Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

La resiliencia de Sergio: un año después del sismo

Un fotógrafo que sufrió pérdidas irreparables, pero que ganó la más preciada voluntad y un tesón inagotable que ya no le permite frenar su transformación. Esta es la historia de Sergio Ruiz.
Sergio Ruíz Quién principal
Sergio Ruiz, una emotiva historia de tragedia y superación.

“Si bien no doy gracias de que me haya pasado, sí agradezco por las cosas de las que me doy cuenta ahora”, comenta Sergio Ruiz, fotógrafo mexicano de 31 años, después de detallar cómo resistió a un día bajo los escombros de seis pisos, luego de que el edificio en el que residía colapsara el 19 de septiembre del 2017 . Entre los vecinos y sus familiares que ahí vivían, él es el único que puede contar esta experiencia.

La historia de Sergio inspira. Él reconoce el valor de “volver a nacer” y, lo más complicado, recuerda lo pesimista que era antes del suceso, la mediocridad en la que solía transitar, para valorizar aún más quien es ahora. Aquel terremoto lo dejó sin casa, sin equipo de trabajo. Se llevó a personas con las que convivía día con día, cambió para siempre su vida, “pero no me dejo caer”, repitió convencido.

Publicidad

“Nunca vencemos a nuestros demonios, sólo aprendemos a dominarlos. Y ahora tengo la fuerza suficiente para dominar lo que me dominaba”, relató entre risas y esbozos de llanto, pero siempre con la seriedad de quien sabe que las cosas ya no cambiarán, por lo que lo único que hay que mirar, es el frente: Sergio busca ser el embajador de Ottobock (empresa dedicada a la fabricación de prótesis de última generación) y además se entrena para ser un atleta paralímpico. Todos los días, en el Centro Paralímpico Mexicano , se puede observar a este sobreviviente al borde del vómito por el esfuerzo. Una historia de superación y capacidad mental.

Sergio Ruiz 19 de Septiembre
Sergio Ruiz, un resiliente mexicano.

Fortaleza, nueva amiga

Él mismo acepta que, antes del 19 de septiembre, la fortaleza no formaba parte de su día a día. La mediocridad imperaba en su actuar: “el Sergio pre 19, era un Sergio derrotista. No me permitía a mi mismo salir de donde estaba, el miedo no me dejaba mejorar, salir de esa mediocridad. Porque los conocimientos los tenía, pero le creía a todas las personas que me decían que no era capaz, a pesar de que me demostraba lo contrario. Así perdí muchos años de mi vida, así perdí todo mi material por no querer publicarlo". Entre recuerdos de lo que era su vida antes, el fotógrafo se alegra de ya no ser esa persona y enfatiza lo duros que son sus entrenamientos. Si bien antes hacía deporte, jamás a esos niveles.

“Antes era un mero hobbie. De vez en cuando, si tenía el tiempo, adquiría lugares en carreras de 10 y 5 km, esas me llenaban. También practicaba el ciclismo, en Chapultepec. Pero ahora sí llevo el ritmo de un atleta, desde la alimentación hasta los entrenamientos... En el INR (Instituto Nacional de Rehabilitación), me vieron en un estado anímico muy bajo y me hicieron una invitación para escuchar una plática deportiva, así comenzó esta nueva etapa. Estoy muy agradecido con todas las personas que conocí ahí, por su trato y lo mucho que me inspiraron”, detalló Sergio Ruiz .

Las prioridades de Sergio son claras, pero complicadas. Encontrar trabajo todavía es un tema pendiente y el tiempo se vuelve más pesado: “Quiero aprovechar la oportunidad deportiva que se me presentó. Si se puede convertirme en embajador de Ottobock en México. Seguir trabajando en conjunto con Canon , que me ha apoyado muchísimo para completar los trabajos que me han surgido en estos meses… Esa es mi prioridad, aprovechar el aquí y ahora. Porque todo lo demás vendrá después, quiero exprimir al máximo mi tiempo, porque si no entonces sí voy a perder mi vida”.

Sergio Ruiz 2018.jpg
Sergio Ruiz, el fotógrafo resilente.

Los procesos resilentes suelen concluir con una meta, un suceso concreto que restaura la estabilidad y bienestar de quien lo experimenta. Para Sergio, uno de los peldaños más elevados sería calificar a los Juegos Parapanamericanos, y después Paralímpicos (en los 100 metros planos). Así como conseguir un trabajo estable que le abra la oportunidad de tener una nueva casa propia, una nueva oportunidad de superarse. La resiliencia de Sergio está en proceso y, cuando culmine, seguramente escucharemos mucho más de él.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad