Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ludwika Paleta confiesa que pensó en dejar la actuación debido a su físico

En una etapa de su carrera la actriz se sintió encasillada por el tipo de papeles que le ofrecían debido a su apariencia.
lunes 03 agosto 2020
Ludwika Paleta
Ludwika Paleta

Ludwika Paleta comenzó su carrera artística a muy corta edad, con solo 10 años debutó en la telenovela infantil Carrusel en 1989 donde interpretó al personaje de María Joaquina. Siendo una adolescente protagonizó en 1992, El abuelo y yo junto a Gael García , y tres años después se convirtió en la hija de Thalía en María la del barrio, donde por tercera ocasión dio vida a una niña de familia adinerada.

Debido a su físico Ludwika continuó interpretando ese tipo de personajes, por lo que en una etapa de su carrera se cuestionó si quería seguir actuando. "Hubo un momento en que tuve que decidir si quería seguir actuando y tenía que estudiar o dedicarme a otra cosa, porque había muchas cosas que no me gustaban", dijo en entrevista para el diario El Universal.

Publicidad

La fama fue otra de las razones que la hicieron dudar sobre continuar o no: "Si quería ser necesariamente famosa o hacer telenovelas, o hacer proyectos para los que me estaban buscando por mi tipo de físico y así", señaló.

Además, reconoció que a lo largo de su carrera ha participado en producciones que no han gustado "pero si no tuviera errores, no podrías tomar mejores decisiones que te ayudarían a crecer", dijo en una entrevista con Notimex.

La protagonista de la telenovela Los exitosos Pérez considera que ser actriz no es fácil y hay ciertas cosas que le disgustan. "Sí creo que ha habido un momento en mi carrera que no sé si me he peleado con el cine y la actuación, pero sí me enojan ciertas cosas que no entiendo, pero así son, es una carrera bastante ingrata de pronto", agregó.

En enero pasado Ludwika reconoció que en ocasiones el público no cree que la actuación sea un trabajo serio, pero explicó que es más complicado de lo que se piensa. "Hay muchas cosas que hacemos los actores que no se ven, incluso hay mucha gente que cree que no es una profesión seria, entonces para los que no saben, es un trabajo difícil que está lleno de altas y bajas".

Publicidad

Incluso, señaló que hay malos días en que las situaciones personales los afectan más de lo debido porque trabajan con las emociones. "Muchas veces no estamos del todo bien, no nos sentimos en condiciones para dar función, pero lo tenemos que hacer, es por eso que yo aplaudo mucho el trabajo del actor", agregó al periodico mexicano.

A pesar de ser una figura pública, a la actriz le gusta mantener su vida privada alejada de los medios de comunicación, algo que logró con el tiempo. "Cuando eres niño no entiendes lo que es la fama, sin embargo, hoy en día te puedo decir que aprendí a separar mi vida personal de lo profesional y disfruto todo".

Así lo ha hecho, pues se conoce poco de su matrimonio con el empresario Emiliano Salinas y sus mellizos Bárbara y Sebastián de 3 años, de quienes ha cuidado su identidad desde su nacimiento. Antes tampoco compartía imágenes ni hablaba sobre su primogénito Nicolás, a quien procreó en su matrimonio con Plutarco Haza, pero en años recientes la actriz ha sido más abierta respecto a él porque ya es adulto.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da clic en la imagen)

Publicidad
Publicidad
Publicidad