La decadencia de estilo de Carla Bruni

Bastó media década para que la ex primera dama de Francia conquistara el mundo de la moda, sin embargo sus atuendos fueron motivo de críticas, las cuales la llevaron a cambiar drásticamente.
 Bastó media década para que la ex primera dama de Francia conquistara el mundo de la moda, sin embargo sus atuendos fueron motivo de críticas, las cuales la llevaron a cambiar drásticamente.  (Foto: AP)
No importaba el evento al que fuera invitada, Bruni siempre lucía impecable. Sin embargo, ayer lució quedó el rastro de una amante de la moda.
 No importaba el evento al que fuera invitada, Bruni siempre lucía impecable. Sin embargo, ayer lució quedó el rastro de una amante de la moda.  (Foto: AP)

Durante cinco años Carla Bruni nos sorprendió con pulidos looks dignos de una `Premiere Dame´ con todo el `know how´de una ex modelo. Con un estilo correcto que en ocasiones eludió al de Jackie O´, Bruni vistió en una constante vestidos de líneas puras y coordinados de falda y saco en tonos sobrios, de acuerdo al protocolo político.

Visitas por todo el mundo durante el mandato de su esposo, lograron que Bruni no fuera una primera dama más, la italiana se convirtió un icono de estilo a nivel mundial y la consentida de varios diseñadores; su nombre era sinónimo de allure y elegancia.

Cuando visitó el País en 2009 con el ahora ex presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, la ex modelo portó atuendos que dejaron a cientos con la boca abierta. Pues tropicalizó su estilo, usando algo similar a lo que Margarita Zavala, primera dama de México, quien suele portar: zapatos de piso y conjuntos sastre.

La también cantante, de 44 años, siempre enfatizó su silueta a manera discreta destacando sus facciones con el pelo suelto al hombro y un maquillaje muy natural, conformado por tonos duraznos. Entre sus firmas favoritas estuvieron Roland Mouret, Yves Saint Laurent, John Galliano y Christian Dior.


Antes. Así lucía la ex primera dama de Francia.
 Antes. Así lucía la ex primera dama de Francia.  (Foto: AP)

Para no resaltar la baja estatura de su esposo apostó por utilizar flats y tacones tipo `kitten´, en su mayoría de de la casa francesa Dior.

Tanto glamour, firmas y derroche de dinero, hicieron un efecto que ni la misma Carla Bruni esperaba, la crítica y repudio del pueblo francés hacia ella.

Por ello, en enero de este año, la primera dama decidió cambiar su look elegante por algo más sencillo. Esto propuesto por los consejeros del que aún era presidente del país galo, Sarkozy.

Atrás quedaron los vestidos de reconocidos creativos, zapatos codiciados y looks dignos de una modelo. Ahora la también compositora utilizaba blusas de cuello de tortuga, pantalones casuales y chaquetas con cortes simples. La intención era clara, dejar de aparentar que el matrimonio vivía con lujos, y decirle al pueblo que estaban preocupados por la situación económica del país. Así viajó por todo Francia, sin más pose de modelo o de lujos. Sencilla, accesible y amable.

La historia la conocemos, ni eso logró que Nicolás Sarkozy ganara las elecciones.

Hoy en su última aparición oficial desconcertó a sus seguidores cuando lució en el Palacio de Elysee durante el juramento del nuevo presidente de Francia, François Hollande, muy desalineada con un traje sastre gris con motivos a rayas que le quedaba grande a juego con un bolso marrón que no ofreció ningún equilibrio visual.

Un gran desacierto no haber encontrado algo que le favoreciera a meses a de dar a luz a Giulia Sarkozy y en una de sus apariciones públicas con más impacto en la escena internacional.

Haz click aquí para ver el lookbook de Carla Bruni

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Alejandro González Iñárritu recibe un adelantado y sorpresivo Oscar
No te pierdas
×