Bárbara Coppel y Alejandro Hank: the BIG wedding

Dos días después de su boda civil, la pareja se dio el “sí” bajo la bendición de un sacerdote seguida de una gran celebración en la casa de los papás de Bárbara en Los Cabos.
Dos días después de su boda civil, la pareja se dio el “sí” bajo la bendición de un sacerdote seguida de una gran celebración en la casa de los papás de Bárbara en Los Cabos.
 Dos días después de su boda civil, la pareja se dio el “sí” bajo la bendición de un sacerdote seguida de una gran celebración en la casa de los papás de Bárbara en Los Cabos.

Antes del atardecer y sin poder borrar la sonrisa que lleva desde hace varios días, Bárbara aparecía del brazo de su padre Ernesto Coppel, avanzando por un camino que recorría la entrada principal de la casa. Al final la esperaba un altar adornado con orquídeas, una espectacular vista al mar y obvio, el orgulloso novio. Antes habían recorrido el mismo camino la mamá de la novia Letty Coppel, tomada del brazo del papá del novio Jorge Hank Rhon, empresario y político. Las emociones se hicieron aún más presentes durante la ceremonia, oficiada por el Padre Rafael Martínez Gallardo, quien recordó a María Elvia Amaya de Hank, madre del novio, fallecida hace casi cuatro años: "Tendrás que inmortalizar a Bárbara de la misma forma en la que no ha muerto en ti, el recuerdo de tu madre", dijo el sacerdote al novio añadiendo un toque de solemnidad. Luego se dirigió a la novia: "Te estás casando enamorada, Bárbara y eso te tiene que durar toda la vida. Tendrás que ir día con día conquistando el amor de tu esposo".


Frente a la playa, recibieron el sacramento del matrimonio.
 Frente a la playa, recibieron el sacramento del matrimonio.  (Foto: Quién)

Los novios sellaron este momento con un beso ante los aplausos de los invitados, entre quienes se encontraban Soumaya Slim y Fernando Romero; Gaby Vargas y su esposo, así como el príncipe Charles Phiippe d'Orleans y su esposa, quienes viajaron desde Francia. Óscar Madrazo y Enrique Olvera, quien además, estuvo a cargo del menú se sumaron también a la celebración. No hubo un momento en el que Bárbara dejara de sonreír. "Felicidad total", concordó el novio después de la ceremonia. Sin dejar de abrazarse nos presumieron sus looks; ella llevaba un dignísimo Vera Wang, zapatos de Jimmy Choo y accesorios de Harry Winston. Los aretes y el collar fueron el "something blue & something borrowed" de manos de su gran amiga Sonia Falcone.


Bárbara y Alejandro son ahora la familia Hank-Coppel.
 Bárbara y Alejandro son ahora la familia Hank-Coppel.  (Foto: Quién)

"Él viene `emberlutadísimo´ de pies a cabeza", dijo ella del total look Berluti de su ahora esposo quien además nos explicó que ella se cambiaría de zapatos en dos ocasiones más: "para la bailadera, si se cansa", a lo que ella respondió "¡Ya son cuatro meses!", refiriéndose muy feliz a la bebé que esperan el próximo mes de julio y a quien llamarán Amaia, en honor al apellido de la madre de él. Dior, Carolina Herrera, Zac Posen y Elie Saab fueron algunas de las firmas elegidas por las hermanas de los novios para este gran día. Vistiendo un Emilio Pucci que robó miradas, Letty, madre de Bárbara nos compartió: "Yo me siento muy feliz porque finalmente se casó mi última hija, estoy muy emocionada e ilusionada porque voy a ser abuela por décima vez".

Notas relacionadas:

Después de la ceremonia los invitados degustaron de un precoctél en el que la protagonista fue una exclusiva mesa de quesos y vinos que presumía entre otras cosas, pan de dátil con nuez, de calamata y de cerveza acompañados de una variedad de quesos como gouda, ahumado, brie, azul, parmesano relleno y edam.


Así quedó oficial su matrimonio.
 Así quedó oficial su matrimonio.  (Foto: Quién)

La organización del evento, a cargo de Peter de Anda, fue absolutamente espectacular. En total fueron necesarios ocho tráilers y alrededor de 130 personas sin incluir al servicio de banquete para trasladar todo el mobiliario desde las ciudades de Guadalajara y la Ciudad de México. Caída la noche, Bárbara y Alejandro hicieron su entrada a la carpa principal ubicada a la orilla de la playa sobre una superficie de arena que fue previamente planchada para el evento. En medio de un largo camino, los novios se abrieron paso entre fotógrafos y fuegos artificiales que se encendían conforme avanzaban hasta llegar al lugar donde sus más de 500 invitados los esperaban. El menú, a cargo de Enrique Olvera, tenía que estar a la altura. El distinguido chef nos dijo sentirse honrado de que una pareja que ha viajado tanto y probado tantos platillos alrededor del mundo lo eligieran para preparar el menú en un día tan especial. Casi para cerrar la noche, Bárbara y Alejandro nos robaron el aliento con uno de los momentos más románticos: su primer baile como marido y mujer para lo que eligieron la canción "Honestly" del grupo de los 80 Stryper, un tema que Bárbara nos contó, cantaba con sus amigas sin pensar que algún día se casaría con ella. Al terminar les acompañaron la abuela materna del novio María Elvia Araujo de Amaya y el papá de la novia, Ernesto Coppel.


LLegó el momento para la novia de aventar el ramo.
 LLegó el momento para la novia de aventar el ramo.  (Foto: Quién)

La música contagió a los invitados que bajo una lluvia de fuegos artificiales acompañados del tema "A sky full of stars" de Coldplay declararon iniciado el baile que contrario a lo tradicional no se llevó a cabo dentro de la carpa principal sino en una carpa contigua ambientada estilo lounge en la que se encontraba una mesa de dulces firmada por Tutto Dolce.


Los novios cortaron el pastel.
 Los novios cortaron el pastel.  (Foto: Quién)

De esta forma la pareja que comenzó su relación hace siete meses dio inicio a lo que será el resto de sus vidas, claro, no sin antes estar a punto de disfrutar una idílica luna de miel en la que recorrerán Japón, Hong Kong, las Islas Maldivas, Singapur y Tailandia; no queda duda, los Hank-Coppel ya son un estilo de vida.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas