Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

CASO-nxivm-1500x250.jpg
Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

Las mexicanas clave en juicio de Raniere

Marianna, Daniela y Camila son tres hermanas que experimentaron el lado más oscuro de NXIVM, al ser esclavas sexuales de Keith Raniere.
Daniela Fernández
Daniela hizo fuertes revelaciones durante el juicio en contra de Keith Raniere.

En sus años de preparatoria Daniela era una estudiante exitosa en una pequeña ciudad del centro del país , incluso consiguió una beca para irse a Suiza, que rechazó cuando su familia conoció y se “enamoró” de la filosofía que predicaba Keith Raniere . Sus padres y tres hermanos se trasladaron entonces a una localidad cerca de Albany, Nueva York.

De acuerdo con el testimonio de Daniela en la corte de Brooklyn, su familia se unió a NXIVM y desde ese momento, a sus 16 años, descubrió que ‘Vanguardia’ —como llamaban a Keith— se sentía atraído sexualmente por ella, aunque esperó hasta que cumplió 18 para llevarla a una oficina abandonada para tener su primer encuentro en un colchón sucio y viejo.

Publicidad

A partir de entonces podía ser llamada por Raniere para tener sexo oral varias veces al día, hasta que subió de peso y se interesó románticamente por otro hombre, lo que le valió el castigo de dos años de encierro acompañada de su mamá, quien permitió también el abuso de sus otras dos hijas y que su hijo, Adrián ‘Fluffy’, fuera reclutado también.

La mujer de 33 años reveló que Keith criticaba siempre su peso y sus hábitos alimenticios, pero a pesar de todo ese maltrato llegó a sentir celos porque ‘Vanguardia’ estuviera con otras mujeres, incluidas sus hermanas; a esos arranques, compartió Daniela, el líder de la secta los llamaba “berrinches de orgullo” y “explosiones”.

El primer acercamiento de Daniela, Marianna y Camila con NXIVM fue a través de una clase grupal denominada La Misión, en Monterrey, Nuevo León , en donde se convencieron que Raniere tenía una fórmula matemática que predijo que el mundo se terminaría en 15 años, por lo que se mudó a EU para ayudarlo a acabar con el hambre y mejorar a la humanidad.

Daniela aceptó que a Keith se le veneraba como una especie de santo y por ello lo auxilió en tareas como recopilar resúmenes de textos densos y viajar entre México y Estados Unidos para cumplir con los requerimientos de su visado. Tanto ella como sus hermanas fueron víctimas y testigos de insinuaciones sexuales y comentarios soeces acerca de sus cuerpos, que acompañaba con el sonido del gruñido de un cerdo.

En tanto, Marianna también tenía una relación de índole sexual con Raniere y llegaron a tal extremo que una vez, a punto de realizar un trío, las dos hermanas comenzaron a llorar y él desistió de la idea, aunque se llevó a la primera. Otra de los códigos secretos que aprendieron las hermanas fue que cuando Keith mencionaba que estaba “trabajando” con alguna mujer significaba que estaban teniendo sexo.

Todo siempre estuvo envuelto en la promesa de que así lograrían un crecimiento personal. Lo mismo ocurrió en 2006, cuando se descubrió que Raniere también sedujo y mantuvo una relación sexual con la menor de las hermanas, Camila, a quien apodaba ‘Virgen Camila’. Testigos afirman que la más joven de la familia tenía un crush con Keith e intentaba estar con él.

De acuerdo con Frank Report, la más chica de las hermanas fue admitida en el harem sólo después de que otras mujeres lograron controlar los celos que Marianna sentía por ella. Camila también estaba encargada de enseñar a los niños en el sistema escolar Rainbow Cultural Gardens, en la sala de la misma casa en la que su hermana Daniela estuvo encerrada.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad