Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Kristen Stewart encarna la histórica y misteriosa campaña de Chanel

La maison sigue explorando el Château de Chenonceau, sede inspiración de su última colección, transportandonos a su delicado y fascinante pasado.
jueves 10 junio 2021
Chanel
Kristen Stewart es quien evoca la silueta de las mujeres que vivieron en el Castillo de Chenonceau

Chanel Métiers d’art es la colección que la firma de moda francesa realiza desde el año 2002 fuera del calendario oficial de la semana de la moda. Una entrega especial de prendas ready to wear que muestran el lado más íntimo y personal de una de las casas de moda más reconocidas del mundo. ¿Su objetivo? homenajear a los artesanos y profesionales que están detrás de la creación de sus piezas en cada colección.

Cada año la casa francesa elige como protagonista o inspiración un destino (real o imaginario) ligado estrechamente a la historia de la casa. Esta vez, el escenario ganador fue el Château des Dames o Castillo de las Damas, una obra maestra arquitectónica del renacimiento con una historia ligada a grandes mujeres, desde Catherine de ’Medici hasta Diane de Poitiers.

Publicidad

La nueva campaña encarnada por la actriz y embajadora de la firma Kristen Stewart, quien evoca la silueta de las mujeres que vivieron en el castillo de Chenonceau, así como la de las mujeres contemporáneas, representando una romántica celebración a la mujer y sus diversas historias, haciendo especial énfasis en los detalles y su sofisticación.

El encargado de inmortalizar la esencia de la moda cortesana del renacimiento y darle vida a la campaña fue el célebre fotógrafo alemán Juergen Teller, quien con un fondo otoñal, mezclando la naturaleza y arquitectura del castillo, retrata la dualidad entre lo clásico y moderno de la colección imaginada por Virginie Viard, la directora creativa de la maison.

Chanel

Las piezas clave de esta colección reúnen diferentes inspiraciones y épocas, como la chaqueta de cuero negra adornada con perlas, tachuelas y pedrería sobre un vestido de organza negro que juega con la transparencia, el cual fusiona románticamente dos épocas distintas, dándole además toques de fuerza, femineidad y artesanía.

 

El abrigo largo de terciopelo negro es un homenaje a Catalina de Médici, quien vistió uno similar para siempre después de la muerte del Rey de Francia Enrique II. Esta pieza está acompañada por la reinterpretación de la chaqueta Chanel en un traje-body en tweed blanco y dorado, convirtiéndose en otra de las piezas clave de esta colección.

Los clásicos nunca pasan de moda, es por esta misma razón que la maison rediseñó su clásico conjunto de tweed en dos colores monocromáticos que conservan lo místico y atemporal de la firma, regalándole el romanticismo renacentista.

Amamos esta colección porque es un auténtico puente entre tradición e innovación que conserva la esencia de Chanel a través de las antiguas mujeres que habitaron el Château des Dames.

 

Tags

Publicidad
Publicidad