Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El coronavirus cobra la vida del dramaturgo Terence McNally

Murió de complicaciones por el coronavirus uno de los dramaturgos que cambió las narrativas de la industria del entretenimiento con personajes ignorados por el teatro convencional.
martes 24 marzo 2020
Premiere Of Saint Of 9/11 At The 5th Annual TFF
Murió de complicaciones por el coronavirus uno de los dramaturgos que cambió las narrativas de la industria del entretenimiento al presentar personajes que la mayoría de los teatros convencionales ignoraban.

El COVID-19 cobró la vida de una leyenda del teatro norteamericano. El dramaturgo Terence McNally falleció a la edad de 81 años este martes víctima de complicaciones de salud asociadas a esta enfermedad detonada por el coronavirus.

Terrence McNally, ganó fama por sus textos para teatro, varios de ellos se han convertido en clásicos contemporáneos como los musicales El beso de la mujer araña y Ragtime, así como de algunas obras de cámara como Master Class y Love! Valour! Compassion!

Publicidad

En su trayectoria cosechó diversos premios entre ellos cuatro Tonys y un Emmy. McNally fue un dramaturgo abiertamente homosexual, en sus obras abordó temas como la homofobia y el SIDA. Dichos tópicos lo convirtieron en un referente para la comunidad gay y un pionero en la visibilización en la industria del entretenimiento. Llevo a los escenarios de broadway personajes que anteriormente habían sido silenciados y obviados presentando nuevas narrativas.

Cerca de 40 obras de teatro, más 10 musicales conforman el grueso de su obra. Su salto a la fama ocurrió en el cine con la adaptación en Hollywood de Frankie y Johnny protagonizada por Michelle Pfeiffer y Al Pacino bajo la dirección de Garry Marshall.

Publicidad

Su publicista emitió un comunicado a la agencia AFP done detalló que el escritor era un sobreviviente al cáncer de pulmón, una enfermedad que lo aquejaba desde la década de los 90 y que desató en él una enfermedad crónica asociada a estos órganos. Falleció mientras se encontraba hospitalizado en un hospital de Florida.

McNally es una de las primeras celebridades en sucumbir ante la pandemia del nuevo coronavirus, que ha matado al menos a 18.259 personas en el mundo, según el más reciente conteo publicado por la agencia AFP. Su muerte ocurre horas después de que el saxofonista camerunés Manu Dibango, una leyenda del jazz africano, muriera luego de sufrir de COVID-19.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad