5 tragedias protagonizadas por personajes de la sociedad mexicana

A 10 años del asesinato cometido por Santoy, recordamos otros tristes acontecimientos que en su momento acapararon los medios de comunicación por lo mediático de sus protagonistas.
A 10 años del asesinato cometido por Santoy, recordamos otros tristes acontecimientos que en su momento acapararon los medios de comunicación por lo mediático de sus protagonistas.
 A 10 años del asesinato cometido por Santoy, recordamos otros tristes acontecimientos que en su momento acapararon los medios de comunicación por lo mediático de sus protagonistas.

Sofía Bassi

El 13 de julio de 1913 nació en Ciudad Mendoza, Veracruz, Sofía Celorio Mendoza, mejor conocida como Sofía Bassi, quien se vio inmersa en un caso lleno de misterio y crimen al ser acusada de asesinar a su yerno.

Después de casarse con el doctor Jean Franco Bassi -con quien se fue a vivir a Acapulco-, Sofía se inició en el mundo de la pintura, logrando reconocimiento por su obra hasta cuando ya era una mujer madura.

La fama le duró unos años, pues posteriormente estuvo en la cárcel debido a un crimen que cometió, supuestamente, contra el conde italiano Cesare D’Acquarone, esposo de su hija Claire Diericx.


A partir de esta historia llena de polémica, surgió el documental Acapulco 68.
 A partir de esta historia llena de polémica, surgió el documental Acapulco 68.  (Foto: Especial)

El cadáver de Cesare amaneció flotando el 2 de enero de 1966 en la alberca de la residencia Bassi. Sofía fue quien informó a la policía sobre la tragedia bajo la explicación de que disparó accidentalmente contra el conde después de que le pidió llevarle el arma para enseñarle algunas técnicas de caza.

Sin embargo, las pruebas decían algo distinto, ya que encontraron cinco disparos en el cuerpo de D’Acquarone, por lo que se concluyó que había sido un asesinato al parecer cometido por Claire, quien arremetió en contra de su esposo luego de enterarse que abusaba sexualmente de su hermano menor, Franco.

Ante esta situación, cuando Sofía descubrió el crimen de su hija, decidió inculparse, recibiendo una condena de 11 años. Sin embargo, la pintora solamente cumplió cinco años debido a la presión ejercida de otros artistas y amigos -entre ellos José Luis Cuevas, Alberto Gironella, Rafael Coronel, Francisco Corzas- y medios de comunicación.

Durante el tiempo en el que su madre estuvo en la cárcel, Claire intentó suicidarse tomando una gran cantidad de somníferos. Se dice que dejó una nota en la que confesaba su crimen, pero la carta desapareció misteriosamente. Nadie pudo comprobar su existencia. Como consecuencia de lo sucedido, Claire quedó ciega de por vida.

Tras salir de la cárcel, la vida de Bassi fue muy discreta. El 11 de septiembre de 1998 murió de un paro cardiaco debido a una enfermedad que padecía.

Sobre lo sucedido, Sofía escribió un libro titulado “Bassi… prohibido pronunciar su nombre”, que después se adaptó a una versión televisiva y también se creó un documental llamado “Acapulco 68”.

Diego Santoy


Diego y Erika eran novios, sin embargo, días después de que ella terminara con él, él mató a sus dos hermanitos.
 Diego y Erika eran novios, sin embargo, días después de que ella terminara con él, él mató a sus dos hermanitos.  (Foto: Foto tomada de Posta.com.mx)

Todo sucedió la mañana del 2 de marzo de 2006. Según cuenta la historia, Diego Santoy Riveroll entró a la casa de Erika Peña Coss, en la colonia Cumbres de Monterrey, con quien había tenido una relación sentimental que ella decidió terminar días antes de la tragedia, la cual consistió en el asesinato de los hermanos de Erika: Erik Azur, de siete años, y María Fernanda, de tres. El plan original era solo robar algunas pertenencias de la familia, sin embargo, las cosas terminaron con el niño recibiendo puñaladas en la espalda con un cuchillo de cocina y la niña estrangulada con la cinta de unos zapatos. Pero los hermanitos de Erika no serían las únicas víctimas en la historia, pues Diego también tenía pensado matar a su ex, quien sobrevivió a pesar de las puñaladas y los intentos de Diego por degollarla.

Días después de lo ocurrido, Diego fue encontrado junto a su hermano en Oaxaca, con quien planeaba escapar a Guatemala, y fue devuelto a Monterrey. Allí fue donde la historia cambió drásticamente.


Diego y Erika se enfrentaron cara a cara durante el caso.
 Diego y Erika se enfrentaron cara a cara durante el caso.  (Foto: Foto tomada de Posta.com.mx)

En sus primeras declaraciones, Santoy asumía completamente la culpa. Posteriormente involucró a Erika Peña asegurando que ella había matado con sus propias manos a sus hermanos. Asimismo afirmó haber tenido relaciones con la mamá de Erika, la astróloga Tere Coss, cuestión que hizo que Erika sintiera celos y se vengara de su madre con la muerte de sus hermanos.

Fuera de los careos e información que revelaban los noticiarios, las leyendas urbanas comenzaron a circular entre la gente de Monterrey. Unos argumentaron que los niños en realidad no estaban muertos y todo había sido un plan orquestado por Tere para cobrar un seguro millonario. Otros aseguraron que la familia se encontraba en un culto satánico.


Tere Coss con sus hijos Erik y María Fernanda.
 Tere Coss con sus hijos Erik y María Fernanda.  (Foto: Foto tomada de Regiando.com)

Sea como fuere, “El asesino de Cumbres”, como lo llamó la prensa, fue condenado a 138 años dentro del Penal de Cadereyta.

Diez años más tarde, Diego Santoy se encuentra todavía en la cárcel cumpliendo su condena. Tiene 31 años y hace poco se casó y tuvo un hijo con una mujer de quien no se sabe su identidad. Por su parte Erika también se casó hace dos años con un hombre llamado Mike Otto, mientras que su madre, Tere, también se casó con un hombre llamado Juan Carlos Severino Perales.

Paulette Gebara Farah


Paulette fue reportada como desaparecida, y posteriormente fue encontrada muerta en su cama.
 Paulette fue reportada como desaparecida, y posteriormente fue encontrada muerta en su cama.  (Foto: Notimex)

Diez días pasaron desde que la pequeña niña desapareció en su departamento en Interlomas, donde fue encontrada 5 días después.

En la mañana del lunes 22 de marzo de 2010, los papás de Paulette se disponían a llevarla a la escuela y se dieron cuenta de que no estaba en su cama.

Mauricio Antonio Gebara y Lizette Farah la buscaron por toda la casa y el edificio pero no encontraron rastros de ella. No se forzaron chapas, ventanas o se encontraron huellas ajenas a las de la familia. Nadie vio salir ni entrar a nadie.

Posteriormente se pensó en un secuestro. Sin embargo, durante la investigación fueron saliendo algunas contradicciones sobre la desaparición.


Lizette ofreció varias entrevistas en la recámara donde Paulette fue encontrada muerta hasta la quinta visita de las autoridades.
 Lizette ofreció varias entrevistas en la recámara donde Paulette fue encontrada muerta hasta la quinta visita de las autoridades.  (Foto: Especial)

Entre el 22 y el 30 de marzo, por la recámara de Paulette pasaron empleados, parientes, amigos de sus padres, expertos, perros entrenados en buscar personas perdidas, e incluso Lizette dejó entrar a reporteros a su departamento y al cuarto de la pequeña. Allí se reconstruyó varias veces la desaparición de la niña de cuatro años.Allí Lizette Farah habló de la desaparición de su hija sentada en la cama donde, días más tarde, las autoridades de justicia que investigaban el caso se percataron que entre el colchón y una estructura de madera, al pie de la cama, estaba atorado el cadáver de la menor, cuya muerte -según revelaron las autoridades- fue por asfixia mecánica por obstrucción de fosas nasales y compresión toracicoabdominal. Esto durante su quinta visita al departamento.

El 29 de marzo, la PGJEM solicitó arraigar a los padres y a las dos nanas con el argumento de que existían inconsistencias y contradicciones en sus declaraciones. Al día siguiente, los cuatro ingresaron al centro de arraigo de la PJGEM en Toluca.

El 4 de abril, todos abandonaron el arraigo y el procurador de justicia declaró que no existían elementos para determinar que se trataba de un homicidio.


El funeral se organizó a modo que ni Mauricio ni Lizette se encontraran.
 El funeral se organizó a modo que ni Mauricio ni Lizette se encontraran.  (Foto: Luis Ortiz/César Toledo)

Dos días más tarde, cuando ya había pasado el velorio y entierro de Paulette, sobrevino una avalancha de especulaciones y desinformación. Por un lado la procuraduría filtraba avances de la investigación, y por el otro, Mauricio y Lizette enrarecían todavía más el caso al incriminarse el uno al otro en entrevistas concedidas a la radio y televisión.

El caso se cerró el 21 de mayo -dos meses después de la desaparición de Paulette- bajo la explicación de que se trató de una muerte accidental.

Manuel Seade


A plena luz del día, a las afueras de Antara y con personas alrededor, José disparó la pistola de su papá.
 A plena luz del día, a las afueras de Antara y con personas alrededor, José disparó la pistola de su papá.  (Foto: César Moreno)

El 10 de enero de 2010, Manuel Seade murió a sus 31 años de forma sorpresiva a manos de su propio hermano, José Francisco Seade.

En un reportaje publicado en el No. 78 del año 7 por la revista Chilango, se detalla lo sucedido en el caso.

José convocó a una reunión familiar para ver un juego de futbol americano, una vez terminado, Manuel dijo a su familia que tenía que reunirse con unos amigos en Polanco. José le pidió “un aventón”. Una vez que llegaron frente a Antara -donde Manuel se iba a ver con sus amigos-, José espero a que el auto se detuviera y le disparó a su hermano dos veces con una pistola .9 milímetros. Después bajó del auto, y luego de correr cuatro cuadras, fue interceptado por dos policías.

Según las investigaciones de Chilango, José llevaba al menos cuatro meses planeando el asesinato. Él tenía muy poco en común con Manuel. Y en su declaración ante el Ministerio Público declaró que había asesinado a su hermano porque había violado a dos ex novias y una menor de edad, por lo que decidió “tomar justicia en sus manos”. Asimismo argumentó que su padre, Sergio Seade, lo había golpeado varias veces, que tuvo que aprender artes marciales para defenderse de él y que además vivía a la sombra de Manuel, su hermano el exitoso, el carismático.


José aceptó desde el primer momento haber cometido el asesinato. Hoy está confinado en el Reclusorio Oriente.
 José aceptó desde el primer momento haber cometido el asesinato. Hoy está confinado en el Reclusorio Oriente.  (Foto: César Moreno)

En el caso hubo una póliza de seguro de vida por $3,750,000 pesos involucrada. En ésta Manuel Seade aparece como propietario y José Francisco sede como beneficiario.

El Ministerio Público acreditó plenamente la probable responsabilidad de José Francisco Seade Gutiérrez en el delito de homicidio calificado, con agravantes de alevosía, ventaja, traición y estado de alteración voluntaria. Tras este veredicto, José fue consignado al Reclusorio Oriente por la Procuraduría de Justicia capitalina.

Quetzalcóatl Rangel


Quetzal murió a sus 23 años como uno de los jóvenes diseñadores mexicanos más talentosos. Tenía problemas con el alcohol, y hasta la fecha su muerte sigue siendo un misterio.
 Quetzal murió a sus 23 años como uno de los jóvenes diseñadores mexicanos más talentosos. Tenía problemas con el alcohol, y hasta la fecha su muerte sigue siendo un misterio.  (Foto: Israel Hernández)

El genio de la moda mexicana murió a sus 23 años después de que de cayera de una altura superior a los 10 metros.

En el 2003, Quetzal -como mejor se le conocía- conoció a quien fuera su gran amor, Marvin Duran, con quien fundó la marca “Marvin y Quetzal”. El éxito ante sus diseños irreverentes, reveladores y creativos, los hizo que rápidamente se hicieran famosos. Y aunque para 2008 Marvin rompiera con Quetzal, continuaron generando más y más diseños exitosos.

Ante la ruptura con Marvin, Quetzal sucumbió en un mundo de fama y alcohol, siendo Arturo Mizrahi quien se convirtiera en el punto medio entre estos dos antiguos amantes y su mente creativa, la azotea del “Elaboratorio”, su galería.

Para el 12 de septiembre de 2008, después de una pelea con Marvin -la última- durante la presentación de la revista de moda 192, y una reunión entre amigos en su departamento, Quetzal estaba tendido en el patio de la portera.

Él fue el único que se había quedado en el departamento. Sin embargo, dos de los peritos dijeron dos teorías: o se cayó del techo del edificio de manera accidental o voluntariamente; o se tiró desde su balcón en el cuarto piso.

Su muerte resultó ser todo un misterio sin resolver e incluso hubo varias conjeturas, entre ellas que “se mató en su departamento de la Narvarte” o que “subió a la azotea y se cayó”.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas