Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lourdes Motta nos comparte 3 consejos para habitar nuestro cuerpo en paz

Vivimos con el constante debate de querer nuestro cuerpo. Es momento de profundizar en el tema aprendiendo de los consejos que Lourdes Motta da para aceptarnos tal y como somos.
martes 28 junio 2022
Habitar en paz
Habitar en paz

Cuántas veces nos hemos puesto a pensar en aceptarnos tal y como somos, muchas veces es la parte más complicada del autoestima, pero al mismo tiempo es algo imprescindible para lograr tener una salud mental positiva. Es complicado que alguien esté 100 por ciento contento con su cuerpo, ya que somos muy exigentes con nosotros mismos. Según Lourdes Motta, certificada en Ashtanga, maestra de yoga y meditación, pensamos que la vulnerabilidad es demostrar debilidad, pero en realidad es lo contrario, es lo que nos caracteriza como seres humanos.

Publicidad

Todo esto es normal que ocurra, ya que vivimos en una sociedad en donde tenemos presión por compararnos con personas de nuestro alrededor, por ver en las redes sociales que los estándares de la felicidad pareciera inalcanzables. Vivimos en una constante comparación en la que priorizamos los errores sobre nuestras cualidades. Por esto, platicamos con Lourdes Motta sobre cómo podemos habitar nuestro cuerpo en paz sin morir en el intento.

1. Aprender a sentir

Las emociones no son positivas, ni negativas, es la forma en la que reaccionamos y actuamos. Por esto, la maestra de meditación nos comenta la importancia de aprender a escucharnos y percibir nuestros sentimientos. Ella, tiene la idea de “no evitar las emociones, si no, habitarlas'', ya sea enojo, tristeza o lo que sea que estés percibiendo. Aprender a sentir nos protege de somatizar las emociones en el cuerpo físico, evitando enfermedades. Cuando uno aprende a habitarlas, empieza a tener una mejor relación con uno mismo y con los demás. Por lo que, aprender a darle amor a todo lo que concebimos será la llave del éxito.

Lourdes Motta
Lourdes Motta

 

2. Observar
Las emociones son energías y se mueven por los chakras, por lo que sentimos. Si uno observa cómo reacciona el cuerpo y dónde se siente, podrás entender tus centros energéticos. La clave está en la observación. Con esto, verás que cuando uno siente miedo el cuerpo empieza a acelerar, formas adrenalina, la mandíbula se endurece… Reflexionando es como puedes entender y aprender sobre cómo reaccionaría el cuerpo ante distintas situaciones y afectos. Para esto, es muy importante no juzgarnos y aprender a expresar todo aquello de lo que tengamos ganas.

3. Aceptar

Como Lourdes nos explica, es de suma importancia aceptar todo lo que venga. La vida está en constante cambio, las personas nos transformamos y los cuerpos también. No sabemos lo que nos espera mañana, por esto, debemos de mantenernos abiertos y positivos al mañana. Cuando percibimos algún sentimiento, puede llegar a pasar que mude y ¡es normal! De tristeza podemos pasar a enojo y así con muchas otras. Es momento de admitir lo que viene después de esa sensación.

Habitar tu cuerpo en paz
Habitar tu cuerpo en paz

 

A raíz de hacer la práctica con estos tres puntos, uno se va conectando poco a poco con las emociones y va identificando cómo se siente cada una de ellas. Si quieres cambiar tu cuerpo, es necesario transformar primero tu mente. Sé más empático contigo y deja de lamentarte por no tener lo que anhelabas. Trabaja todos los días por tus objetivos poniendo el amor propio como prioridad ante cualquier circunstancia.

Publicidad
Publicidad