Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Aislinn, Vadhir y José Eduardo revelan las obsesiones de Eugenio Derbez

El actor valora más el tiempo libre que el dinero, le gusta que sus hijos se hagan bullying entre ellos y odia las groserías.
sábado 23 mayo 2020
eugenio-derbez.jpg
Eugenio Derbez.

A Eugenio Derbez no le gusta el alcohol, odia que la gente diga groserías y es el hombre con la peor suerte del mundo, según han contado sus hijos mayores Aislinn, Vadhir y José Eduardo en las diferentes transmisiones en vivo que han tenido durante la cuarentena.

Publicidad

"No digas palabrotas"

En cuanto a lo de las groserías, Asilinn "denunció" en redes que luego de publicar una Stories con todo y mala palabra, su papá no tardó en reaccionar y le mandó un audio regañándola por no hablar con propiedad: "Mi papá regañándome porque dije que la situación está ca***na en mi historia de ayer".

"No digas groserías en tu Instagram, o sea, lo estoy viendo: te ves preciosa, te ves muy bonita, te ves toda una mujercita hermosa, una dama y tienes que soltar las palabrotas", le reclamó el comediante.

Unido a su nube negra

Sobre la mala suerte, José Eduardo y Aislinn en un Live dijeron que todas las casas que ha tenido Eugenio siempre han tenido algún desperfecto.

"Tiene mala suerte. En cada casa que vive, siempre hay problemas: fugas de agua o de gas, el cableado eléctrico vale m***e, se va la luz a cada rato. Siempre hay gente arreglando algo.

"No estamos exagerando, esto es algo súper real y esto era diario, durante 10 años… Se muda a Los Ángeles y es lo mismo. Acabo de ir a su casa y está arreglando el jardín un ch***o de gente", contaron los hermanos.

También tiene mala suerte en la vida diaria, según contó el propio Eugenio durante la entrevista que le acaba de hacerle su hija mayor.

"Mi papá siempre ha tenido una nubecita arriba de su cabeza. Todo lo que le puede salir mal, le sale mal", contó la actriz en este video, y el comediante está de acuerdo: "A cualquier gente que me conozca, le pueden preguntar y les va a decir 'Eugenio es el hombre con la peor suerte del mundo'".

"Cada vez que hacíamos algo, mi papá decía: 'No lo hagan porque va a pasar algo… y pasaba'", recuerda Aislinn.

Publicidad

No quería ser papá

La confesión de confesiones. Desde niño, Eugenio Derbez tenía un trauma y pensaba que lo peor que le podría suceder era ser papá; por lo tanto, siempre estuvo decidido a no tener hijos. Y de pronto, cuando era novio de Gabriela Michel, se enteró de que su peor pesadilla se iba a hacer realidad.

"Sí, fue un shock, debo confesarte. Yo tenía muchos sueños que alcanzar, muchas metas que lograr y la paternidad no estaba mucho en mis planes. Cuando recibo la noticia, la primera reacción que tuve fue de, ¡se acabó mi vida! Mi primera impresión fue, adiós a mi carrera, no voy a poder lograr mis sueños, ya me voy a tener que poner a trabajar, ya no voy a poder seguir estudiando.

"Para mí fue muy fuerte, fue un shock de negación. Luego te conocí, llegaste a mi vida finalmente, yo en la negación total, debo de confesarte. En cuanto llegaste, todo cambió", afirma el comediante, no sin antes aceptar que llegó a pedir en varias ocasiones a Gabriela que no tuviera al bebé.

Es enemigo del alcohol

Si hay algo que Eugenio Derbez detesta es el alcohol y por lo tanto, siempre aborreció la idea de que sus hijos se hicieran aficionados a las bebidas embriagantes. Por eso, se encargó personalmente de lavar el cerebro de Aislinn y Vadhir para que no les gustaran los drinks… y lo logró.

"Me acuerdo que yo, primero muerta antes de tomar una gota de alcohol porque me olía como sabueso y mis amigas así de: '¿Por qué está despierto tu papá, por qué nos está oliendo?'. Las abrazaba a todas para ver si venían borrachas y nos empezaba a dar una plática de, 'yo nunca he tomado.

"'Creo que es muy sano que aprendan a divertirse sin alcohol'. Mi papá nos terminó lavando la cabeza de que el alcohol no era bueno, al grado de que Vadhir y yo como sabrás, terminamos sin tomar alcohol", revela Aislinn.

Publicidad

Apoya el bullying entre hermanos

Gracias a que cuando sus hijos mayores eran niños, fomentaba que se molestaran entre ellos fue que surgieron varias anécdotas que después se convirtieron en escenas de la sitcom La familia P. Luche.

"Nos fuimos a estos lugares que nos llevaba mi papá tipo La Marquesa. Vadhir necesitaba ir al baño. Pero antes de ayudarlo dijo mi papá: 'Agarren la cámara y cuando el niño esté… le toman foto'".

Vadhir se dio cuenta y se puso llorar, y aunque Eugenio regañó a Aslinn y José Eduardo por haberle tomado foto en esa situación tan comprometedora, cuando Vadhir se volteó, el comediante les enseñó un pulgar en señal de aprobación.

Pensaba que la felicidad radicaba en el dinero

El propio Eugenio Derbez acaba de descubrir hace poco que siempre vivió equivocado y que lo más valioso que tiene en la vida no es la fama ni el dinero que ha hecho, sino el tiempo para disfrutar las cosas más sencillas de la vida.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de mayo (da click en la imagen)

"Una vez iba en una camioneta de Televisa, iba caracterizado para lo que iba a hacer con una tristeza tan profunda porque no tenía vida, no podía comer, no podía vivir, no podía ver a mi familia; no podía hacer nada, era esclavo de mi trabajo.

"Me acuerdo que íbamos pasando por la Alameda Central en la Ciudad de México y de repente veo a un papá con su hijo sentado en una banca dándole de comer a las palomas y me dieron ganas de llorar porque dije: 'Esa es la vida que yo quiero. Quiero poder tener el tiempo para sentarme con uno de mis hijos para poder dar de comer y vivir la vida y gozarla'", cometa Eugenio.

Pero al final, acepta que, "ahí me di cuenta cómo nos desbalanceamos por lograr nuestros sueños. Ahorita entiendo que si tuviera únicamente el dinero para poder comer y comprarme un cafecito por las tardes, de verdad con eso tengo. Hoy me doy cuenta que lo más valioso en mi vida no es el dinero; es el tiempo. Y estoy escribiendo una película de eso".

Publicidad