Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El reto que Lety Calderón y su hijo Luciano están dispuestos a superar

La actriz dice que su primogénito no ha aprendido por que se distrae fácilmente
viernes 08 mayo 2020
leticia-calderon-luciano.jpg
Luciano Collado con su mamá, Leticia Calderón.

Uno de los retos más importantes que enfrentan las mamás es preparar a sus hijos para que se conviertan en individuos autosuficientes, y eso puede incluir que sepan manejar un coche.

Publicidad

Teniendo eso en mente, Leticia Calderón tomó una decisión: Luciano, su hijo mayor, debe aprender a manejar. De hecho, ya le ha dado algunas clases y, aunque hasta el momento el resultado no ha sido el esperado porque su hijo se distrae con facilidad, ella seguirá intentando.

“La primera vez que le di el coche le dije: ‘Ponte tu cinturón’ y de repente le digo: ‘Frena, frena, frenaaa’. Y claro, no sabía dónde estaba el freno y entonces poco a poco lo pongo [a practicar].

“Él dijo: ‘Mamá, yo no nací para manejar’, pero sí lo quiero intentar y si no es coche, será moto, será bicicleta”, comentó el actriz al programa Ventaneando.

Ver esta publicación en Instagram

Mi Lu

Una publicación compartida de Lety Calderon (@letycalderon79) el

Durante esta entrevista Lety reconoció que a Luciano le cuesta trabajo andar en bicicleta, pero que aún así, no pierde la esperanza de que algún día su hijo domine esta habilidad.

Publicidad

“De hecho, la bicicleta le cuesta mucho trabajo y estoy tratando de conseguir un triciclo para adultos porque él no sabe mantener el equilibrio; para él la bicicleta es un artefacto demasiado delgado, donde pierde el equilibrio muy fácil. Pero sí quiero que él sepa trasladarse. Si no es en un vehículo, en el metro o en el camión”.

Ver esta publicación en Instagram

2 parte

Una publicación compartida de Lety Calderon (@letycalderon79) el

Si Leticia Calderón no ha perdido la esperanza de que su hijo pueda conducir un coche algún día a pesar de que nació con Síndrome de Down es porque hay personas con esa condición que saben manejar y lo hacen a la perfección.

“Lo he intentado. Lo que pasa es que los muchachos con Síndrome de Down son muy distraídos, entonces si yo le hablo a Luciano, él voltea a verme, le digo: ‘No me voltees a ver’ y me voltea a ver.

“La razón por la que hay muy poca gente (con esta condición que sabe manejar) es la paciencia. Yo digo que sí pueden”. finalizó.

Publicidad
Publicidad