Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Medité en OMMMProgram por un mes y esto fue lo que pasó

Andrea María Pérez, mejor conocida como DearMilano, tiene un nuevo programa para meditar que en este tiempo de confinamiento es un método que deberías aplicar.
jueves 10 septiembre 2020
IMG_3568.JPG
Andrea María @Dearmilano

Hay muchos aspectos de nosotros mismos que este confinamiento nos hizo analizar. El tener más tiempo para contemplar nuestras necesidades, nuestros sentimientos y nuestra forma de enfrentar la adversidad ante estos tiempos complicados, ha sido un gran reto.

En lo personal, ya había estado trabajando en mí desde principios de año y la situación sanitaria vino a potenciarlo aún más. Así es como me encontré con OMMM Program, no tenía muy claro de qué iba pero al ver la transformación que Andrea @dearmilano (Fundadora del Online Monthly Meditation Mentorship Program) transmitía a través de sus redes, decidí que tenía que experimentarlo.

Publicidad

He seguido a Andrea por mucho tiempo en Instagram (de hecho, desde que iba a los Fashion Weeks con el pelo color lila), he visto toda su transformación tanto personal como profesional, ha trabajado con grandes marcas en Nueva York y ha viajado a Egipto; en cada una de esas experiencias ha dejado claro su constante crecmiento. Además de tener un estilo increíble y ser verdaderamente auténtica en las redes (que últimamente es un gran reto), tiene como misión darle las herramientas a su comunidad para lograr sus objetivos, enfrentar desafíos, superar ansiedades y encontrar su propósito a través de la meditación.

En esta nueva etapa espiritual de “La Dear” (como todos le dicen), decidí sumarme a su propuesta y agregar la meditación a mi día a día como una herramienta más para mejorar mi crecimiento. ¿El resultado? Esta clase no fue nada de lo que esperaba... fue mucho más.

Publicidad

Desde el comienzo de mi primera clase, en donde Andrea nos dio la bienvenida, ya se sentía una vibra diferente con su gran sentido del humor. El aprender a respirar y a oxigenar nuestro cuerpo sólo por tres minutos en los primeros ejercicios fue como adquirir un nuevo superpoder. Esta práctica me hizo sentir más ligera, me llegaron ideas más claras y comencé a destapar arterias de energía que estaban bloqueadas desde hace mucho tiempo (ahí sentí cada parte de mi cuerpo).

Cada clase es muy diferente y tiene un curso determinado, por lo que la hora y media de práctica se tiene que hacer de principio a fin para que todo tenga sentido, ojo, el tiempo se pasa volando. Al terminar mi primer día en OMMM, sentí como si me hubiera tomado 10 bebidas energéticas, sonreía sin razón alguna y dije: "esto en verdad funciona".

Andrea tiene un don, eso es seguro, no me pregunten cómo ni por qué pero cada mensaje que ella daba parecía como si supiera lo que yo quería escuchar. Cabe mencionar que hasta la música que escogía para cada una de las clases fue excepcional.

Publicidad

No sólo se trató de tomar clase durante un mes cada viernes sino también tuvimos la oportunidad de gozar dos horas de mentorships en vivo donde ella respondía pregunta por pregunta todas las dudas que teníamos para mejorar en la práctica. Era como estar tomándote un café entre amigas pero esta vez todas teníamos el objetivo de crecer cada día más dentro de cada clase y en nuestra vida.

Nos han dicho que la meditación es tener la mente en blanco, aquí no, en tan solo un mes completo de meditar por lo menos 20 días verdaderamente trabajamos con nuestro subconsciente, con viejos patrones, con desechar lo que ya no nos servía en nuestro camino para alcanzar esas metas que nos planteamos.

Parece muy mágico, ¿verdad? Yo creo que cualquiera debería experimentarlo al menos una vez en al vida y en esta época de confinamiento cae como anillo al dedo. Como dice Andrea: "Si puedes respirar, puedes meditar".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad