Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué sigue para Hillary?

Lo más probable es que la ex candidata demócrata luche como contrapeso político durante la presidencia de Trump
miércoles 09 noviembre 2016
Hillary Clinton
Hillary Clinton, candidata demócrata Hillary Clinton.

Tras la derrota en la contienda presidencial, Hillary Clinton dio esta mañana su primer discurso en el que subrayó la importancia de permanecer unidos para seguir luchando por los valores y el ideal de nación que comparte con sus votantes.

En este mensaje, en el que reconoció en público la victoria de Donald Trump , Clinton dejó en claro que aunque no llegará a la Casa Blanca, será un contrapeso político; cabe recordar que dos meses antes de la elección, Hillary le dijo en entrevista al actor y comediante Zack Galifianakis que si perdía, “intentaría evitar que (Trump) destruyera Estados Unidos”.

Publicidad

“Quiero agregar que nuestra constitución democrática exige de nuestra participación no sólo cada cuatro años", dijo Hillary esta mañana, "vamos a hacer todo lo posible para apoyar las causas que todos nosotros apreciamos: hacer que la economía funcione para todos (no sólo para aquéllos que están en la cima), proteger nuestro país y nuestro planeta y romper todas la barreras que impidan a los americanos cumplir sus sueños”.

Entonces, ¿qué sigue para Clinton en términos de su carrera política después de la derrota?


Los analistas y medios americanos intuyen que la lucha de Clinton carecerá de aspiraciones presidenciales. Las razones son claras: no consiguió capturar el voto de las mujeres (aunque pudo haberse convertido en la primera presidenta de la historia de Estados Unidos) ni el de los latinos ni afroamericanos, minorías clave para ganar una siguiente elección. Entonces, ella resulta ya una figura desgasta para las aspiraciones futuras del partido demócrata.

Otros factores que destacan los especialistas es que, tras ser fuertemente cuestionada por su estado de salud —hay que recordar que se desmayó frente a las cámaras porque padecía neumonía—, no proyectaría seguridad en el público y se dudaría de su capacidad de resistir físicamente otra agitada campaña presidencial en 2020, cuando tenga 72 años.

Lo más probable es que a mediano plazo, debido a su abolengo político, continúe formando parte activa del partido demócrata; sin embargo, también existe la posibilidad de que luche desde otra trinchera, la de su fundación.

No sería tampoco extraño que, como su esposo, emplee su experiencia como ponente o que publique un libro de memorias, como lo hizo su esposo, el ex presidente Bill Clinton.

Lo que es seguro es que Clinton seguirá siendo una figura presente (aunque menos vigente) en el mapa político estadounidense.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad