Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Exclusiva: Así superó Sofía Castro una profunda depresión en la adolescencia

En entrevista con Quién, la actriz compartió el difícil momento que atravesó por las fuertes críticas que recibía y contó qué personas la ayudaron a salir adelante.
sábado 18 julio 2020
Sofía Castro
Para Sofía Castro el momento que vive actualmente es de gran plenitud.

Sofía Castro vive actualmente un momento pleno, está feliz con su novio Pablo Bernot , está tranquila porque ve que su mamá, Angélica Rivera , recupera a pasos agigantados la felicidad y en lo profesional arrancara pronto dos series que significarán su consolidación en el showbiz estadounidense.

Pero las cosas no siempre fueron así, hubo una época en la que Sofía lo pasó muy mal, al inicio de su adolescencia, cuando por su complexión física la actriz sufrió bullying, que se acrecentó cuando formó parte de la familia presidencial de México, con el triunfo de Enrique Peña Nieto en las elecciones de 2012.

Publicidad
El cyberbullying es algo que no soporto porque yo lo viví, ahora lo que le trato de transmitir a la gente es que se valore, se ame y de que no le importe lo que alguien desde su computadora, en la comodidad de su casa, les esté poniendo porque no tienen nada que hacer

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da click en la imagen)

Sofía es una sobreviviente de bullying y fue una experiencia que le cambió la vida: "Fue una etapa bastante ruda, difícil, porque estaba en una edad que es la adolescencia, donde te estás desarrollando física y emocionalmente, no tienes una madurez para entender muchas cosas y nadas contra corriente.

"Cuando tienes 14 años… que también mi adolescencia fue una de las mejores etapas de mi vida, con mis amigas, pero fue fuerte porque al mismo tiempo que quería crecer y estaba buscando quién era en la vida, me criticaron mucho de mi físico, mi peso, que si tenía kilos de más, que si estaba cachetona e insultos interminables", recordó Castro.

Sofía Castro acepta que el tiempo que vivió en Los Pinos "fue difícil"

Hubo un momento, aceptó Sofía en el que pensó que algunas agresiones eran aceptables, hasta que se dio cuenta que todas están mal: "No puedes justificar, todo el cyberbullying está mal y yo toqué fondo, en el sentido de que quería cerrar mis redes sociales, me veía a un espejo y me creía lo que la gente me decía".

Publicidad

La hija de Angélica Rivera y José Alberto El Güero Castro se obsesionó a tal nivel con los comentarios que dejó de salir, aunque esto nunca la llevó a pensar en tomar medidas más extremas: "Me la empecé a comprar, hasta que me di cuenta y dije: '¿Sabes qué?, no vas a dejar tu carrera, de vivir y creerte todo lo que te dicen porque no tiene sentido'.

"Entonces me veía en el espejo y me empecé a valorar a querer y amarme con todos mis defectos, mis estrías, mis cachetes, me puse a hacer ejercicio, di el estirón y bajé mucho de peso, me agarré mucho de mis papás, de mis amigas, que las amo, son increíbles, las conozco desde secundaria y me defendían en mi Instagram", aceptó la actriz.

Fueron todos estos seres queridos los que la ayudaron a comprender que es importante "darte la importancia que realmente mereces. Gracias a Dios no toqué ese fondo (de pensar en algo extremo) y ahora trato de comunicarlo mucho porque eso es lo peligroso de todo este cyberbullying y quiero poder frenarlo y se vale pedir ayuda".

Así, sus pilares más grandes fueron y siguen siendo Angélica y José Alberto: "Mi mamá ha sido una parte fundamental en mi vida, ha sido la verdad la roca de todas nosotras, soy lo que soy por ella, y mi papá también juega un papel súper importante, pero ella me ha apoyado en mi carrera y mi vida personal, tenemos una gran relación".

Publicidad

Por eso está más que agradecida por su familia: "Tengo dos grandes y espectaculares papás que han estado conmigo siempre, ahorita que hice uno de los retos más grandes en mi vida y mi carrera, Mira quién baila, y quedé en el segundo lugar… le agradezco a Dios que me haya dado una pista de baile para poder sanar", aceptó.

Sin más miedos

Hoy, ya centrada, Sofía no tiene miedo de mostrarse en Instagram con sus brackets, que le pusieron hace una semana y tampoco se limita si es que no logra editar bien sus fotos: "Me gusta demostrar lo que realmente soy, mi esencia, soy pésima para poner filtros a las fotos, no soy muy tecnológica, le echo muchas ganas.

"Me gusta compartir con la gente lo que hago y lo que soy, no me gusta transmitir algo que no es Sofía, me pusieron brackets y estaba infartada, asustada, pero ni modo, no tienen nada de malo, hay que quitarles ese tabú de porque los tienes no te ves bien, al contrario, pórtalos con orgullo", expresó Castro.

Ver esta publicación en Instagram

We’ll have Paris again...💫

Una publicación compartida por Sofia Castro (@sofia_96castro) el

Y es que dejó muy en claro que no fue por su nuevo aparato odontológico que ya no subía fotos, sino que pasó algo más: "Al principio si me vi y dije: ‘¿Cómo le voy a hacer seis meses?’, pero la verdad es que la pasé mal, me dolía muchísimo la boca, me dio alergia, me hinché, traía aftas, no podía ni hablar".

Publicidad