cuando tenía tan sólo 12 años pasé por cosas inimaginablemente pesadas y caí en un hoyo muy oscuro repleto de odio, dolor y culpa. Mi manera de lidiar con mi culpa era lastimándome, cortándome. El cortarme fue algo con lo que lidié por muchísimos años y hoy, 6 años después, estoy bien...”, señaló la joven de, entonces, 18 años.

La madre de Nirvana, la diputada María Elvia Amaya, falleció en 2012 a causa de cáncer en la médula ósea, momento en el que la joven comenzó a lesionarse.

Tal como lo reveló en su más reciente video, hoy en día Nirvana está sanando y mejorando cada día.

Borrando tropiezos del pasado

Pero Nirvana está corrigiendo algo más del pasado, pues recientemente dio a conocer que se encuentra en el proceso de remoción láser de un tatuaje de la letra ‘P’ que se hizo en el tobillo con letra cursiva.

tatuaje-Nirvana-Hank.jpg
Nirvana reveló que el tatuaje no quedó como ella esperaba

Hank confesó que, hace años, cuando decidió hacerselo, no planeó muy bien dicho diseño, por lo que no quedó como ella esperaba, además de ser demasiado grande, por lo que mostró un poco del proceso de la sexta sesión de láser para eliminarlo.

 

Su corazón está ocupado

Hace unos días Nirvana se tomó unas vacaciones en Cancún, Quintana Roo, luego de ganar el primero y segundo lugar en las competencias de las Quintas Ecuestres Haras en Puebla. Durante su descanso en las paradisíacas playas la amazona se dejó ver en compañía de un joven desconocido, dejando entrever que tiene una relación.

vacaciones-de-Nirvana-Hank (1).jpg
Desde septiembre dio señales de un nuevo amor, pero sin revelar quién es

En un carrusel de fotografías de Instagram compartió una instantánea en la aparece la mano de un hombre tocando la suya mientras sostiene un libro.

Además, a través de sus stories se pudo apreciar la figura del chico anónimo en el reflejo de una ventana junto a ella, quien tomó la fotografía, demostrando que su corazón se encuentra contento y ocupado en este momento.

Publicidad
Publicidad