Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Barack Obama Promete una nueva era para EU

En el discurso inaugural el ahora presidente de EU ofreció una nueva etapa de esfuerzo colectivo, igualitario, donde los intereses de unos cuantos dejen deser el referente en el actuar del gobierno.
En el discurso inaugural el ahora presidente de EU ofreció una nueva etapa de esfuerzo colectivo, igualitario, donde los intereses de unos cuantos dejen deser el referente en el actuar del gobierno.
Barack Obama En el discurso inaugural el ahora presidente de EU ofreció una nueva etapa de esfuerzo colectivo, igualitario, donde los intereses de unos cuantos dejen deser el referente en el actuar del gobierno. (Foto: AP)

En el umbral de un nuevo e histórico capítulo en la vida de Estados Unidos, Barack Obama juramentó hoy como cuadragésimo cuarto presidente reconociendo que los retos por adelante son serios y quizá no puedan tener respuesta a corto plazo. En su discurso inaugural, el presidente Obama renovó empero su llamado a los estadounidenses a cerrar filas en torno a la causa común de responder a estos retos, prometiendo una nueva etapa de esfuerzo colectivo, igualitario, donde los intereses de unos cuantos dejen de ser el referente en el actuar del gobierno. "En este día nos hemos reunido aquí porque hemos escogido esperanza sobre miedo, el propósito de unidad sobre conflicto y discordia", dijo el mandatario ante más de dos millones de personas concentradas en el Mall, la amplia franja que se extiende frente al Capitolio, hasta el Monumento de Lincoln. Ahí, en las escalinatas del Capitolio, Obama llamó a los estadounidenses a proclamar en esta fecha "el fin de las quejas diminutas y falsas promesas, las recriminaciones y los desgastados dogmas que por mucho tiempo han estrangulado nuestras políticas". "Persistimos como una nación joven, pero en las palabra de la escrituras, el tiempo ha llegado para poner de lado casos infantiles. "El tiempo ha llegado para reafirmar nuestro espíritu duradero, para escoger nuestra mejor historia, para llevar adelante ese precioso regalo, la idea noble pasada de generación en generación: La promesa dada por Dios de que todos somos iguales y todos merecemos una oportunidad de perseguir su mensaje total de felicidad", declaró. Recordó el esfuerzo de generaciones en la formación de este país, evocando en cierto modo la historia de su madre y sus abuelos maternos, quienes en la busca de su bienestar emigraron desde el corazón de Estados Unidos hasta Hawai, en los confines del país. Obama indicó que el viaje continúa, y ello se refleja en la riqueza y en el poderío militar de Estados Unidos. "Nuestros trabajadores no son menos productivos que cuado la crisis empezó. Nuestras mentes no son menos inventivas, nuestros bienes y servicios aún son requeridos como la semana, el mes o el año pasado. Nuestra capacidad se mantiene fuerte", dijo. El mandatario apuntó que frente a este escenario, el tiempo de proteger reducidos intereses y dejar de lado las decisiones poco placenteras "ha pasado". "A partir de ahora debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y empezar otra vez el trabajo de rehacer Estados Unidos", aseveró. Obama dijo que el estado que presenta el país llama por un trabajo inmediato, y acciones audaces, particularmente en el ámbito económico, donde los esfuerzos se concentrarán en "no sólo en la creación de nuevos empleos, sino en sentar las bases para el crecimiento". "Existe algunos que cuestionan el tamaño de nuestras ambiciones, que sugieren que nuestro sistema no puede tolerar muchos grandes planes, pero sus memorias son cortas", dijo. Para Obama, aquellos que se muestran pesimistas frente a la respuesta que su gobierno pretende implementar frente a estos retos, "olvidan lo que el país ha hecho, lo que hombres y mujeres libres pueden hacer cuando la imaginación se suma al propósito común y la necesidad de coraje".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad