#QuienTeDiceCómo superar a tu ex y no morir en el intento

Vamos a admitirlo, ¡cortar es horrible! Por eso te damos estos tips para que dejes de sufrir y le des un giro positivo a tu vida.
Vamos a admitirlo, ¡cortar es horrible! Por eso te damos estos tips para que dejes de sufrir y le des un giro positivo a tu vida.
 Vamos a admitirlo, ¡cortar es horrible! Por eso te damos estos tips para que dejes de sufrir y le des un giro positivo a tu vida.  (Foto: Getty Images)

"No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas." - Paulo Coelho
 "No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas." - Paulo Coelho  (Foto: Getty Images)

Para poder dejar ir no se trata de olvidar, sólo de superar. No queremos que olvides todo lo que viviste con tu ex, ya que eso te hace ser la persona que eres hoy, pero sí queremos que dejes ese capítulo en el pasado y empieces a escribir uno nuevo, ¿cómo lograrlo? Siguiendo estos tips.

1. Bórralo de tus redes sociales y de tu celular

Por mucho que duela, la realidad es que la única forma en la que podrás dejar a tu ex en el pasado es si lo sacas de tu vida actual. Bórralo de Facebook, Twitter e Instagram. No tengas miedo a verte ardida o inmaduro, tenerlo en tus redes sociales va a provocar que te vuelvas una acosadora con maestría. En cambio, si lo borras podrás dejar de verlo y pensarlo.

Ver fotos de lo "divertida que es su vida sin ti" no te va a ayudar en lo más mínimo. También evita llamarle o mandarle mensajes, tienes que aceptar que tu relación con esa persona acabó. Nada de marcarle a las 2 am después de ir al antro para cantarle el ya clásico "aún te amo" de Coda.

2. Busca una nueva actividad

La mejor manera de dejar el pasado atrás es buscando actividades nuevas. ¡El cielo es el límite! Si siempre quisiste hacer yoga o aprender chino mandarín pero no podías porque a él no le gustaba o porque ella quería que le dedicaras todo tu tiempo, ¡este es el momento!

No tengas miedo, las cosas nuevas siempre le dan un giro a tu vida y te hacen valorar cosas que antes ni sabías que existían. Ahora, tampoco lo lleves al extremo. No se trata de que te vuelvas monja o decidas que tu nueva actividad es hacerle pagar a todos el daño que te hizo tu ex. Sólo enfócate en actividades positivas y que te vayan a hacer crecer.

3. Deja de dividir culpas y buscar explicaciones

Es típico que nos ponemos a dividir culpas, cobrar favores y negar eventos. La realidad es que cada uno tiene su 100% de responsabilidad, aquí las cosas no se dividen.

No te tomes la molestia de enumerar sus errores, mejor date cuenta qué hiciste mal tú, analiza por qué lo hiciste y aprende de ellos. Por muy molesto que sea, hay cosas que no tienen explicación y hay preguntas que en este momento no tendrán respuesta. Deja de preguntarte qué hiciste mal, qué pudiste haber hecho mejor, en qué te equivocaste, qué no viste o qué faltó entregar.

Las explicaciones y respuestas llegaran cuando estés preparado para escucharlas o entenderlas, ni antes ni después.

4. Saca lo mejor de tu relación


"Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna." - Oscar Wilde
 "Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna." - Oscar Wilde  (Foto: Getty Images)

Que recuerdes lo malo solo va a servir para que te deprimas. Mejor valora todo lo bueno que tuvo tu relación, agradece que en algún momento existió y sigue caminando.

5. Llora… pero con medida

El dolor es invetiable, sufrir es opcional. Claro que se vale llorar pero con medida. Sólo tú sabes cuánto, cómo y doónde. Permítete sentir pero al mismo tiempo ponle freno de mano a la depresión.

Si te ayuda ver películas o cantar canciones a todo pulmón con cepillo en mano, ¡hazlo! Eso sí, date cuenta qué tanto te está funcionando para superarlo y que tanto "olvidarlo cantando canciones" se vuelve una justificación para pensarlo.

6. Enfócate en ti

¡Arréglate, sal, diviértete! Enfócate en todas tus cualidades positivas, sacarles provecho y presúmeselas al mundo. Maquíllate sin tener una razón en específico, ríe hasta que te duela la panza y disfruta cada momento que estés sola. Recuerda que todo es temporal y de la misma manera en la que tu relación acabó, igual pasará esta etapa difícil. Nada es para siempre.

Acuérdate de lo que decía Audrey Hepburn: "happy girls are the prettiest girls".

7. No hables mal de tu ex

¡Por favor no hables mal de tu ex! No tiene sentido y la única persona que se ve mal haciéndolo eres tú. Deja de poner tuits agresivos, status en Facebook con quotes de su canción o fotos en Instagram con frases deprimentes. Sólo vas a causar que la gente sienta lástima por tu persona.

Además, hablar mal de tu ex habla mal de ti. ¿Si tan malo, agresivo, nocivo, deprimente y feo era, qué hacías con él?

Déjalo donde tiene que estar, en el pasado. Es muy complicado que las segundas partes de una relación funcionen y más si ustedes están muy lastimados.

Ahora, si en real tu ex es un patán y lo cortaste porque te pegó, te fue infiel o te hizo algo imperdonable te presentamos tu mantra de esta etapa. Dilo todos las mañanas: "Ni tú eres para tanto, ni yo para tan poco."

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Los servicios gratis que puedes usar en zonas afectadas por el sismo
No te pierdas
×