Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

La versión de Amber Heard sobre los restos fecales en la cama de Johnny Depp

La ex pareja se volvió a ver las caras en un tribunal de Virginia tras un semana de receso en el juicio que inició el actor contra su antigua esposa por difamación.
The 58th GRAMMY Awards - Backstage And Audience
Amber Heard y Johnny Depp.

Este lunes llegó uno de los momentos que todo el mundo estaba esperando en el marco del juicio que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. A la actriz, que ha vuelto a testificar tras un receso de una semana, se le preguntó por la historia que compartió su antiguo esposo acerca de la ocasión en que ella dejó supuestamente heces humanas en la cama que compartían tras acudir con unos amigos al festival Coachella en abril de 2016.

Publicidad

Cuando le llegó su turno de subir al estrado hace unos días, el actor aseguró que la estrella de Aquaman "trató de echarle la culpa a los perros", pero él era incapaz de creer que los excrementos que se mostraron por medio de fotografías en el tribunal pudieran pertenecer a sus mascotas, que eran canes de raza pequeña.

"Viví con esos perros durante muchos años. Eso no provenía de un perro. Es simplemente imposible", afirmó con convicción.

Johnny Depp And Amber Heard Civil Trial Enters Third Week
Amber Heard

Amber Heard negó esas acusaciones y las calificó de "repugnantes" durante su testimonio del lunes. También confesó que en su momento pensó que Johnny no estaba hablando en serio cuando la confrontó acerca de lo ocurrido.

"En primer lugar, no creo que eso sea divertido. No estaba de humor para bromear; mi vida se estaba desmoronando. Estaba en una encrucijada en mi vida", afirmó. "Y acababa de ser atacada en mi cumpleaños 30 por mi marido violento, de quien estaba desesperadamente enamorada, y sabía que tenía que marcharme. No creo que sea gracioso".

Starling Jenkins III, chófer y guardia de seguridad de Johnny Depp desde hace algunos años, afirmó previamente bajo juramento que Amber le confesó que todo fue "una horrible broma que salió mal". Sin embargo, ella insistió ahora en que ese no fue el caso y sostiene que no recuerda haber mantenido ninguna conversación al respecto con Jenkins.

 

La intérprete añadió que uno de sus perros tenía "problemas de control intestinal" y estaba sentado en la cama mientras ella preparaba las maletas, por lo que podría haber hecho sus necesidades en la cama sin que nadie se diera cuenta.

El protagonista de Piratas del Caribe demandó a Amber Heard por difamación a raíz de un artículo de opinión que ella escribió en 2018 para el diario The Washington Post, en el que no le nombraba, pero se describía a sí misma como "una figura pública que representa el abuso doméstico". Johnny Depp le reclama 50 millones de dólares por daños y perjuicios y Amber Heard, por su parte, ha presentado una contrademanda solicitando 100 millones como indemnización.

 
Publicidad