Los trajes más finos del mundo

De Eduardo VIII al Príncipe Carlos pasando por Mick Jagger y Fred Astaire estos piezas sartorialistas son la más grande expresión de la elegancia masculina.
De Eduardo VIII al Príncipe Carlos pasando por Mick Jagger y Fred Astaire estos piezas sartorialistas son la más grande expresión de la elegancia masculina.
 De Eduardo VIII al Príncipe Carlos pasando por Mick Jagger y Fred Astaire estos piezas sartorialistas son la más grande expresión de la elegancia masculina.  (Foto: Getty Images)
Gives and Hawkes está localizado en Savile Row.
 Gives and Hawkes está localizado en Savile Row.  (Foto: Getty Images)

Además de ser mundialmente conocidos ¿qué tienen en común Winston Churchill, Mick Jagger, Fred Astaire y el Príncipe William? ¡Fácil, todos han tenido trajes de Savile Row! Una de las máximas expresiones del la elegancia masculina.

Equivalente a lo que para las mujeres es la Alta Costura, los trajes de sastrería que poseen este título contienen alrededor de 80 horas de trabajo, están hechos totalmente a la medida, son completamente cosidos a mano y son confeccionados con los más exquisitos tejidos.

Corría el siglo 18 cuando la aristocracia londinense emulaba el estilo de Beau Brummel, creador del estilo dandy y asesor de moda del entonces príncipe de Gales Jorge IV, y éste con el fin de imponer nuevos estatutos de elegancia congregó a varios sastres a establecerse en Burlington State en la calle de Cork abriendo paso así a varias sastrerías -como Henry Poole- a ocupar los locales de Savile Row.


Talleres de Savile Row.
 Talleres de Savile Row.  (Foto: Getty Images)

La calle se confirmó como la cuna de la vestimenta sibarita cuando Eduardo VII, entonces duque de Windsor, compartía su predilección por las piezas `be spoke´ con los famosos amigos de su esposa Wallis Simpson. Gary Cooper, Clark Gable y Cary Grant fueron algunas de las estrellas que ayudaron a afincar en América la reputación de la milla de oro de la sastrería.

Sinónimo de lujo un traje `be spoke´- denominado así por estar completamente cosido a mano, requerir mínimo tres visitas al sastre y 80 horas de trabajo manual- oscila entre los mil 500 y tres mil euros dependiendo de los materiales utilizados y las especificaciones de las prendas.

En la actualidad las sastrerías de Savile Row realizan alrededor de 10 mil trajes al año y generan entre todas ellas unos 30 millones de euros.

En 2004 con el fin de proteger y desarrollar el arte del traje hecho a la medida se fundó la Savile Row Bespoke Association, la cual cuenta con exigentes requerimientos, entre algunos de sus miembros se incluyen; Henry Poole & Co, Davies & Sons, Dege & Skinner, Richard Anderson, Richard James, Anderson & Sheppard, Gieves & Hawkes, Hardy Amies y Ozwald Boateng.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Los momentos más conmovedores e inspiradores tras el sismo
No te pierdas
×