Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Muere Enriqueta Basilio, primera mujer en encender el pebetero olímpico

La exatleta mexicana se convirtió en un símbolo del olimpismo mundial, durante los juegos de México 68; falleció a los 71 años, por neumonía.
sábado 26 octubre 2019
Enriqueta Basilio
Queta, nacida en Mexicali, Baja California, conquistó no sólo su sueño, sino el de millones de mujeres.

El olimpismo mundial está luto, Enriqueta Basilio, quien fuera la primera mujer en encender el pebetero que inauguró los Juegos Olímpicos de México en 1968, murió a los 71 años, a causa de neumonía. La confirmación de su deceso la hizo el Comité Olímpico Mexicano (COM). En 2018, la exatleta fue reconocida en el listado #Quién50 .

Basilio llevó la antorcha con la llama olímpica por el Estadio Universitario, el 12 de octubre de 1968; el honor se le concedió por su exitoso desarrollo en el atletismo, era para entonces campeona nacional en carrera con vallas de 80 metros, por lo que llegó a ser considerada como la mejor atleta femenina de su época.

Publicidad
La Familia Olímpica mexicana lamenta el deceso de nuestra querida Enriqueta Basilio, emblema del olimpismo mundial, al ser la primera mujer en prender un pebetero olímpico en los Juegos Olímpicos México 68. Nuestra solidaridad a sus hijos, familiares y amigos en este difícil momento. QEPD
Enriqueta Basilio
Fue la primera mujer en encender el pebetero olímpico, en el Estadio Universitario.

Al sentido mensaje del COM se sumaron también el de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte: "La CONADE lamenta profundamente el sensible fallecimiento de Enriqueta Basilio, primera mujer en encender un pebetero olímpico, en los Juegos de México 68. Mujer excepcional. El deporte mexicano está de luto".

La Universidad Nacional Autónoma de México también expresó sus condolencias: "La UNAM lamenta el fallecimiento de Queta Basilio, una mujer que marcó historia en los Juegos Olímpicos al ser la primera en prender el pebetero en 1968. 'No sólo prendí el fuego olímpico, encendí el corazón de las mujeres'".

Publicidad

En un video difundido por el Comité Olímpico Mexicano, Queta recordó aquel momento, en 1968, cuando encendió la llama del espíritu deportivo mundial a las 12:50 horas, a pesar de la tragedia que enfrentaban México y las familias de sus estudiantes, muertos en Tlatelolco: "Fue un momento difícil para mí, (pensé): 'Si no agarro aire o pierdo la concentración... no subo'".

En un texto publicado hace casi un año por Quién, el 29 de octubre de 2018, se hizo eco a los logros de Basilio: "Hace 50 años parecía impensable que una mujer fuera la encargada de encender el pebetero olímpico, sin embargo, México demostraría que sólo una atleta tenía la fortaleza y velocidad para lograrlo.

Publicidad

"Así fue como Enriqueta Basilio trascendió en la historia mundial. Calificada a los Juegos Olímpicos de México 1968 en las pruebas de 80 metros con vallas y 400 metros planos, Queta, nacida en Mexicali, Baja California, conquistó no sólo su sueño, sino el de millones de mujeres y, desde entonces, su vida ha estado ligada al deporte y a romper barreras", se puede leer.

En vida, Enriqueta, además de su inclusión en #Quién50, también fue objeto en 2018 de un homenaje en el que sus colegas deportistas destacaron sus múltiples logros. Otro de los tributos que se le rindió fue el de recibir la Medalla Olímpica Guatemalteca, que otorga el Comité Olímpico de aquel país, por su "trayectoria como deportista y dirigente".

Fue precisamente Carlos Padilla, presidente del COM, quien dio a conocer en ESPN las causas del fallecimiento de Basilio: "Fueron algunas complicaciones, entró al hospital por una neumonía, los médicos no pudieron hacer más. Fue una mujer que luchó, que fue un ejemplo de tenacidad y trabajo".

Orgullo Nacional: La Diosa Voladora

Enriqueta Basilio Sotelo nació en Mexicali, Baja California, el 15 de julio de 1948, aquejada por una complicación de neumonía falleció hoy, en la Ciudad de México, a los 71 años. Su legado quedará presente por siempre, luego del triunfo, en una era donde la mujer era aún más relegada, 90 escalones significaron pasos más cerca para la emancipación.

Aquel 1968, la vida de Queta cambió para siempre cuando recibió una estafeta del doctor Eduardo Hay, quien le pidió: "Corre y simula que esto es una antorcha"; al hacerlo dejó sorprendidos a todos los presentes y desde entonces la apodaron La Diosa Voladora. Casualmente fue un 15 de julio cuando recibió la noticia de que ella encendería el pebetero, pero fue hasta el "12 de octubre, que nací para el mundo", contó.

Enriqueta Basilio
La imagen de la atleta subiendo los 90 escalones rumbo al pebetero, será recordada siempre.

México, como siempre anhelante por cambiar la percepción del mundo por nuestro país, la eligió para el más alto honor olímpico e hizo historia. De aquel día recordó: "Mis padres estaban en la entrada, mi mamá muy nerviosa, yo creo que no me vio porque estaba rezando el rosario, mi hermana tomando fotos".

Basilio estuvo relacionada siempre con el deporte nacional, fue Miembro Permanente del COM, además fue distinguida con portar la Antorcha Olímpica en el relevo de Atenas 2004, en la Ciudad de México. También organizó el Recorrido del Fuego Simbólico por la Paz y el Deporte, que conmemora al México 68 y, en la política, fue diputada plurinominal por el PRI, del 2000 al 2003.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad