Él es el Mick Jagger de las subastas y estos son sus 10 secretos

El suizo Simon de Pury lleva más de cuatro décadas dominando el mercado del arte y aquí las razones.
Cortesía
 Cortesía  (Foto: Cortesía)

Subir al escenario de una casa de subastas y lograr que el público pague verdaderas fortunas por un artículo constituye todo un arte. El suizo Simon de Pury, a sus 66 años, es considerado como el mejor subastador del mundo, tanto que la prensa ha llegado a apodarlo como “el Mick Jagger de las subastas”. Quizás se haya ganado bien el nombre por su dominio total de la sala desde la década de los 70 y que le ha llevado hasta a ser la mano derecha del Barón Thyssen o fundar su propia casa de subastas: Phillips de Pury & Company.

En 2015, de Pury reunió todas sus memorias en el libro The Auctioneer: Adventures in the Art Trade, donde cuenta sin tapujos todas las excentricidades vividas en este mundo: jeques millonarios, leopardos con collares de diamantes, artistas geniales como Jean-Michel Basquiat o Damien Hirst, espionaje y egos del tamaño de planetas.

Platicamos con él para que nos contara cuáles son las 10 claves que ha aprendido en este tiempo:

1. Amar lo que haces
“Como siempre digo… Si te gustan los caramelos, lo mejor que puedes hacer es trabajar en una tienda de dulces. En mi caso, es con el arte”.

2. Mantenerse siempre actualizado
“Necesito descubrir cosas nuevas cada día para que mi trabajo no se convierta en algo rutinario. Afortunadamente, mi trabajo todavía es interesante y apasionante”.

3. Competitividad
“Es un campo extremadamente competitivo porque la clave del éxito es poder acceder a las mejores obras. Por lo tanto, debes ganar siempre dos batallas. La primera es obtener dichas obras para poder venderlas y la segunda es venderlas con éxito. No obstante, puedes perder la segunda incluso si has vencido en la primera…”.

4. La presión de subastar
“Veo el trabajo de un subastador como el de un actor. Imagino que el pánico escénico que paso es como el de un intérprete, con la misma tensión y ansiedad. Diría que la diferencia es que, mientras que un actor tiene un papel que debe aprenderse, el subastador debe improvisar en cada momento e interactuar constantemente con su audiencia”.

5. El público
“Debes ponerte en sintonía con la audiencia, ser receptivo y medir su emoción. Por ejemplo, en una subasta puedes tener de 15 a 100 objetos, pero la gente solo viene a por uno. Es por eso que no quieres que se duerman, es necesario que lo hagas divertido. Aunque tampoco debes olvidar nunca que tu deber , como subastador, es con el vendedor. Al fin y al cabo, es quién ha concedido el objeto que está a la venta y quiere obtener el mayor precio por él”.

Cortesía
 Cortesía  (Foto: Cortesía)

6. Las estrategias
“Creo que mi estilo es animado, extravagante y utilizo mucho el humor para mantener las cosas interesantes. Si haces todas tus subastas parecidas, el público se aburre. Trato de variar mucho, ciertos momentos requieren que hables rápido y otros que te tomes las cosas con más calma”.

7. Cómo ha cambiado el mercado
“El mercado del arte se ha convertido en algo mucho más global y ha provocado que haya cada vez más gente en el nivel más elevado. Esto ha hecho también que la competición para hacerse con las mejores obras se haya vuelto mucho más intensa”.

8. La motivación del comprador
“Estoy convencido de que existen tantas motivaciones como coleccionistas. Algunos compran por pasión, otros por un instinto nato de coleccionismo, como inversión, para decorar su casa o por una combinación de todas ellas. Hay tantas razones por las que alguien compra una obra…”.

9. Comenzar una colección
“Me convertí tarde en un coleccionista debido a que desde joven estaba rodeado constantemente por grandes obras de arte y no sentía la necesidad de tenerlas. Hasta que llegué a mis treinta no adquirí mi primera obra. Una vez lo hice, me enganché totalmente a ello”.

10. Construir tu colección
“Yo colecciono tazas de caricaturas y dinosaurios de plástico de un dólar que conviven con cuadros y esculturas. Estoy convencido de que las colecciones más interesantes mezclan diferentes tiempos históricos, artistas o precios, siempre creando un diálogo entre las piezas. Coleccionar es un proceso artístico en sí mismo y los grandes coleccionistas también son grandes artistas. Una colección tiene siempre la imprenta de la persona que la creó”.


Los objetos más extravagantes subastados jamás

Mujeres de Argel de Pablo Picasso (1955)
 Mujeres de Argel de Pablo Picasso (1955)  (Foto: Mujeres de Argel de Pablo Picasso (1955))

1. Las mujeres de Argel de Pablo Picasso ($179,365,000 dólares)

2. El icónico vestido blanco de Marilyn Monroe ($4,600,000 dólares)

3. La Fender Stratocaster de Eric Clapton ($959,000 dólares)

4. Un mechón de pelo de Elvis Presley ($115,000 dólares)

5. Aire de un concierto de Kanye West en un ZipLoc (Casi vendido por $60,100 dólares, afortunadamente, cancelaron la subasta por absurda)

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Video: Justin Bieber coquetea de nuevo con Sofia Richie
No te pierdas
×