Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ella es la mujer más importante para Alejandro Speitzer (y no es Ester Expósito)

El actor, en entrevista exclusiva con Quién desde Madrid, España, abrió su corazón y reveló al lado de qué persona ha vivido sus triunfos y sus derrotas.
sábado 18 julio 2020
A. Speitzer 31595047793506.jpg
El actor nació en Culiacán, Sinaloa, el 31 de mayo de 1995.

Alejandro Speitzer es la referencia directa al "hombre del momento", pero no es un asunto de suerte o casualidad, sino de trabajo constante, de un esfuerzo por brillar no sólo delante de la cámara, sino también como productor (aunque esa faceta está en pausa en este momento); pero a pesar del éxito se mantiene muy terrenal.

El protagonista de la serie Oscuro deseo, que estrenó en más de 190 territorios en Netflix el pasado 15 de julio, accedió a platicar con Quién, vía Zoom desde Madrid, España, en donde estaba promocionando Alguien tiene que morir, al lado del director que lo ha hecho su actor fetiche, Manolo Caro.

Publicidad

Con camisa negra con raya de gis, abotonada de tal forma que apenas cubría sus bien trabajados pectorales, Alejandro —porque no le gustan los diminutivos— abrió su corazón para compartir que en su vida una mujer ha sido su más importante pilar ¿De quién se trata?, fue una grata sorpresa.

Sin duda alguna mi madre, ella ha estado ahí de principio a fin, lo pienso y me da mucha nostalgia porque ha estado en un proceso que a veces ha sido complicado, de repente no conseguir un papel o ciertas cosas, pero ella siempre ahí, con ese optimismo, que yo he aprendido muy bien
image000151595047793507.jpeg
Su madre y su hermano son los dos pilares fundamentales en la vida del protagonista de 'El Club'.

Speitzer también encuentra en un hombre a otro gran aliado, de quien ha recibido grandes aprendizajes: "Mi hermano Carlos, que es actor, (le enseñó) el profesionalismo, la dedicación; la entrega viene de él, definitivamente, porque he podido verlo en casa y cuando está en un set, lo entregado que es".

Gracias a su mamá y su hermano, Alejandro tiene muy claro que en estos proyectos que lo consolidan como un actor favorito del público de varias partes del mundo, "no se trata de sólo ir y hacer tu trabajo, sino realmente de hacer un equipo y compartir con los demás… Esas dos personas han sido fundamentales".

Publicidad

Un 'sex symbol' pudoroso

Speitzer mostró piel en su papel de Darío Guerra; en su Instagram también es algo común ver esa sensualidad que irradia de forma natural, pero la gran sorpresa es que este hombre se sonroja cuando se le cuestiona qué opina de ser admirado, además de por su calidad humana, por sus encantos físicos y de quitarse la ropa… ni hablar.

"La gente que me conoce sabe que soy muy pudoroso, pero esta es una serie (Oscuro deseo) que sí tiene una carga erótica importante y eso surge a partir de los pensamientos, de los deseos de los personajes, que eso los lleva a hacer cosas equivocadas y que terminan en ciertos conflictos.

"Me parecía que tenía todo el sentido que sucediera y es por eso por lo que, me olvidé un poco de ese pudor que personalmente tengo", abundó Alejandro, quien es un hombre centrado, que no se deja engañar por la falsa promesa de una imagen en la que sí trabaja (y se nota), pero que no pone nunca como lo más importante.

Alejandro Speitzer1595047793506.jpg
Alejandro tiene muy claro que a base de esfuerzo ha conseguido alcanzar varios de sus sueños.

"Yo no sé (si me consideran un símbolo sexual) habría que preguntarle a mucha gente para estar seguros de eso, pero en realidad, separo muy bien lo que es mi vida personal y lo laboral, a partir de ahí, creo que las cosas se van dando… no sé ni cómo lo hago porque personalmente soy muy pudoroso", reafirmó Speitzer.

Publicidad

¿Cómo se conquista a Alejandro?

La plenitud de la que goza el protagonista de Me gusta, pero me asusta se nota con tan sólo escucharlo agradecer el tener la oportunidad de disfrutar cada una de las oportunidades que su carrera le ha puesto enfrente, desde Rayito de luz, pasando por La roda de Guadalupe, hasta llegar a las grandes producciones de las que hoy es parte.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de julio (da click en la imagen)

Con los pies bien plantados, Alejandro, modesto, consideró que no habría que decirle a nadie que hay ciertas maneras de conquistar un corazón, más bien eso se logra de forma orgánica: "No creo que exista algo en lo que yo piense específicamente, hay una cosa que es la química.

"Hay personas especiales con las que la sientes, es inexplicable y ya está, no le da muchas vueltas a eso. No encontraría palabras exactas para poder responder algo así y sería raro como poner algunas cosas que creo que necesito, como si yo fuera… porque no, soy totalmente normal (risas), entonces no", aceptó Speitzer.

Antes de despedirse, Alejandro confesó con qué sueña a corto plazo: "Quiero seguir ahí, poniéndome a prueba, redescubriéndome, aprendiendo, disfrutando, no me trazo exactamente objetivos porque casi siempre que planeo, sucede otra cosa, pero para suerte mía de una mejor forma que la visualicé".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad