Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La vida de Melania Trump en la Casa Blanca, revelada por su ex jefa de gabinete

Stephanie Grisham, quien fuera jefa de gabinete de la ex primera dama, cuenta en su libro que el servicio secreto tenía un apodo muy peculiar para la esposa de Donald Trump.
jueves 30 septiembre 2021
Melania Trump
La ex modelo 'se adelantó' al lanzamiento de la publicación alegando que su ex jefa de gabinete era una mujer poco profesional.

Vivir en la Casa Blanca no ha de ser cualquier cosa. El lugar más seguro de Estados Unidos debe ser imponente y seguramente, implica una presión constante. Si a eso le sumamos el estrés que implica tener una vida familiar y un rol público a la par de también querer proteger tu intimidad, resulta complicado nada más con pensarlo, y eso seguramente lo vivió en carne propia Melania Trump, una de las primeras damas de Estados Unidos más señaladas en los últimos años.

Publicidad

Por esa razón, Stephanie Grisham, quien fuera secretaria de prensa del ex presidente Donald Trump y después, jefa de gabinete de la ex primera dama, decidió escribir un libro sobre todo este proceso que vivió muy de cerca con la familia Trump.

Stephanie Grisham
Stephanie Grisham fue secretaria de prensa de Donald Trump y jefa de gabinete de Melania Trump.

Se trata del libro I’ll take your questions now, una publicación que revela gran parte de lo que vivió Melania, de 51 años, durante el mandato de su esposo. Lo más sobresaliente será conocer esa parte "oculta" de la ex modelo a quien el servicio secreto apodó "Rapunzel".

En el libro de Stephanie se cuenta por ejemplo, el motivo por el que Melania tenía ese apodo: era una mujer hermosa atrapada en una torre y que rara vez abandonó los confines de la Casa Blanca. De hecho, los agentes de seguridad solicitaban la asignación de proteger a la primera dama porque eso les permitía tener más tiempo para estar con sus familias, según Grisham.

Publicidad

Aunque la publicación de Stephanie todavía no sale a la venta, algunos medios como The Washington Post tuvieron acceso al libro de 352 páginas. Como era de esperarse, Melania Trump ya se enteró del contenido y no le agradó en lo absoluto que su intimidad fuera revelada de esta manera.

Y es que Grisham también habla de aquellos "rumores" de infidelidades de su esposo, su preferencia por viajar cómodamente (se dice que apenas subía al Air Force One se ponía una bata y pantuflas) e inseguridades sobre su acento, así como su redacción en inglés, que no era del todo buena porque no es su primer idioma.

Melania y Donald Trump
Apenas se subía al Air Force One, la ex modelo eslovena cambiaba los tacones por pantuflas y se ponía una cómoda bata.

Para tratar de justificar el contenido expuesto en el libro de Stephanie Grisham, la oficina de Melania envió un comunicado "atacando" a la escritora. “La intención detrás de este libro es obvia. Es un intento de redimirse después de un mal desempeño como secretaria de prensa, relaciones personales fallidas y un comportamiento poco profesional en la Casa Blanca. A través de la falsedad y la traición, busca ganar relevancia y dinero a expensas de la Sra. Trump”, se lee en el texto.

Publicidad

El libro de Grisham incluye también un capítulo completo sobre aquella frase que llevó Melania escrita en la espalda su chamarra de Zara y que utilizó durante su visita a los niños migrantes en Texas, que decía: "Realmente no me importa, ¿a ti?", "incidente" que Donald Trump no dejó pasar. Según cuenta Stephanie, cuando la ex modelo llegó a la Oficina Oval, su esposo de inmediato recriminó lo sucedido: “¿Qué diablos estaban pensando”, cuestionó a Melania y su equipo.

Melania Trump
La ex primera dama fue duramente criticada por el mensaje de esta chaqueta durante su visita a niños inmigrantes en la frontera con México y Texas.

En esa ocasión y para evitar más caos, se publicó un tuit en el que se aclaraba que el mensaje de la chamarra iba dirigido a los medios de comunicación falsos, una versión poco creíble y que nadie tomó en serio después de lo sucedido.

Donald y Melania Trump
La publicación revela los enojos por los constantes rumores de las supuestas aventuras del ex presidente.

The Times revela que I’ll take your questions now documenta el enojo de la señora Trump con su esposo sobre las presuntas aventuras amorosas que éste tuvo con otras mujeres famosas, en particular aquellas que estaban al frente de varios noticieros. “Después de que salió a la luz la historia de Stormy Daniels y todas las acusaciones que siguieron de otras mujeres, sentí que la señora Trump realmente se había alterado”, asegura Stephanie Grisham en su libro.

La escritora afirma que conforme se acercaba el final de la presidencia de Trump, Melania estaba mucho más desinteresada en hacer lo que se esperaba de ella. Durante las elecciones prefería dormir; incluso documenta el ejemplo de aquel día del asalto al Capitolio (ocurrido el 6 de enero de este año) cuando, en lugar de "apoyar" a su marido, asistió a una sesión de fotos.

Melania Trump durante una visita oficial a París.
Stephanie Grisham afirma que Melania se preocupaba más por salir bien en las fotos que en cumplir con sus actividades oficiales.

El libro advierte que Melania Trump se dedicaba a preparar y dirigir sus sesiones fotográficas para que fueran perfectas. Quería tomas correctas de cada fotógrafo y las poses más "naturales" para verse siempre bien. Y es que Grisham señala que para la esposa de Trump, sus años en el modelaje sirvieron para demostrar que una primera dama podría verse bien "siempre" y que eso podía pesar mucho más que su labor, trabajo o la responsabilidad que implicaba ser la compañera ideal para un presidente de Estados Unidos.

I’ll take your questions now estará a la venta a partir del 5 de octubre.

Publicidad
Publicidad