Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El ITAM, entre la cultura del estrés y la generación de cristal

La muerte de una estudiante dividió a la opinión pública sobre hasta dónde se debe exigir la “excelencia académica”.
martes 24 diciembre 2019
Regreso a clases en el ITAM
Regreso a clases en el ITAM

“Nunca más permitan que los humillen o degraden en ninguna situación en su vida” sentenció Fernanda Gantus, madre de María Fernanda Michua Gantus, alumna del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), que murió el 11 de diciembre de 2019 a causa de un prolongado ataque de epilepsia que su cuerpo no resistió, ocasionado, en gran medida, por el estrés y la humillación que sufrió por parte de su profesor de Derecho el último día de su vida.

Publicidad

La muerte de Fernanda conmocionó no solamente a su familia, también a parte importante de la sociedad mexicana, quienes generaron un debate público en redes sociales y en medios de comunicación que puso en el centro de la discusión dos posturas: primero, los modelos educativos fundamentados en la exigencia extrema y las excesivas cargas de trabajo y estrés, afectando psicológica y emocionalmente a los alumnos; segundo, la fragilidad de las últimas generaciones por la sobreprotección, nula autoridad, baja autoestima, poca confianza en sí mismos, intolerancia a la crítica y al rechazo, lo que se conoce como “Generación de cristal”, término acuñado por la filósofa española Monserrat Nebrera y que el politólogo mexicano Rodrigo Miranda confronta al decir que este grupo lo único que tiene seguro es la incertidumbre de lo inseguro y lo inestable.

Publicidad

POSICIONES ENCONTRADAS

En medio de la polémica, personas que cursaron su licenciatura y maestría en el ITAM decidieron hablar con diferentes medios para expresar su opinión y postura al respecto, mientras unos criticaban la manera en que se maneja la exigencia académica, otros aseguran que es parte de la preparación para la vida laboral.

La internacionalista Monserrat Arce, exalumna del ITAM, dijo en un debate que se llevó a cabo en el programa “Análisis político con Maximiliano Espejel” de El Heraldo TV que “En el ITAM se ha creado esta idea de que para conseguir estudiantes que puedan sobrevivir en el mundo laboral los tienes que llevar al límite en el aspecto académico y, es cierto, que hay muchos profesores, no todos también hay que aclararlo, que quieren generar la reputación de que en su clase nadie pasa y hay cuotas de reprobados”.

ITAM.jpg
ITAM

Publicidad

José Antonio Márquez, economista egresado del ITAM, mencionó en ese mismo programa de televisión que es un fenómeno complejo en el que se ven involucradas muchas variables. “Me parece que sería irresponsable culpar al ITAM como único responsable de esta situación […] No creo que vaya por el lado de reducir la exigencia, la calidad y el rigor académico […] Yo en lo personal no tuve una experiencia traumática en el ITAM”.

Por su parte, Eduardo Cuellar, Maestro en Derechos Humanos por el ITAM, dijo que “no es el tema de quitarle rigor o la exigencia académica, pero no es el punto […] El ITAM no es la causa de tu padecimiento mental, el ITAM es un estresor, es un factor que puede detonar algún padecimiento que ya está presente. El ITAM no es culpable, pero si tiene responsabilidad”.

El analista político Walther de la Cruz, también exalumno del ITAM, cuestionó en el debate en El Heraldo: “Cuántos de los alumnos de la escuela están en una carrera que el papá decidió que estudiaran en ella y que no les gusta. '¿Por qué están en ella?', porque quieren dinero, quieren posición, cuando estudiando arte serían extremadamente felices y no tendría presiones […] Hay demasiados alumnos que están presionados porque le tienen que cumplir al papá”.

ITAM 1.jpg
ITAM

Behaine, como se identificó una egresada del ITAM, expresó en entrevista con El Universal que “se trata de dejar de creer que esto es una competencia por quién es el mejor. Se trata de dejar de alimentar ese culto al estrés. No se trata de que el ITAM baje su nivel, creo que la mayoría de nosotros estudiamos aquí justo por su excelencia académica, se trata de que reconozcan que somos humanos, que no somos perfectos. Se trata de que nos den la oportunidad de tener una vida fuera de lo académico”.

De las personas públicas que se pronunciaron a propósito de este tema se encuentran el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien, en su conferencia del viernes 13 de diciembre, lamentó la muerte de Fernanda y no le atribuyó la responsabilidad a la escuela.

El excandidato a la presidencia de México en 2018 por el PRI, José Antonio Meade, quien es exalumno del ITAM, escribió en su cuenta de Twitter que es una institución con gran sentido comunitario y solidario. Además, dio cifras del INEGI que muestran que el suicidio es una de las tres primeras causas de mortalidad entre la población de 15 a 35 años de edad.

El conductor Genaro Lozano confesó también por medio de dicha red social que cuando fue alumno del ITAM sufrió graves problemas de ansiedad, los cuales platicó con una profesora que no estaba capacitada. Así como él, varios estudiantes expresaron su sentir y su posición ante la situación que se estaban viviendo actualmente frente al rector y las autoridades académicas.

Sin embargo, el testimonio más importante fue el de la mamá de Fernanda, quien a través de su cuenta de Twitter, a través de un hilo de 11 tuits, apoyó el movimiento estudiantil que se creó a causa de la muerte de su hija y de Diego y Alejandro, quienes según miembros de la comunidad estudiantil también se suicidaron en este semestre por la presión escolar y el estrés acumulado.

Por su lado, el rector de la institución, Arturo Fernández, dijo en una carta que se publicó el sábado 14 diciembre que recibió con empatía y humildad las críticas, las preocupaciones y los sentimientos de los estudiantes. Reconoció que lo sacudió y lo conmovió la valentía y la vehemencia de las expresiones y testimonios de los itamitas.

Tags

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad