Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La lujosa boda que derivó en la renuncia de Santiago Nieto a la UIF

Tras la polémica por su boda con Carla Humphrey el pasado fin de semana, el funcionario presentó su renuncia. “Mi lealtad es con el Presidente. Mi amor para Carla”, escribió en Twitter
martes 09 noviembre 2021
E8WnX2AXsAU62S7.jpg
Carla Humphrey y Santiago Nieto.

Estaba por cumplir tres años en el puesto (asumió el cargo el 1 de diciembre de 2018) hasta hace unas horas que la Secretaría de Gobernación anunció que lo revelaría el economista Pablo Gómez Álvarez en la titularidad de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Fue el mismo secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, quien dio la instrucción del anuncio tras la renuncia de Santiago Nieto por el escándalo mediático que generó su boda con la consejera electoral Carla Humphrey en el Hotel Casa Santo Domingo ubicado en Antigua, Guatemala.

Publicidad

El lujo de la boda, a la que fueron 300 invitados, despertó el interés (y las críticas) del mundo político nacional, la prensa y la opinión pública por ir en contra de la discreción con la que siempre se ha manejado la pareja y la austeridad que ha predicado el gobierno de la Cuarta Transformación.

Hubo copas de Möet Chandon, licores al gusto, tártara de atún, carpaccio de aguacate y, para finalizar, macarroni de chilacayote.

Entre los invitados estuvo la élite política mexicana de todos los partidos políticos: Layda Sansores, gobernadora de Campeche, los legisladores Sergio Gutiérrez Luna de Morena, Javier López Casarín del Partido Verde, Carolina Viggiano del PRI y Diana Karina Barreras del PT. También la ministra del Supremo Yasmín Esquivel, la expresidenta del Tribunal Electoral María del Carmen Alanís y su esposo Emilio Rabasa. Otros que atendieron la invitación fueron los exgobernadores Quirino Ordaz, de Sinaloa, y Francisco Domínguez, de Querétaro, así como la senadora del PAN Josefina Vázquez Mota.

La boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey se llevó a cabo en el Hotel Santo Domingo en Antigua, Guatemala, ubicado a 45 kilómetros de Guatemala Capital.
La boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey se llevó a cabo en el Hotel Santo Domingo en Antigua, Guatemala, a 45 kilómetros de Guatemala Capital.

Uno de los momentos más románticos fue cuando la pareja abrió la pista de baile a ritmo de I don’t want to miss a thing de la banda Aerosmith, para después dar paso a baladas de rock y pop de los ochenta y de los noventa. La fiesta terminó pasadas las cinco de la mañana, informó Reforma.

Un día antes, los invitados fueron consentidos con un coctel de bienvenida y uno más al mediodía horas antes de la boda. Además, el domingo hubo una tornaboda con un brunch en los jardines del hotel.

Aunque se pidió discreción a los invitados, hubo quienes no pudieron evitar compartir que estaban en el exclusivo evento, una de ellas Melissa Camil, quien reveló detalles del lugar donde se celebró la fiesta.

Se pidió discrecoón a los inivtados, pero algunos sí compartieron fotos en sus redes. Instagram, Melissa Camil
Se pidió discreción a los invitados, pero algunos sí compartieron fotos en sus redes.

El mismo presidente dijo ayer en la mañanera que había sido invitado a la boda, pero no asistió y lo describió como un asunto escandaloso. “Hay que recomendarles a los servidores públicos que actúen con moderación, con austeridad y que sigan el ejemplo de Juárez que decía que el servidor público debía aprender a vivir en la justa medianía”, dijo el tabasqueño.

"Antes de que pudiera afectarse el proyecto, por las críticas derivadas de actos de terceros relacionadas con un evento personal y transparente, preferí presentar mi renuncia como titular de UIF. Mi lealtad es con el presidente López Obrador. Mi amor para Carla Humphrey", escribió en Twitter el ahora ex funcionario.

Santiago Nieto y Carla Humphrey
Carla Humphrey y Santiago Nieto

Por su parte, su esposa respondió, también en Twitter, que su amor es absoluto e incondicional para Nieto. "Eres, sin ninguna duda, lo mejor que me ha pasado en la vida. Un hombre leal, admirable e íntegro y un ser humano excepcional que siempre busca ayudar y apoyar a quien lo necesita", agregó Humphrey.

Hasta ahora, la de Santiago Nieto no ha sido la única renuncia tras el escándalo, también lo hizo la secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, después de que se diera a conocer que llegó a Guatemala en un vuelo privado acompañada del empresario Juan Francisco Ealy Ortíz, propietario del periódico El Universal y quien entró al país sin declarar 35 mil dólares que llevaba en efectivo.

El dueño de El Universal dijo que ese dinero había sido extraído en pesos mexicanos de su cuenta y convertidos a dólares porque, después de la boda de Santiago Nieto, viajaría directamente a Los Ángeles, donde se realizaría un "tratamiento médico".

 

“El problema de ella fue haberse subido a este avión privado y ustedes saben que nosotros viajamos de manera austera. Si ella quería ir a esta boda, pues tendría que haber viajado en avión comercial. Hay cosas que no se pueden hacer, por eso le aceptamos la renuncia”, dijo ayer Claudia Sheinbaum, durante un evento en Xochimilco.

Durante sus casi tres años de gestión, Santiago Nieto colaboró en asuntos relacionados con el lavado de dinero y el crimen organizado, así como en la detención de ex funcionarios públicos y empresarios de los denominados “de cuello blanco”.

Tiene una licenciatura y maestría en Derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro y la UNAM, además de experiencia como magistrado electoral y en asuntos delicados como delitos electorales.
Su relevo, Pablo Gómez Álvarez, estudió Economía en la UNAM, donde además de dar clases, ha estado relacionado con movimientos estudiantiles que datan desde 1968 (fue preso político tras la matanza del 68). El ex perredista y ahora morenista ha sido legislador en por lo menos tres ocasiones.

 
Publicidad
Publicidad