Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Quien_50-04_Heder.png
Quien_50-01_cintillo.png
Publicidad

Nuestras Historias

Diego Luna y Gael García

Sin rivalidades, sus carreras han ascendido en paralelo.
2P1A7900.jpg
Diego Luna y Gael García

Hubo un tiempo en que Gael y Diego eran la promesa del cine mexicano. Hoy, son la realidad latente de una industria que no para. Sin rivalidades, sus carreras han ascendido en paralelo. Juntos han trazado rutas que son la antítesis del síndrome del cangrejo en la cubeta. Protagonizan los filmes de los cineastas top al tiempo que producen los proyectos del talento emergente. Con el reconocimiento de la escena internacional no pierden el fuerte vínculo con México a través de proyectos particulares como la creación de la casa productora La corriente del Golfo.

Diego Luna
Actor, director y productor

Publicidad

En la piel de Diego habitan muchos: hay espacio para un joven que forja su identidad mientras recorre la carretera con su mejor amigo y una extraña española, un soldado espacial que rompe el destino de toda la galaxia o una enigmática drag queen berlinesa. Los registros emocionales que ha dejado en la pantalla dan cuenta de un repertorio amplio capaz de transformarse y reinventarse en cada rol, incluso, cuando es él quien grita “acción” en medio del set. Este año es uno de los integrantes del multiestelar elenco de A Rainy Day in New York, lo nuevo de Woody Allen, así como el protagonista de una de las piezas incluidas en Berlín,I Love You. Prestó su voz para el proyecto de animación de Netflix Tales of Arcadia, y para la misma plataforma regresará como uno de los protagonista de Narcos: México. También ha sido una de las voces más críticas de la actualidad mexicana al crear El Día Después, una plataforma que busca poner el reflector sobre problemáticas puntuales como los derechos humanos, la libertad de expresión, el medio ambiente, la corrupción y los actos de injusticia.

Gael García

Actor, director y productor
No hay forma de atraparlo en un género, en un circuito o en un solo personaje. Gael ha dejado claro que su capacidad histriónica y su sensibilidad por la realidad son herramientas para romper los límites. Ya sea bajo las órdenes de los cineastas con más prestigio de la actualidad u ocupando, él mismo, la silla de director –tal y como ocurrió en la edición pasada del Festival de Cine de Cannes, en la que tuvo lugar el estreno mundial de Chicuarotes, su segundo largometraje con el que llamó la atención de los espectadores hacia la tragedia social de la falta de oportunidades– su presencia en los encuentros cinematográficos internacionales es una constante. Seis de sus trabajos fílmicos han figurado como fuertes candidatos a conseguir el premio Oscar. Este año vuelve a la pantalla con tres proyectos firmados por grandes figuras de la industria: Ema, lo nuevo del chileno Pablo Larraín, Red Avispa del francés Olivier Assayas, donde comparte créditos con Penélope Cruz, y el experimento fílmico del palestino Elia Suleiman: todos son prueba de quién es García Bernal. Mantiene un fuerte vínculo con proyectos en México como Ambulante, Gira de documentales y el desarrollo de proyectos como la serie Aquí en la tierra para Fox.
No hay forma de atraparlo en un género, en un circuito o en un solo personaje. Gael ha dejado claro que su capacidad histriónica y su sensibilidad por la realidad son herramientas para romper los límites. Ya sea bajo las órdenes de los cineastas con más prestigio de la actualidad u ocupando, él mismo, la silla de director –tal y como ocurrió en la edición pasada del Festival de Cine de Cannes, en la que tuvo lugar el estreno mundial de Chicuarotes, su segundo largometraje con el que llamó la atención de los espectadores hacia la tragedia social de la falta de oportunidades– su presencia en los encuentros cinematográficos internacionales es una constante. Seis de sus trabajos fílmicos han figurado como fuertes candidatos a conseguir el premio Oscar. Este año vuelve a la pantalla con tres proyectos firmados por grandes figuras de la industria: Ema, lo nuevo del chileno Pablo Larraín, Red Avispa del francés Olivier Assayas, donde comparte créditos con Penélope Cruz, y el experimento fílmico del palestino Elia Suleiman: todos son prueba de quién es García Bernal. Mantiene un fuerte vínculo con proyectos en México como Ambulante, Gira de documentales y el desarrollo de proyectos como la serie Aquí en la tierra para Fox.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad